Roca Junyent: La autonomía es la expresión de la voluntad de un pueblo     
 
 La Vanguardia.    22/05/1980.  Página: 8. Páginas: 1. Párrafos: 37. 

LA VANGUARDIA • EL DEBATE POLÍTICO • JUEVES, 22 DE MAYO DE 1980

Roca Junyent: «La autonomía es la expresión de la voluntad de un pueblo»

Tras el enfrentarniento entre el presidente del Gobierno y el líder de la

oposición, hizo uso de la palabra el representante de la Minoría Catalana,

Miguel Roca Junyent. que empezó su parlamento señalando que, con moción de

censura o sin ella, el país está ahí y los problemas continúan, «aunque me pa-

rece —dijo— que mis palabras no llegan en buen momento», refiriéndose a la

tensión suscitada por el enfrentarniento Suárez-Felipe González.

Roca Junyent criticó el proyecto autonómico defendido ayer por Adolfo Suárez y

rechazó la idea de que los problemas más graves que tiene el país so deriven de

la creación del Estado autonómico. «Las autonomías —dijo— no se Justifican, como

aquí se ha dicho, por la economicidad final del proceso ni por la eficacia de

los servicios. La autonomía —subrayó— es mucho más, es, entre otras cosas, la

expresión de la identidad de un pueblo.»

También mostró su desacuerdo con lo que llamó «leyes competenciales», que

recortan las atribuciones de los estatutos. «Con el Estatuto —señaló— se

transfirieron las competencias, y las comisiones mixtas lo que tienen que hacer

es transferir servicios.»

En su alocución se refirió, asimismo, a una intervención de Felipe González

sobre la lealtad de los partidos de ámbito estatal. «Si es necesaria —se

preguntó— para construir el Estado de las autonomías la aportación de los

partidos de lealtad y ámbito del Estado, ¿qué hacemos nosotros aquí que no

tenernos ámbito estatal?» Roca Junyent terminó afirmando que, pese a la tensión

que vive la Cámara, él es optimista «porque —dijo— estoy convencido que vamos a

construir un Estado democrático de autonomías».

Pérez Llorca: «Constitución sin recortes»

Le respondió el ministro de Administración Territorial, José Pedro Pérez-Llorca,

quien señaló que el proceso autonómico será una historia muy larga de la que el

Gobierno tiene un esquema de acción. «Hemos oído aquí —dijo el ministro— que los

españoles (vascos, catalanes, andaluces, gallegos, etcétera] quieren ser

igualmente autónomos y españoles, y quiero subrayar que en la exposición del

Gobierno se contiene un mensaje de paz y de igualdad autonómica para todos los

pueblos españoles.»

«Hay que hacer una lectura nueva de la Constitución —dijo más adelante— que

permita una marcha hacia la igualdad entre todos los pueblos sin otra variación

que la establecida en la disposición transitoria segunda. Esta nueva lectura no

implica recortes para nadie y exige, eso si, un cierto esfuerzo para la

elaboración de los estatutos.»

El ministro de Administración Territorial subrayó que, para que el modelo

autonómico funcione, sea quien sea el que gobierne, tendrá que asumir un

programa autonómico como el trazado por el Gobierno. Recordó el papel del Senado

como «cámara de las regiones», enumeró, en respuesta a las limitaciones de

competencias señaladas por el señor Roca, una larga lista de leyes aprobadas por

el Parlamento que limitan las competencias de las comunidades autónomas y

terminó afirmando que no va a haber retraso en la transferencia de servicios a

las comunidades.

Fraga: «No hay más terrorista bueno que el muerto o el preso»

La intervención del portavoz de Coalición Democrática, Manuel Fraga, suscitó en

diversos momentos la sonrisa de diputados y público. Para empezar, Manuel Fraga

calificó algunos momentos de la discusión como «celtibéricos enfrentamientos que

no han contribuido a la clarificación del debate».

Después de afirmar que el debate cambió de signo y tono desde la presentación de

la moción de censura, el diputado de CD ironizó con el proceso

del debate en términos como «no es lo mismo hacerse una situación, casarse y

tener un hijo, que tener un hijo, después casarse y tratar por último de hacerse

una situación».

