Autor: Barra, Alfonso. 
 Ecos en el mundo. ABC en Londres. 
 La nueva etapa española afectará también a Europa  :   
 El Daily Telegraph pide el desmontaje de las barreras artificales montadas contra España. 
 ABC.    01/11/1975.  Página: 7. Páginas: 1. Párrafos: 10. 

ABC SÁBADO 1 DE NOVIEMBRE DE 1975. PAG. 7.

ECOS EN EL MUNDO

ABC EN LONDRES

LA NUEVA ETAPA ESPAÑOLA AFECTARA TAMBIÉN A EUROPA

El «Daily Telegraph» pide el desmontaje de las barreras artificiales montadas

contra España

Londres, 31. (Crónica de nuestro corresponsal, por télex.) La Comunidad Económica Europea espera la

primera oportunidad para expresar su confianza en el Príncipe Don Juan Carlos. Según los medios

británicos, en la reunión de Roma de los ministros de Asuntos Exteriores se tenia el propósito de plantear,

a fondo, el asunto de las relaciones con nuestro país de cara a la nueva etapa política.

Se acordó, según la versión de Londres, no demorar la reapertura de la negociación con Madrid para

estrechar los vínculos comerciales. Llegó tarde para la reunión de Roma la noticia de las nuevas

responsabilidades asumidas por el Príncipe. Queda por concretar el alcance que dará la Comunidad al

carácter temporal de las funciones al frente del Estado.

La idea expresada en la Cámara, al contestar el secretario del Foreign Office varias preguntas, es que

Bruselas no incurrirá en los errores cometidos con Portugal. El propósito es mejorar las relaciones con

España en cuanto se inicie la marcha hacia fórmulas más liberales. Frente a Lisboa se consideró prueba de

ortodoxia, el funcionamiento de varios partidos políticos. No exigió la Comunidad el juego de todos

La destacada importancia que vienen concediendo todos los medios informativos a los acontecimientos

españoles confirma la opinión extendida entre los ingleses: La nueva etapa afecta a los españoles y a toda

Europa en general

COMENTARIO DEL «DAILY TELEGRAPH».—Según un editorial del «Daily Telegraph», el relevo en

Madrid «debe ser la señal para desmontar las barreras —en su mayoría excesivas y artificiales—

levantadas frente a España. Con. carácter inmediato, son necesarios todos los esfuerzos para conseguir la

plena incorporación de ese país a las Comunidades Europeas. El enorme progreso económico conseguido

con Franco transforma a España en un candidato eminentemente satisfactorio».

El mismo diario señalaba la urgencia del ingreso de nuestro país en la O. T. A. N. Sería contrarrestada así

la influencia creciente de la Unión Soviética en el Mediterráneo. «Por fortuna para los Gobiernos de la O.

T. A. N. que se permitieron el lujo temerario de aislar a España, Washington ha venido haciendo lo que

aconsejaba el sentido común. La política española fue, por fortuna, previsora.»

En círculos próximos a palacio se recuerda que la Familia Real inglesa, desde los días de la Reina

Victoria, intenta favorecer las relaciones amistosas con las demás Monarquías.

También se opina que Lord Mountbatten, pariente del duque de Edimburgo y de la Princesa Doña Sofía,

uno de los que más han trabajado para presentar una imagen joven de la institución monárquica, mantuvo

siempre relaciones amistosas con España. En 1922 recibió la Gran Cruz de Isabel la Católica

LA FAMILIA REAL. — Se especula en Londres sobre la influencia favorable que puede ejercer la

Familia Real británica, aunque no intervenga en ninguna, controversia política. Lord Mountbatten es

respetado y escuchado por su prestigio y conocimiento de los problemas de la época.

Al analizar los antecedentes de nuestra solución monárquica, un comentarista recordaba que el General

Franco asistió a los funerales de Jorge V Añade que el futuro Jefe de Estado dijo en aquella ocasión: «Los

ingleses se preocupan mucho del protocolo. Esta inquietud les exige mucho tiempo. Si va usted a un

funeral británico debe llevarse el bocadillo.»

Dicen en Londres que en la fase política iniciada ahora los escrúpulos protocolarios no deben robar

tiempo. «Aquí, en Inglaterra, hay también un deseo general de asegurar el legado de prosperidad y

estabilidad que dejará Franco —concretaba el diario mencionado—. Los comunistas tendrán, sin duda,

otros proyectos, pero la izquierda europea no debe favorecerlos exigiendo ahora una utopía en España.»

La mayoría espera, en resumen, un proceso renovador acompañado del deseo español de establecer una

colaboración estrecha con Europa. La imagen es buena y la confianza parece extendida y bien fundada.—

Alfonso BARRA.

 

< Volver