Política. Adolfo Suárez dimite como presidente del Gobierno y de UCD. También se fijará la fecha del II Congreso. 
 El Comité Ejecutivo de UCD, reunido para designar un candidato a presidente del Gobierno     
 
 El País.    30/01/1981.  Página: 11. Páginas: 1. Párrafos: 13. 

EL PAIS, viernes 30 de enero de 1981

POLÍTICA

Adolfo Suárez dimite como presidente del Gobierno y de UCD

También se fijará la fecha del II Congreso

El Comité Ejecutivo de UCD, reunido para designar un candidato a presidente del

Gobierno

El Comité Ejecutivo de Unión de Centro Democrático (UCD) se reunió ayer para

designar un candidato del partido a la Presidencia del Gobierno y fijar la fecha

del segundo congreso centrista. La reunión comenzó a las seis de la tarde y se

interrumpió casi dos horas después, para continuar a las once de la noche. Esta

interrupción fue acordada para abrir un período de reflexión, al parecer a

petición del llamado sector crítico del partido. Fue el propio Adolfo Suárez

quien, al comienzo de la reunión, insistió en que de ella debía salir el

candidato a presentar al Rey.

El mismo Suárez abrió la sesión, a las seis de la tarde, con una exposición de

los motivos y circunstancias de su dimisión, según informó el secretario de

información del partido, Carlos Fernández Conde, a media tarde. Después de la

explicación de Suárez se produjo una serie de intervenciones de otros miembros,

tras las cuales se acordó la suspensión de la reunión.

El comité ejecutivo había sido convocado urgentemente por la mañana. Aparte de

la dimisión del presidente, era motivo de la reunión la fijación de la fecha del

segundo congreso del partido, exigida por el sector crítico con carácter

inmediato. Ante la convocatoria urgente del Ejecutivo, y más tarde la del

Consejo de Ministros, los principales dirigentes del sector crítico se reunieron

para adoptar una posición.

Al mismo tiempo se estaba trazando la pauta de actuación del sector fiel al

presidente. El secretario general del partido, Rafael Calvo Ortega, ha estado en

los dos últimos días en estrecho contacto con Suárez y despachó con él el

miércoles por la tarde y por la noche, y ayer, jueves, por la mañana. Según

fuentes centristas, el secretario general conocía desde la noche del miércoles

la decisión.

No obstante, cuando se le interrogó en una comida que ayer celebró con un grupo

de periodistas de qué había tratado su despacho con Suárez, respondió que no

podía hablar de ello porque se trataba de un asunto del Gobierno y además

secreto. No obstante, avisó que en la reunión que por la tarde celebraría el

comité ejecutivo se producirían noticias importantes.

Sin embargo, en la misma comida cambiaron los acontecimientos. El director

general de relaciones informativas, Julián Barriga, fue avisado de un mensaje, y

al volver a la mesa, completamente lívido, se disculpó y salió. Poco después, el

presidente del Club Internacional de Prensa informaba a los reunidos del primer

teletipo de la agencia Europa Press que anunciaba la posibilidad de la dimisión.

Calvo Ortega palideció a su vez y abandonó la reunión con dirección a la

Moncloa.

Mientras se reunía el Consejo de Ministros, los miembros del secretariado

ejecutivo se reunían en la sede del partido para esperar acontecimientos. Tras

su visita a la Presidencia del Gobierno, Calvo Ortega se dirigió a la sede,

donde comunicó la dimisión del presidente, e inmediatamente después volvió a la

Moncloa para la reunión del Ejecutivo.

Una vez suspendida ésta, como se indica arriba, los dirigentes centristas que

habían permanecido en

la sede escuchando el mensaje de Suárez fueron informados, en primer lugar, por

el secretario de relaciones internacionales, Javier Rupérez, y por Calvo Ortega,

después. Este, en una breve comparecencia ante los periodistas que llenaban la

sede centrista, indicó que se había tomado el acuerdo de no hacer declaraciones

en el período de reflexión abierto hasta las once de la noche.

Calvo Ortega aclaró que la celebración del segundo congreso del partido sigue

siendo un tema urgente, y que, por tanto, figuraba en el segundo punto del orden

del día de la reunión del comité. Calculó que ésta se prolongaría al menos hasta

las tres de la madrugada.

La reunión urgente del congreso, elemento clave del fondo de la crisis, fue

estudiada ayer por Calvo Ortega y el ministro de la Presidencia, Rafael Arias-

Salgado. Se considera factible que la asamblea centrista se reúna los días 6, 7

y 8 de febrero o aun antes.

Reunión del sector "crítico"

Una vez suspendida la reunión del Comité Ejecutivo, los dirigentes centristas

celebraron diversos encuentros para establecer su posición ante la elección del

candidato centrista a nuevo presidente. Los principales dirigentes del sector

crítico se reunieron en la casa del portavoz de UCD en el Congreso de los

diputados, Miguel Herrero.

Asistían Landelino Lavilla, Fernando Alvarez de Miranda, Antonio Fontán, Ignacio

Camuñas, Luis de Grandes, Osear Alzaga y el 9itado Herrero, A la salida, Lavilla

y Herrero rehusaron hacer comentarios sobre la dimisión de Suárez. Camuñas, al

preguntarle si propondrían a Lavilla como candidato a presidente, dijo a EL PAÍS

que el tema se iba a tratar en el ejecutivo.

Desde las 22.30 horas comenzaron a entrar de nuevo en la Moncloa los miembros

del ejecutivo. Pío Cavanillas, Agustín Rodríguez Sahagún, Jaime Lamo y Rodolfo

Martín Villa entraron juntos en un mismo coche. Después lo hizo Leopoldo Calvo

Sotelo, quien no contestó al preguntársele si sería candidato a presidente del

Gobierno. Landelino Lavilla fue uno de los últimos en llegar. A las 030 horas de

hoy abandonó la reunión el ministro de Defensa, Agustín Rodríguez Sahagún, según

informó la agencia Efe.

 

< Volver