Querella contra el obispo de Segovía     
 
 Informaciones.    28/11/1973.  Página: 5. Páginas: 1. Párrafos: 8. 

QUERELLA CONTRA EL OBISPO SE SEGOVIA

MADRID, 28. (CIFRA y EUROPA PRESS.)—Ante la Sala 2.º del Tribunal Supremo se ha

presentado por el Ministerio Fiscal querella contra el obispo de Segovia,

monseñor Palenzuela, por diversos supuestos delitos, entre ellos los de calumnia

e injuria, según ha sabido, Cifra, aunque no se ha podido obtener confirmación

oficial.

AI no existir confirmación oficial de la noticia de que ha sido presentada tina,

querella contra el obispo de Segovia —comunica Europa Presa—, se ignoran,

naturalmente, las pasibles causas.

Se recuerda que en -fecha reciente monseñor Palenzuela hizo unas declaraciones,

aparecidas en un diario de divulgación regional Monseñor Palenzuela se encuentra

actualmente en Madrid, con ocasión de la Asamblea Ptenaria de la Conferencia

Episcopal.

Caso de ser cierta la noticia, corresponde a la Sala 2.º del Tribunal Supremo,

determinar al, efectivamente, puede o no haber delito de injurias y calumnias,

como se dice en la, hasta ahora, hipotética querella. Esta Sala 2.ª entiende en

los casos que afectan a directores generales, categorías que en la vida

eclesiástica corresponde a los prelados. Si esta Sala 2.ª entendiera que hay

indicios da delito, se iniciarían loa trámites previos al procesamiento, que se

realizarían por vía concordataria, por ser necesaria la autorización de la Santa

Sede.

La querella no significa que el obispo haya sido procesado, puesto que, como se

sabe, desde que se produce la querella hasta el procesamiento tiene que

producirse un serie de tramites sumariales, y más en este caso, en que dichos

trámites tendrían que ser «concordatarios», puesto que, con arreglo al

Concordato, ningún prelado puede ser procesado sin la autorización previa de la

Santa Sede. Textualmente, el artículo 16 de este Concordato dice:

«Los prelados de quienes habla el párrafo 2 del canon 120 del Código de Derecho

Canónico no podrán ser emplazados ante un juez laico sin que se haya obtenido

previamente la necesaria licencia de la Santa Sede.»

En el caso presente, caso de confirmarse, la tramitación concordataria debería

conducir a que la Santa Sede concediera o no la autorización necesaria.

INFORMACIONES

 

< Volver