Autor: Pelayo, Antonio. 
   Sorpresa de la reconciliación     
 
 Ya.    09/03/1975.  Páginas: 1. Párrafos: 4. 

NOTAS DE UN OBSERVADOR

SORPRESAS DE LA RECONCILIACIÓN

Ni los más optimistas se hubieran atrevido a pronosticarlo; sin embargo, ahí

está: el Documento sobre la Reconciliación lleva camino de ser el documento más

"reconciliado" entre todos los quo, basta ahora, han hecho públicos los obispos

españoles. El porcentaje de votos positivos ha sido abrumador en la sesión de

hoy (a la que han faltado, sin embargo, más de una docena de obispos).

Creo que a ello ha contribuido en gran parte la posición nada beligerante de la

comisión redactora. Monseñor Montero—que es miembro de es comisión—afirmó que

los obispos de la comisión no se sentían una ponencia que defiende un texto

contra el parecer de la Asamblea, porque ésta tenía que ser, en realidad, la

responsable de la declaración.

Probablemente antes de un mes el texto estará en la calle y será, desde luego,

uno de los documentos más trabajados y más Importantes hasta ahora publicados

por la Conferencia Episcopal Española.

NO puede, pues, comenzar con mejor pie el cuarto trienio de vida y actuación de

la Conferencia Episcopal Española. Durante las últimas cuarenta y ocho horas,

antes de dispersarse por la geografía, los obispos se han reunido con las

respectivas comisiones para fijar calendario de actividades, fechas de reunión,

etc. No se descartan algunos "reajustes" en los secretariados, aun cuando

también aquí prevalecerá el criterio de la continuidad. Lo Importante para estos

tres años decisivos es que el Episcopado dé muestras de imaginación y

creatividad, de fortaleza e independencia, de laboriosidad y acierto.

LO que se conoce del nuevo proyecto de Documento sobre la Reconciliación abona

la tesis de que, efectivamente, estamos ante un texto más valioso. La reducción

del volumen es sólo relativa, puesto que la mecanografía ha optado esta vez por

una fórmula más ahorrativa de espacio. El lenguaje—a pesar de que se hace notar

la afluencia de muchas manos—es más concreto, menos profesoral, más vivo. Y la

valentía a la hora de plantear problemas, más evidente.

OBJETÓ de comentario esta mañana en el Pinar de Chamartín: la dura nota del

Consejo Episcopal de Madrid sobre determinadas publicaciones (la revista

"Iglesia Mundo" en concreto), ninguno da cuyos redactores o colaboradores

habituales se ha presentado estos días por las sesiones Informativas.

Antonio PELAYO

 

< Volver