Autor: Rioja, Eugenio de. 
   Empresarios y obreros exponen al señor Solís los problemas económicos y sociales de la minería asturiana     
 
 ABC.    08/07/1965.  Página: 41. Páginas: 1. Párrafos: 8. 

EMPRESARIOS Y OBREROS EXPONEN AL SEÑOR SOL1S LOS PROBLEMAS ECONÓMICOS Y SOCIALES

DE LA MINERÍA ASTURIANA

También se reunió el ministro secretario general del Movimiento con los

presidentes de las Hermandades Locales de Labradores y Ganaderos

Oviedo 7. (De nuestro corresponsal, por teléfono.) Problemas, problemas,

problemas... El señor Solís ha conocido muchos problemas que agobian a una

provincia que viene desarrollándose desde antes del Plan actual y que ha

atravesado por varias vicisitudes.

Los empresarios mineros, han presentado sus proyectos de acción concertada, pero

explican que hay cuestiones que escapan a su actuación directa, tal como el

restablecimiento de la tranquilidad laboral, cuyo principal punto de fricción es

ahora el personal silicótico en primer grado.

A este respecto, se señala que hay que convencer a ese personal de que goza de

capacidad para trabajar plenamente en cualquier otra actividad exenta de riesgo

pulvígeno. A este personal, lo mismo que al sobrante que se derive de la

modernización de las minas, pueden dársele especialidades diferentes mediante

formación profesional acelerada. También ha señalado a los empresarios la

necesidad de dotar de mano de obra joven a las minas, en el interior de las

mismas, creándose una escuela de formación de mineros, proyecto que el ministro

ha estudiado sobre la marcha y parece que no será difícil que en el otoño

funcione aquí ya una escuela de formación profesional de la minería. El

absentismo, amparado por el Seguro de Enfermedad han dicho también los

empresarios—, produce bajas en el trabajo en las minas del orden del 30 por 100

de cada plantilla, y tiene esto, naturalmente, un reflejo acusadísimo en las

cifras uñates de producción.

Finalmente, han pedido seguridad de que no descenderá la demanda nacional de

carbón, y de que se gravarán las importaciones del extranjero.

Los trabajadores, especialmente la sección social del Sindicato del Combustible,

han pedido al ministro en otra reunión, poder intervenir en los conciertos de la

minería con el Estado, vigilar este régimen de acción concertada a través de los

Jurados de Empresa y que. se les haga partícipes, en justa proporción, de los

resultados finales que con el esfuerzo común se van a obtener.

Entienden los trabajadores que para la mina debe haber un régimen especial de

seguridad social, dada la índole y el riesgo del trabajo que allí se realiza, y

han solicitado que se preste una mayor atención al problema de los silicóticos,

mediante programas de formación acelerada, para que puedan servir como

especialistas en otros sectores. En esto han coincidido los trabajadores y los

empresarios. También el problema de una plantilla de trabajadores despedido en

Mieres hace tiempo, y. que no han sido readmitidos al trabajo, ha sido analizado

por el ministro con una representación de aquéllos.

Finalmente, la sección social ha pedido la caducidad de las concesiones mineras

en aquellos casos de suspensión o cese de las actividades laborales de las

mismas, así como la aplicación de las prestaciones del Seguro de Desempleo y

reconversión de los trabajadores en paro.

Y por si los problemas de la industria no fueran suficientes para este contacto

con el representante del Gobierno, el señor Solís, acompañado del presidente de

la Hermandad Nacional de Labradores y Ganaderos, señor Allende García Baxter, se

reunió con los presidentes de las Hermandades locales.

Se habló mucho de lo que el campo asturiano necesita; el presidente de la

Hermandad de Ribadesella, don Dionisio González Valdés, presentó un informe

minucioso sobre la crisis de la agricultura y la ganadería asturiana,

especialmente el minifundismo, la descapitalización y la falta de cohesión para

encajar dentro de las bases de acción concertada para fomento de la ganadería,

así como la necesidad de establecer una gran central de comercialización de la

patata, prevista en el Plan de Desarrollo, puesto que esta provincia produce

250.000 toneladas de patatas; una central lechera y un matadero frigorífico en

Oviedo, ya que entre la producción de carne y leche conjunta Oviedo-Santander,

la producción asignada a la primera provincia es el 75 por 100 de la segunda. Se

habló de la necesidad de establecer la seguridad social agraria, declarando el

señor Allende que gestionará la iniciación de una primera fase a primeros de

1966.

También se reunieron el señor Solís y sus colaboradores inmediatos con el

Consejo provincial del Movimiento. Esta noche emprenderá el regreso a Madrid.—

Eugenio DE RIOJA.

 

< Volver