Autor: A. G. E. (Ya economía). 
 Tras la crisis. 
 Las primeras horas     
 
 Pueblo.    05/03/1975.  Páginas: 1. Párrafos: 10. 

TRAS LA CRISIS LAS PRIMERAS HORAS.

La mañana se abrió con la sonrisa de los cinco nuevos ministros, ofrecida desde

las primeras paginas de todos los diarios matutinos. El presidente Arlas cuenta

con —realmente— un nuevo Gobierno, aunque esta valoración responde más a un

punto interpretativo para el futuro que a la realidad administrativa. Los

primeros ecos en Madrid son de distensión. En efecto, las jornadas de la crisis

han sido tensas, sobre todo por una ausencia de informaciones anticipadoras

fiables. Asimismo, en los círculos políticos se opina que el presidente Arias ha

salido reforzado con esta variación.

En los periódicos.

• Los periódicos son buen reflejo —esta mañana— de todo ello. Tai vez, el

que más ha llamado la atención es >>ABC>>. El debut oficial del nuevo

director, José Luis Cebrián, es perfectamente apreciable. «A B C» abandona

hoy su —últimamente— estandarización informativa y ofrece a sus lectores un

amplio servicio dedicado a la crisis, en el que prevalece un agradable sentido

de la urgencia y del reporterismo. En lo ideológigo, un editorial matiza los

hechos. Tal vez el párrafo más significativo de dicho comentario es e) que

sigue:

«Si alguna virtud tiene la delimitación de áreas que parece inseparable de la

escala de vicepresidencias en el Gobierno es, sin duda, procurar la máxima

coordinación política y funcional entre los Ministerios, cuya acción se mueve,

naturalmente, en un campo de juego común, es decir, en un campo de juego donde

son muy directas las interdependencias, donde la actuación de cada uno

condiciona fuertemente la actuación de los demás.»

• El diario «Ya» no se refiere en su editorial a la crisis. Pero si sitúa

ante el renovado equipo económico ministerial una invitación a reflexionar ante

la situación «financiera», que no es «ni buena ni tranquilizadora».

La opinión del periódico se trasvasa al comentario de Luis Apostúa, quien

«italianiza» la crisis, lo cual es muy ingenioso.

• «Arriba» tampoco ofrece la «editorialización» del tema. Pedro

Rodríguez —que debuta hoy con su para nosotros entrañable colmena— y Fernando

Onega «picotean» en pos de la crisis. Onega escribe: «Es inútil buscar

significaciones telescópicas a la nueva composición del Gobierno. La «Linea

Arias» se manifiesta tan nítida y tan congruente y su figura tan robustecida,

que la remodelación ya rindió su primer servicio: la seguridad administrativa.

• «Nuevo Diario» titula su editorial «Respiro hondo y sereno». Reproducimos,

en primer lugar, un párrafo intencionado. Dice el editorialista de «N D»:

«Acaso hayan quedado sin retocar algunos sectores ministeriales que, en opinión

de la ciudad y del campo, podrían haberse renovado. Lo cual no impide un futuro

remodelamiento.» También se dice en dicho comentario: «Ha quedado claro

que el Gobierno se afianza y afianza sus parámetros. La línea política

aparece cada vez más nítida y homogénea.»

• Y ahora se abre lo que siempre se llama «la pedrea de la crisis». «Ya»

dice, según López Aparicio que nueve subsecretarios y 33 direcciones generales

podrían «obtener» nuevo titular. Ello es perfectamente posible y, por supuesto,

posible. Y en los Ministerios —y fuera de ellos— se ha iniciado la búsqueda de

los contactos con los nuevos hombres del Gobierno. «Pero tú no conoces a...» Y

como respuesta: «Sí, hombre, si; si estudiamos juntos.» Es innegable que la

información de interés humano está hoy en las sedes de los departamentos

ministeriales, en los que los antiguos altos funcionarios andan perplejos con la

dinámica en cambios del Gobierno Arias. Junto a esto se han ido produciendo

dimisiones. Algunas de ellas, al no querer ser hechas públicas por sus

titulares, las silenciamos. El primer dimitido seguro ha sido don José Mana

Ruiz Gallardón. El Consejo de Comercio Interior y de los Consumidores entra

nuevamente, en crisis. Este organismo tiene —y mientras no se demuestre lo

contrario— el récord de poca duración de sus presidentes en el cargo.

Posibles cambios.

• De Trabajo llegan noticias de que don Fernando Suéraz no realizaría, en

principio, muchos cambios. En los pasillos de ese Ministerio ya se hablaba esta

mañana de la salida del subsecretario y del director general de la Seguridad

Social, aunque este último podría «reforzar» su posición.

• En Comercio se habla de «revolución»; parece que el nuevo titular intentará

volver a «internacionalizar» el Ministerio, recobrando sus prioridades en el

comercio exterior, que, en alguna medida, fueron disminuidas y travasadas a

Asuntos Exteriores desde los tiempos de López Bravo.

• No hay muchas nuevas de Industria. Llama mucho la atención el

cambio en Secretaría General y la influencia que éste podría tener en el Consejo

Nacional y, por tanto, en el asociacionismo. Tampoco, por el momento, hay

demasiadas impresiones en Justicia. Un funcionario nos decía esta mañana:

«Hay muchos recogiendo papeles, más de los que yo pensaba.» En fin, lo fiable en

torno a estas primeras impresiones es mínimo Ello es lógico.

A. G. E.

 

< Volver