«Estamos de acuerdo en la necesidad de crear un Estado de Derecho —dijo más

adelante—, pero no creemos que el camino sea hacer muchas más leyes, porque a

veces es verdad que a más leyes menos justicia.»

Sobre el terrorismo, el señor Fraga fue contundente: «No hay más terrorista

bueno —dijo— que el terrorista muerto o el que está preso.»

En varias ocasiones recordó que había repasado con detenimiento los muchos

folios que leyó ayer el presidente del Gobierno y, entre risas de la Cámara,

Manuel Fraga dijo que «las cuentas no salen» y señaló una diferencia de dos mil

millones de pesetas entre dos páginas distintas del discurso, aunque, volvió a

ironizar, diciendo que «quizá se pudiera decir que dos mil millones hoy no es

dinero...»

Pi y Suñer: «Mejor un Estado federal»

A las diez y tres minutos de la noche subió a la tribuna de oradores el diputado

de Esquerra Republicana de Catalunya, Josep Pi y Suñer, quien dijo que en todo

el debate político no había oído ni un solo comentario de la raíz de la

desilusión que tiene el pueblo: el consenso y los pactos de la Moncloa.

Al referirse a las autonomías, dijo que hubiera sido mejor construir un Estado

federal; que el Estatuto de Cataluña es más corto que el que ya tuvo

anteriormente y que el Gobierno ha mostrado poco interés en acercarse a Europa,

a pesar de los numerosos viajes que ha hecho.

Terminó diciendo que lo que hoy es oposición, mañana será Gobierno.

Clavero Arévalo: «Valoración del referéndum andaluz»

Manuel Clavero Arévalo, también miembro del Grupo Mixto dijo que a causa del

poco tiempo del que disponía iba a referirse a un solo punto: el planteamiento

autonómico de UCD. Añadió que en la propuesta de UCD no se valoran los

resultados del referéndum de Andalucía, en el que quizás esté e! origen de este

debate. «Muy pocos esperábamos ese resultado —afirmó—, a pesar de la labor que

hicieron en contra importantes fuerzas políticas.»

Añadió que Andalucía tiene una herida, la del 28 dé febrero, por no haber podido

consolidar legalmente su triunfo y que la única provincia que no alcanzó el

porcentaje necesario fue Almería.

Seguidamente hizo uso de la palabra el ministro de -Administración Territorial,

José Pedro Pérez Llorca, para decir que el Gobierno hará lo posible por curar la

herida de Andalucía, sin que ello signifique la apertura de un proceso general.

Clavero Arévalo contestó que hay muchas clases de heridas y que celebraba que el

Gobierno estuviera en esa línea, esperando que tuviese la oportunidad de ayudar

a Andalucía cuando se plantee la reforma de la ley de distintas modalidades de

referéndum.

Sagaseta acusó a la Legión

La intervención del diputado Sagaseta (Grupo Mixto) y una referencia en la que

acusó de criminales a los componentes de la Legión, provocó una contestación

inmediata del vicepresidente primero del Gobierno, Manuel Gutiérrez Mellado,

quien dijo: «En esta Cámara se ha hablado de crímenes de la Legión, y yo pido

que se vote una ley que impida que un diputado pueda decir eso, por muy diputado

que sea.» Por su parte, el ministro de Defensa,

Rodríguez Sahagún en su respuesta al diputado Sagaseta, afirmó que la Legión «es

un factor positivo y fundamental en la defensa de España como lo ha sido en

cientos de actos de solidaridad con el pueblo canario, y han sido también —

continuó el señor Sahagún— cientos los pueblos de España que han ofrecido su

hospitalidad a la Legión».

«Socialistes de Catalunya» apoyan la moción

Después del incidente protagonizado por el señor Sagaseta intervino el diputado

del Grupo Mixto, señor Molins, y seguidamente el representante de los

socialistas catalanes, Ernest Lluch, que, después de señalar que el Gobierno no

ha revelado novedad alguna, recordó la adhesión de su grupo a la moción de

censura presentada y hoy y centró su intervención en aspectos relativos a la

economía y al proceso autonómico.

Señaló Lluch que el Gobierno ha puesto desmensurado énfasis en el problema del

déficit público y pidió que se aumente; el Gobierno, dijo, no tiene política

económica sino que está dominado por el fatalismo.

