Autor: Martín Descalzo, José Luis. 
   Las votaciones sobre el texto de la reconciliación se acercaron ayer a la unanimidad al convertirse en abstenciones muchos votos negativos  :   
 Tras un diálogo sincero y leal se decidió enviar a Roma la discutida introducción al ritual de penitencia. 
 ABC.    08/03/1975.  Página: 39-40. Páginas: 2. Párrafos: 9. 

ABC. SÁBADO 8 DE MARZO DE 1975.

LA IGLESIA EN EL MUNDO DE HOY

LAS VOTACIONES SOBRE EL TEXTO DE LA RECONCILIACIÓN SE ACERCARON AYER A LA

UNANIMIDAD AL CONVERTIRSE EN ABSTENCIONES MUCHOS VOTOS NEGATIVOS

Tras un «diálogo sincero y leal» se decidió enviar a Roma la discutida

introducción al ritual de penitencia

HOY CONCLUYE LA MAS SERENA PLENARIA DEL EPISCOPADO

De sorprendentes podrían calificarse en cierto modo los resultados de la

votación sobre el documento de la reconciliación que se hicieron públicos ayer.

Sorprendentes porque —en cuanto puede juzgarse, por una votación no definitiva—

parece ser que los votos rotundamente negativos comienzan a bascular, en parte",

hacia la abstención. De hecho si en la votación general sobre el conjunto del

documento fueron 17 los rotundamente negativos, en la serie de votaciones

realizada sobre cada, uno de los párrafos, los votos, negativos alcanzaron una

media de cuatro y los votos en blanco una media de nueve. Junto a ellos los

votos totalmente positivos obtenían una media de 42 y los positivos con

propuesta de modificaciones parciales una media de siete.

El resultado PS significativo y, de confirmarse en la votación final, señalaría

una hora importante en los escrutinios episcopales. Que el documento obtendría

votaciones mayoritariamente positivas se daba por descontado. Y, efectivamente:

todos los capítulos superaron largamente las cifras necesarias para la

aprobación. La única duda real era saber si persistiría una alta cifra de votos

negativos. La votación de ayer hace pensar que el grupo de obispos opuestos,

inicialmente, al documento, se orienta más hacia la corrección de detalles o

hacia una abstención que hacia una negativa rotunda. Si esto es así en la

votación final, el documento habría demostrado que, permaneciendo diferencias de

orientación entre los obispos, éstas son más diferencias que oposiciones. Y el

documento antes que hablar de la reconciliación habría sido él mismo

reconciliador.

NUMEROSOS RETOQUES AL TEXTO

Esto no quiere decir que el documento esté ya concluido. La cifra de propuestas

de retoques ha llegado, en la votación por escrito, a 218. Si a esto se añaden

las peticiones oídas en el aula, la propuesta de modificaciones alcanzaría la

cifra de 500. Durante toda la jornada de ayer la Comisión de la Ponencia —

compuesta por el cardenal González Martín y los obispos González Moralejó,

Montero, Yanes y Setién— buscó la manera de ofrecer hoy a los obispos una nueva

redacción del texto en la que, en cuanto sea posible, se incorporen estas

propuestas. Sobre este nuevo texto —que se espera más breve y más directo—

votarán hoy nuevamente los obispos y aún tendrán algún tiempo para presentar

enmiendas antes de su publicación. El trabajo es, como se ve, fatigoso, pero la

Conferencia Episcopal desea que el texto sea obra de todos al máximo posible.

EL RITUAL DE LA RENITENCIA

En la rueda de Prensa de ayer se aclaró un tema que había inquietado en los

alrededores de la Conferencia, aunque seguía siendo —hasta ayer— desconocido en

el aula episcopal. Efectivamente, ayer se informó al Pleno de que un grupo de

obispos —próximo a la veintena— habían manifestado «un problema de conciencia

ante el texto que precede como introducción al ritual de la penitencia». Este

texto, elaborado en la Comisión Episcopal de Liturgia, fue enviado a todos los

obispos españoles.

Respondieron 26, de los cuales sólo dos ponían objeciones. Como por decisión de

la Conferencia el ritual litúrgico debía entrar en vigor el pasado Miércoles de

Ceniza, se envió a Roma sin esperar a una votación en el aula de la Conferencia,

dando por aprobatoria esa respuesta afirmativa de 24 ´sobre 26 respuestas, como

en otras ocasiones se había hecho. Aprobado por Roma, se publicó junto al

ritual. Ahora, un grupo de obispos —la mayor parte de los cuales no contestó

cuando el documento les fue enviado— propone algunas dificultarles, tanto al

fondo del texto como al hecho de que se presente´ como documento del

Episcopacido.

El tema, que pudo crear una alta tensión, parece haberse resuelto con un feliz

acuerdo. «Tras un diálogo leal y sincero —dijo monseñor Tañes— se ha llegado al

acuerdo de presentar tales orientaciones a la consideración de la Santa Sede.»

La decisión es salomónica, aunque no deja de ser curiosa, dado que el documento

en cuestión fue ya aprobado por el órgano oficial competente de la Santa Sede.

Todo ello —además— se refiere simplemente al texto introductorio del ritual No

altera, pues, en absoluto, lo que está en vigor de la praxis sacramental.

LAS UNIVERSIDADES CATÓLICAS

Un tercer tema sobre el que se informó en la rueda de Prensa de ayer es el de

las Universidades católicas, que fue presentado a la Asamblea por monseñor

Suqufa. El propio prelado ´explicó a los periodistas que «existen algunas

tensiones latentes entre las Universidades católicas 7 la jerarquía, tensiones

que tienen de base otra tensión entre los teólogos y el magisterio. Estas

tensiones han de ser asumidas en todo lo positivo que hay en ellas, con una

intensificación del diálogo entre obispos y teólogos en un clima de confianza».

No se ha planteado, en cambio, el problema de la planificación de las Facultades

teológicas ni el de las relaciones del Episcopado con las Universidades

católicas del país, en algunas de las cuales b intervención episcopal es

prácticamente nula.

LA COMISIÓN «JUSTICIA Y PAZ»

Finalmente monseñor Días Merchán respondió a algunas preguntas referentes a la

Comisión «Justicia y paz», que depende de la Comisión Episcopal que él preside.

Se lo preguntó concretamente si 1» Comisión del Apostolado Social participaba en

la campaña sobre la pena de muerte que «Justicia y Paz» prepara.

Monseñor Días Merchán respondió que desconocía la existencia de esta campaña,

pero que el tema entra perfectamente en la temática de «Justicia y paz». Esta

Comisión —dijo—, aunque depende de la Episcopal, goza, sin embargo, de autonomía

en sus planes y campañas.

HOY CONCLUYE LA ASAMBLEA PLENARIA

Y así le encamina a su final te XXII Plenaria, probablemente su Asamblea más

tranquila. Si las votaciones de hoce tres y hace seis años vieron una alta

tensión, tanto en el interior como en el exterior, en este 1975 todo fue fácil y

claro: en ningún caso ningún candidato precisó una segunda votación para

alcanzar la mayoría. Y el debate sobre el documento de reconciliación —aun

dentro de las naturales divergencias— no registró ana sola subida de tono. Si

las votaciones finales alcanzasen las adhesiones que hacen prever las votaciones

de ayer, la fecha podría resultar hasta histórica.— P. MARTIN DESCALZO.

 

< Volver