Carta cristiana de Tarancón. 
 La persona está por encima de la economía; la justicia, por encima del mero orden exterior     
 
 ABC.    22/11/1976.  Página: 23. Páginas: 1. Párrafos: 7. 

«CARTA CRISTIANA» DE TARANCON

LA PERSONA ESTA POR ENCIMA DE LA ECONOMÍA; LA JUSTICIA, POR ENCIMA DEL MERO

ORDEN EXTERIOR

En su «Carta cristiana» de este domingo el cardenal Tarancón plantea la

necesidad de construir el mundo de cara a un futuro mejor. Y dice en sus

párrafos fundamentales:

«Uno de los deberes ineludibles del poder —político, económico, religioso,

social— es prever el futuro. Y poner añora .los cimientos para que se afiance la

esperanza y hasta la ilusión en el corazón de todos, porque intuyan un futuro

mejor: más justo y más humano.

Los cristianos, como los demás ciudadanos, comparten ese deber. Y los cristianos

que ejercen un liderazgo o una autoridad social tienen en este aspecto una grave

responsabilidad.

No basta, sin embargo, para un cristiano discernir las situaciones y los

problemas de la vida pública a la sola luz de los principios técnicos. La fe

debe dar otra dimensión mucho más profunda a ese deber ciudadano.

Porque, según el Evangelio, hay valores superiores a los económicos o técnicos.

Valores que deben pesar prioritariamente a la hora de discernir los problemas

que se vayan presentando o las situaciones que se creen en nuestra convivencia

social.

La persona, con sus necesidades y sus derechos, está por encuna de la economía.

La justicia, está por encima de la mera tranquilidad exterior. El

perfeccionamiento del hombre por medio de la cultura, de la religión, de la

implantación de los valores morales, está por encima de la comodidad material, o

de la abundancia de bienes de consumo.

No podemos dejarnos deslumbrar por apariencias de progreso, de desarrollo

económico, de orden social que no se base en la justicia. No podemos poner en

peligro los valores espirituales del hombre o de la comunidad para alcanzar

beneficios exclusivamente materiales.»

 

< Volver