En nombre del Gobierno, le respondió el ministro de Economía, José Luis Leal,

quien mostró su extrañeza por la defensa del aumento del déficit público,

preconizado por Lluch; repasó las causas de la crisis económica y dijo que la

política económica existe y se hace decidiendo entre opciones diferentes, aunque

la elección se hace difícil y dura.

Solé Tura: «No identificar la democracia con el paro y la crisis»

En nombre del Grupo Comunista, hizo uso de la palabra Solé Tura, quien se

refirió a la necesidad de profundizar en la democracia, ya que, según sus

palabras, se corre el riesgo de que se identifique a la democracia con la

situación actual de paro y crisis.

El diputado comunista se refirió también a la regresión fiscal y criticó el

programa autonómico del Gobierno que calificó de tutelaje y autonomías

otorgadas, controladas desde los poderes centralistas.

Los ministros de Administración Territorial, Pérez Llorca y el de Hacienda,

García Añoveros, respondieron a Solé Tura.

El señor Pérez Llorca dijo que era lógico que Solé rechazase el programa del

Gobierno y subrayó, que, pese a los argumentos aducidos, el programa autonómico

del Gobierno no rebaja ni recorta nada.

Por su parte, el ministro de Hacienda, señaló que el diputado comunista había

manejado datos de manera incorrecta y sus afirmaciones en lo que se refiere a

ocultaba otros verdaderos, por lo que la fiscalidad y renta eran falsos; no se

puede confundir, por ejemplo, el listón

para declarar a Hacienda con el listón para pagar.

Ramón Tamames, argumentando que dos ministros habían replicado a Solé Tura, hizo

uso de la palabra para contestar al ministro de Hacienda refiriéndose de manera

especial a los problemas del control fiscal y de la presión fiscal.

En nuevos turnos de réplica, intervinieron los ministros citados, señalando el

de Hacienda, que si hace falta poner un inspector a cada declarante para hacer

eficaz e! sistema, estaríamos haciendo «un pan con unas tortas».

Jiménez Blanco: «Oferta autonómica del Gobierno»

La sesión plenaria finalizó con la intervención del portavoz centrista, Antonio

Jiménez Blanco. Previamente, Felipe González subió a la tribuna de oradores para

agradecer alguna de las intervenciones que se habían producido y que habían

centrado el debate.

La sesión plenaria finalizó con la intervención del portavoz centrista, Antonio

Jiménez Blanco. Previamente, Felipe González subió a la tribuna de oradores para

agradecer alguna de las intervenciones que se habían producido y que habían

centrado el debate.

El líder socialista dijo que sentía que el presidente del Gobierno no hubiera

contestado a su intervención, como tampoco ¡o había hecho el portavoz centrista.

Añadió que su propia intervención había sido critica, seria y rigurosa,

desprovista de demagogia.

Felipe González agregó que no había querido aludir a la política internacional

porque no había sido planteado el tema por el Gobierno y que la postura de los

socialistas en este terreno era la dt´ buscar el máximo de coincidencia y que la

situación actual permite a nuestro país un cierto juego y una capacidad de

relaciones.

Más adelante se refirió a la política autonómica seguida por UCD y dijo que ésta

había cambiado en 24 horas, lo cual constituyó un error histórico: «Falta un

clima de confianza y credibilidad —dijo—. Hay que demostrar la voluntad de

restañar algunos errores importantes; hay que negociar a nivel global».

Finalmente, Antonio Jiménez Blanco, portavoz centrista, insistió en que una vez

planteada la moción de censura carecía de sentido la continuación del debate y

que esperaba que las alternativas fueran expuestas en el debate para la moción

de censura.

Nuevamente destacó la importancia de la oferta del Gobierno para un proyecto de

estado de las autonomías, con una negociación de todas las fuerzas políticas.

Señaló después que era poco responsable la afirmación del PSA de «romper la

baraja» y manifestó que era un fariseísmo decir que no podía haber igualdad de

techos en las autonomías.

A las doce y cuarto de la noche fue levantada la sesión plenaria que volverá a

reunirse el próximo martes día 27, a las cuatro y media de la tarde, según

anunció el presidente de la Cámara, Landelino Lavilla. La Junta de Portavoces ha

sido convocada para mañana a la una de la tarde.

 

< Volver