Política. Adolfo Suárez dimite como presidente del Gobierno y de UCD. 
 Imagen de prudencia política     
 
 El País.    30/01/1981.  Página: 13. Páginas: 1. Párrafos: 8. 

Imagen de prudencia política

BERNARDO PÉREZ

Leopoldo Calvo Sotelo, fotografiado anoche a la puerta de su casa.

Leopoldo Calvo Sotelo, miembro de una familia de caracterizada vocación por la

vida pública, ha sido, por su continuidad en los sucesivos Gobiernos de Suárez y

su trayectoria, uno de los más claros repuestos al presidente dimisionario. Fiel

a su imagen de hombre prudente y discreto, trabajador en la sombra, nunca se

pronunció, sin embargo, sobre sus posibilidades en este sentido, renunciando a

capitalizar la popularidad inherente a los cargos que ha ocupado.

Leopoldo Calvo Sotelo nació el 14 de abril de 1926, en Madrid, donde estudió

Filosofía en la Universidad Complutense, y la carrera de Ingeniería de Caminos,

profesión que ejerció en el ámbito de la empresa privada como administrador

delegado en la Unión Española de Explosivos y como consejero del Banco Urquijo,

que controla dicha empresa química.

José y Joaquín Calvo Sotelo, por vía paterna, y los Bustelo, con los que está

emparentado por vía materna, son los antecedentes familiares de la actividad

política de Leopoldo Calvo Sotelo. Esta se inició en pleno franquismo, en 1942,

con su ingreso en las Juventudes Monárquicas; luego participó en la Asociación

Católica Nacional de Propagandistas.

Fundador de FEDISA, con figuras como José María de Areilza y Manuel Fraga, y

vinculado en sus comienzos a Reforma Democrática, fue nombrado ministro de

Comercio a la muerte de Franco, y de Obras Públicas; en el primer Gabinete de

Suárez. Poco antes de las elecciones democráticas de junio de 1977 dimitió de su

cargo para organizar las listas electorales y la plataforma de lo que habría de

ser UCD.

Elegido diputado por Madrid en el segundo puesto de la lista de UCD, actuó

durante cuatro meses como portavoz de su partido en el Congreso.

Aunque sus previsiones de que UCD se desglosaría en dos partidos, uno de signo

democristiano y

otro de tendencia socialdemócrata, no se cumplieron, su condición de hombre de

confianza de Suárez se vio ratificada en su permanencia en las dos elecciones

legislativas como número dos en las listas del partido por Madrid. La raíz de su

fuerza en el interior de aquél parece derivarse de su labor en la organización

de la coalición electoral y coordinación del grupo parlamentario, del que fue

portavoz en la primera legislatura.

En febrero de 1978 se integró de nuevo en el Gobierno, ocupando el cargo de

ministro para las Relaciones con las Comunidades Europeas, puesto que le supuso

bastantes dificultades, debido al freno que algunos países comunitarios pusieron

a la candidatura española. Durante su mandato viajó con frecuencia a los países

miembros de la Comunidad, presidió las negociaciones pesqueras por parte

española y, en enero de 1979,intervino junto a Marcelino Oreja en la apertura

formal de las del diálogo España-CEE.

En septiembre del año pasado sustituyó a Abril Martorell en la cartera de

Asuntos Económicos, y su prestigio político abrió nuevas esperanzas en ese

terreno.

Casado con Pilar Ibáñez Martín, hija del que fue ministro de Educación en un

Gobierno de Franco, y padre de ocho hijos, son conocidas sus aficiones por la

música y la literatura y su debilidad por Ribadeo, pueblo de Lugo, donde realizó

parte de sus estudios y donde actualmente pasa las vacaciones con su familia.

Aunque está apartado de la entidad bancaria de la que fue consejero, mantiene

excelentes relaciones con el Banco Urquijo y pasa también por ser persona grata

en la Zarzuela. Sus significados antecedentes familiares no empañan en ningún

tono especial la claridad de su imagen pública.

 

< Volver