Autor: Montes, Eugenio. 
   Bodas de plata del centro de estudios de la Iglesia de Montserrat en Roma     
 
 ABC.    08/03/1975.  Página: 39. Páginas: 1. Párrafos: 10. 

BODAS DE PLATA DEL CENTRO DE ESTUDIOS DE LA IGLESIA DE MONTSERRAT EN ROMA

Roma. 7. (Crónica de nuestro corresponsal, por télex.) Hoy las campanas de la

iglesia española en Roma, consagrada a Santiago y Montserrat, han repicado con

júbilo celebraron sus bodas de plata con la cultura.

Un solemne acto académico, presidido por el cardenal Carroñe, conmemoró el XXV

aniversario de la fundación del centro de estudios anejo a nuestra Iglesia

nacional.

Inició el acto conmemorativo el rector don Justo Fernández Alonso, quien expuso

cómo por el centro han pasado estos años 300 sacerdotes del clero diocesano

español, que hoy rigen puestos claves en la enseñanza. Se llevan publicados 20

volúmenes antológicos, de 500 a 800 páginas, sobre historia eclesiástica

peninsular: cinco tomos de documentación pontificia referente a España, y siete

más están preparados para la imprenta, veinte volúmenes monográficos sobre

historia eclesiástica española y 12 volúmenes de subsidios con catálogos de

archivos y bibliotecas romanas que Interesan a nuestra historia.

El prefecto de la Congregación para la educación católica, cardenal Garrone,

exaltó el vínculo de la religión con la cultura, entonando alabanzas a la obra

del centro.

Un representación del ministro, el director general de Política Exterior, don

José Luis de los Arcos, en un espléndido discurso destacó que las

investigaciones históricas realizadas en este centro sacaron a la luz un

material escondido hasta entonces en las bibliotecas y archivos romanos que

enriquecieron definitivos hitos historiográficos el conocimiento del genio

español.

«Montserrat siempre quiso aparecer como una verdadera familia y supera la

empresa acometida individualmente por figuras de tanto prestigio como Hinojosa y

Luciano Serrano.»

Prometiendo el apoyo del Ministerio español de Asuntos Exteriores, «abrimos hoy

un nuevo ciclo, de cara a futuras etapas bajo el signo del oro y del diamante,

para el servicio de la Iglesia y de España,».

Cerró el acto académico, con elocuentes palabras, el embajador de España ante la

Santa Sedé, don Gabriel F. de Valderrama.

Asistieron al acto el cardenal Tabera toda una constelación episcopal; el

embajador en Italia, don José Antonio Giménez Arnau; el director general de

Relaciones Culturales, don José Luis Messía: muchas personalidades de la curia

romana, y toda la colonia española.

Algunos de los asistentes entraron luego en la iglesia a orar ante la tumba de

Alfonso XIII que allí está enterrado . — Eugenio MONTES.

 

< Volver