Autor: Paso Gil, Alfonso. 
   El hambre y la comunicación cristiana     
 
 El Alcázar.    10/09/1977.  Página: 3. Páginas: 1. Párrafos: 4. 

EL HAMBRE Y LA COMUNICACIÓN CRISTIANA

DEBO felicitar efusivamente al Sr. Apalategui, alias "Apala" porque he visto una fotografía suya

en nuestro querido colega "ABC", recién puesto en libertad, en Francia, v no cabe la menor

duda de que todos los santos acompañan a este basko porque después de más de un mes de

huelga de hambre, de permanecer en estado de coma y de pronunciar entre gemidos

entrecortados las célebres palabras de que "los franceses mandarán a España un cadáver",

aparece en primera página del matutino "ABC" no sólo con un aspecto saludable, sino con un

buen mostacho, la frente despejada, algún que otro bucle rebelde, de donde se deduce que

esto de las huelgas de hambre no sólo es bueno para el cuerpo sino que produce efectos

lubricantes en la piel tornándola más porosa y más seductora. A no ser que la huelga de

hambre del Sr.Apala fuera como la de los internados en una iglesia de Bayona que gemían con

el estómago vacío en protesta contra el fascismo y en petición de amnistía y libertad, haciendo

discretos mutis al interior de la sacristía para meterse entre pecho y espalda unos sabrosísimos

bocadillos, bien de chorizo, bien de paté, que por aquellos pagos es riquísimo y regando

copiosamente su huelga de hambre con libaciones de Burdeos, para volver a salir tomándose

el vientre con las manos, pretextando que estaba vacío, cuando en realidad los más siniestros

meteorismos corrían por sus intestinos porque habían comido como boas. También es

graciosísimo pensar que infelices demócratas llevaban a estos exquisitos "gourmets" terrones

de azúcar para que lo diluyeran en el agua y, de este modo pudieran resistir más el hambre

que estaban pasando por la libertad, situación ésta a la que me apunto porque siempre es

bueno pasar una huelga de hambre y volver engordado. Si el Sr. Apalategui hubiera estado de

verdad durante más de un mes sin comer y al borde del coma lo hubieran tenido que sacar en

una ambulancia con más gomas que una bicicleta. Pero no hay tal. Seguro que una enfermera

piadosa mezcló en el suero extracto de chorizo, salchichón y solomillo, porque hay gente muy

buena en este mundo cruel. Para conmemorar estas fechas de septiembre en donde coge mi

cumpleaños y el de muchos de mis seres queridos, voy a referirme a una especie de Hoja

Parroquial titulada "Comunicación Cristiana". La citada revistilla, editada por las Comunidades

Cristianas de Moratalaz —ojo al parche— es un "Pravda" en chiquitito que tiene una sección

titulada "El banquillo". Allí sientan como responsables de todas las matanzas 1 del País Vasco

"a la mi-norrísima ultra española (2,6%) que presionan sobre el Gobierno para que siga

imponiendo una mordaza de violencia represiva al pueblo para que éste no pueda expresar

pacíficamente sus reivindicaciones civiles; a los que se dejan intimidar por estas presiones,

como Pilato, y después tratan de lavarse las manos con notas que tergiversan los hechos, p

condolencias que nada remedian, en vez de tomar medidas eficaces para eliminar el poder de

los ultras y defender al país de la sangrienta amenaza que tales pájaros representan; a los que

no se deciden a purificar las fuerzas de orden público de elementos extremistas que recurren a

las primeras de cambio a los recursos últimos frente a cierto sector de ciudadanos; a los culpa-

bles de que haya fuerzas equipadas exclusivamente con armas mortíferas, y a los que tales

fuerzas envían para imponer su "orden" en las calles de los pueblos de España". Después

habla de "los cristianos por el socialismo" y, "de ¡a línea de diálogo de la Iglesia con el

marxismo inaugurada por Juan XXIII", lo cual es verdad y nos lo sabemos de memoria. En fin,

que en la lectura para las misas que anuncian para este mes de septiembre, no me extrañaría

nada, además del Éxodo, Timoteo y Lucas, anunciasen también Stalin, Lenin y Kaganovich.

Los de "Comunicación Cristiana" le han quitado al lúgubre "Diario 16" la exclusiva del

aspaviento, el titular terrorífico y el cachondeo desde el pulpito. Esperamos que la hagan una

entrevista a "Apala" y que refiera su huelga de hambre.

Alfonso PASO

10 —SEPTIEMBRE — 1977

 

< Volver