Intolerable ataque a la Banca     
 
 El Alcázar.    19/02/1977.  Página: 3. Páginas: 1. Párrafos: 4. 

INTOLERABLE ATAQUE A LA BANCA

La impresionante información, de la que nos hacíamos eco en nuestras páginas hace un par de

días, sobre la vía libre abierta por Suárez a la banca norteamericana para operar en España

merece algunas puntualizaciones. De entrada hay que decir que nuestra idea del orden

económico, y, por supuesto, del social, difiere notablemente del imperante. Puestos a

desarrollar el tipo de Estado que queremos, tendríamos que aludir a todo un cuerpo de

doctrina, que sólo fragmentariamente ha circulado y en el seno de la que, indudablemente,

tenemos una posición sobre el tema bancario; en el que, por otra parte también nuestra postura

es conocida e irrenunciable. Sin embargo, no se trata hoy de abordar el tema de la

organización bancaría, sino de reflexionar sobre la licitud de ofrecer a la banca del país tipo del

capitalismo la entrada en competencia libre con el mismo sector español. Y creemos

sinceramente que la decisión, tomada por Suárez en sentido positivo, vulnera la independencia

económica española y afrenta a unas empresas de servicios cuya ejecutoria ofrece un balance

muy de alabar. Si nos atenemos a la realidad, la banca ha colaborado muy notoriamente al

desarrollo español y, sin menoscabo de otros empresarios y del enorme esfuerzo que el

trabajador ha puesto en contribución, debe destacarse este papel de un sector cuyo alto grado

de profesionalidad y agresividad inversora merece el agradecimiento general. De otra parte, no

seria ocioso recordar que las empresas bancarias han sabido aceptar en todo momento los

controles, límites y disposiciones de la Administración, aunque ello haya supuesto, en

ocasiones, merma de sus intereses como sociedades de negocios. En todo caso, ni

pretendemos hoy hacer un elogio, ni tampoco una crítica del sistema bancario. Se trata de

defender a la empresa española —sea la que fuere— frente a la colonización extranjera.

Cuando esta colonización va a tolerarse en favor de una superpotencia y, en el ruedo de la

competencia se introduce el "miura" económico más colosal del planeta —cual es la Banca

norteamericana, una de cuyas Sociedades tiene mayor capital social que todas las nuestras del

ramo—, tenemos que saltar a la palestra y atrevernos a calificar de intolerable que se ponga

ante las cornadas a nuestras instituciones económicas más prestigiosas.

 

< Volver