Autor: Hernández Domínguez, Abel. 
   En busca del lider perdido     
 
 Ya.    30/05/1980.  Página: 11. Páginas: 1. Párrafos: 5. 

La columna EN BUSCA DEL LÍDER PERDIDO

Si Fraga entra por una puerta en UCD, yo me salgo por la puerta de emergencia»,

ha declarado en el pasillo del Congreso el señor Fernández Ordóñez. Quedaba así

meridianamente claró que no es posible la ampliación de la mayoría gubernamental

por la derecha sin sufrir deterioro por la izquierda. El ex ministro de Hacienda

estaba dispuesto a responder ai dirigente de Coalición Democrática —por .lo

demás, uno de los más brillantes oradores parlamentarios de este «pleno de la

censura»— desde la tribuna de oradores.

La preocupante ausencia de los vascos impide cualquier posibilidad de reforzar

la mayoría gubernamental con el apoyo de las minorías vasca y. catalana. Sólo

esta última estaría dispuesta, según todos los indicios, a llegar a un acuerdo

con Suárez. Sin embargo, parece que esta operación destrozaría a los centristas

de Cataluña. En consecuencia, la UCD seguirá gobernando como hasta ahora, en

solitario, una vez superada la moción de censura.

En el ambiente flotaba el deterioro manifiesto de la imagen del presidente

Suárez, demasiado silencioso toda la tarde en el «banco azul», «carisma» desde

hace varios meses. Este pleno ha sido para él un calvario y un revulsivo, según

sus más cercanos colaboradores. Está dispuesto a cambiar, aunque no oculta su

cansancio y su desencanto. La duda es si todavía está a tiempo de rehacerse.

(Escribo esta crónica antes de su última intervención.) En una monarquía

parlamentaria, el señor Suárez debe ser un presidente parlamentario y, por

tanto, comparecer periódicamente a dar cuenta personalmente al Parlamento de la

gestión de Gobierno, en vez de hacerlo el «antiparlamentario» Fernando Abril,

vicepresidente de! Gobierno. Esta es una impresión que golpeaba en el hemiciclo

y en los pasillos de la Cámara.

De acuerdo con impresiones recogidas en medios centristas, ya puede adelantarse

que en el próximo congreso de UCD habrá más de una candidatura. Es´

prácticamente seguro, salvo una recuperación espectacular de Suárez, que se

presentará dentro del partido alternativa al actúa! presidente. Los nombres que

más se barajan para esta eventual operación de recambio sea los de Landelino

Lavilla y Leopoldo Calvo Sotelo. No se descarta, sin embargo, que Suárez se

suceda a sí mismo, resucitando, como otras veces, de sus cenizas.

En cuanto a la alternativa socialista, ba quedado claro, reflejando bastante

bien a la calle, que las minorías —en este pleno las minorías han brillado con

luz propia— no acaban de fiarse de un Gobierno socialista. La impresión general

es que Felipe es un líder en cuarto creciente, al que no le ha ayudado la

agresividad de Alfonso Guerra; ha presentado un programa socialdemócrata y, por

tanto, tranquilizador, y se está a la espera de las reacciones en el sector

crítico de su partido.

Por lo demás, hay concordancia en que este pleno ha servido para acercar al

Parlamento a la calle y para dinamizar la vida política. Todo indica que marca

un hito importante, y que será inevitable en lo sucesivo hablar de «antes o

después» del «pleno de la censura». En el partido gubernamental ha desatado una

dinámica de cambio de imprevisibles consecuencias.

Abel HERNÁNDEZ

 

< Volver