El Concordato debe ser aprobado por las Cortes     
 
 El Alcázar.    27/08/1977.  Página: 4. Páginas: 1. Párrafos: 8. 

EL CONCORDATO DEBE SER APROBADO EN LAS CORTES

La totalidad de los grandes bloques políticos españoles, incluido "UCD", son partidarios de que la

revisión del Concordato entre la Santa Sede y el Estado español, sea objeto de debate y aprobación por

parte de las Cortes, de acuerdo con los datos recogidos por "Cifra" entre los portavoces de los distintos

partidos políticos. La controversia suscitada en torno a la negociación del Concordato parte del telegrama

remitido por el secretario del grupo parlamentario del "PSOE", Gregorio Peces Barba, a tres miembros

del actual Gobierno, anunciando que los socialistas no admitirán que dicho acuerdo se fragüe

prescindiendo de las Cortes. Portavoces de "UCD" manifestaron a "Cifra" que entienden que el Gobierno

no ha pretendido hurtar al conocimiento de las Cortes ninguno de los temas básicos incluidos en el

Concordato. Sin embargo, han puntualizado que cuestión distinta seria la renovación o revisión de

determinados aspectos administrativos y, en ningún caso sustantivos, que precisaran una decisión

inmediata. La actitud del "PSOE" en este tema coincide básicamente con la expresada por el señor Peces

Barba, a raíz del almuerzo registrado días pasados, entre el nuncio de Pablo Sexto en España y los

ministros de Asuntos Exteriores, Justicia y Educación y Ciencia. Manuel Fraga Iribarne, manifestó a este

respecto que "Alianza Popular" era partidaria de un debate general sobre política exterior antes de que se

de ningún paso importante en este terreno. Por lo tanto —reiteró— esto es aplicable al Concordato. Ahora

bien, por el momento el Gobierno sólo está en período de negociaciones y conversaciones. Cuando se dé

algún paso importante sería lógico que se discutiese en el Parlamento. Por su parte, el representante del

"Equipo Demócrata Cristiano", Anton Cañellas, manifestó que "es lógico que el Gobierno mantenga estas

conversaciones directamente con la Santa Sede. Ahora bien, es indudable que cualquier acuerdo, como

sucede en todo tratado internacional, ha de ser debatido, antes, en las Cortes. La opinión del Partido

Comunista de España, facilitada a "Cifra" a través de un portavoz autorizado, es que el tema de la revisión

del Concordato con la Santa Sede, que comporta el de la separación Iglesia-Estado, —objetivo este que es

común a todas las fuerzas políticas representadas hoy en el Parlamento— es de una enorme importancia e

interesa a toda la opinión pública. "Por este motivo —añade el "PCE"— las negociaciones no pueden

llevarse a espaldas del Parlamento. Es de esperar que en el momento en que se normalice el

funcionamiento de las Cortes, sean previamente informadas de cualquier negociación internacional,

especialmente si reviste la importancia de este tratado con el Vaticano".

 

< Volver