Tras una crisis de catorce días. 
 Mañana juran sus cargos los nuevos ministros     
 
 Informaciones.    05/03/1975.  Página: 6. Páginas: 1. Párrafos: 4. 

TRAS UNA «CRISIS» DE CATORCE DÍAS

Mañana juran sus cargos los nuevos ministros

MADRID, 5. (INFORMACIONES.)

TRAS larga espera —han sido catorce días de crisis de Gobierno tras la dimisión

de don Licinio de la Fuente—, el >>Boletín Oficial del Estado>> ha publicado

esta mañana los decretos de la Jefatura del Estado por los que se nombran cinco

ministros: vicepresidente tercero del Gobierno y ministro de Trabajo, don

Fernando Suárez González; Justicia, don José María Sánchez-Ventura y Pascual;

Secretaria General del Movimiento, don Fernando Herrero Tejedor; Comercio, don

José Luis Cerón Ayuno, el Industria, don Adolfo Alvarez de Miranda. Cesan,

respectivamente, en estos puestos don Licinio de la Fuente, don Francisco Ruiz-

Jarabo, don José Utrera, don Nemesio Fernández-Cuesta y don Alfredo Santos

Blanco.

Los nuevos ministros jurarán su cargo mañana jueves, a las diez y media de la

mañana, en el palacio de El Pardo ante el Jefe del Estado. Mañana mismo, a las

cinco de la tarde, tomarán posesión en la sede de la Presidencia, en ceremonía

conjunta, e Inmediatamente se reunirá el Gabinete, presidido por don Carlos

Arias, en sesión preparatoria del Consejo de ministros que con carácter

decisorio se celebrará pasado mañana viernes en El Pardo. Será el primer Consejo

de ministros del nuevo Gobierno y se espera, según fuentes bien informadas, que

a su término se hará pública una declaración oficial del nuevo Gabinete que

preside don Carlos Arias.

SENTIDO DEL CAMBIO

Todavía es pronto para sacar conclusiones y calibrar el sentido del cambio. La

única conclusión palpable es lo laboriosa que ha resultado esta crisis y lo

larga. Al Ministerio de Trabajo, que lleva anejo la vicepresidencia tercera del

Gobierno accede un hombre dé la plena confianza del presidente, que consi-

dera al señor Suárez fiel Intérprete del «espíritu del 12 de febrero». Es

catedrático del Derecho del Trabajo y puede haber exigido ciertas garantías para

aceptar la cartera, en relación con el decreto-ley regulador de los conflictos

colectivos. Los dos nuevos ministros económicos, señores Cerón y Alvárez de

Miranda, parecen obedecer al deseo del vicepresidente segundo, señor Cabello de

Alba, de hacer su propio «equipo económico». Los dos cesados —señores Fernández-

Cuesta y Santos Blanco—

eran del equipo del señor Barrera de Irimo, que dimitió, como se recordará

cuando cesó don Pío Cabanillas. El señor Sánchez-Ventura, nuevo ministro de

Justicia, es además de hombre de leyes, periodista (fue presidente del Consejo

de Prensa Castellana, editora de INFORMACIONES)- y se ha caracterizado por su

talante aperturista. Sustituye a un hombre benemérito, como el señor Ruiz-

Jarabo, a quien seguramente le pesaban ya los años. Finalmente, don Fernando

Herrero Tejedor, «ministrable» desde hace años y desde hace años fiscal del

Supremo (importante cargo que queda vacante), es falangista por convicción y de

indudable talla jurista. Lo más significativo de este cambio es que sale del

Gobierno don José Utrera Molina, en cuya etapa al frente de Secretaria General

se ha promulgado el estatuto de asociaciones políticas. El señor Herrero Tejedor

tendrá ahora que aplicarlo.

Se da el caso curioso de que los tres vicepresidentes del Gobierno —señores

García Hernández, Cabello de Alba y Suárez González son abogados, miembros de

A.N.E.P.A. y del Club Siglo XXI. Según Europa Press, «los cambios ministeríales

pueden considerarse fiel reflejo de las recientes declaraciones del presidente

Arias en su rueda de Prensa en TVE.» Las notas salientes de

estas.manifestaciones fueron:

Apoyo abierto a la política de asociaciones, Intransigencias frente a la

oposición, considerada subversiva y preocupación por el tema económico, según la

misma agencia.

 

< Volver