La solución de la crisis, vista por los comentaristas políticos     
 
 ABC.    05/03/1975.  Página: 23. Páginas: 1. Párrafos: 8. 

ABC. MIÉRCOLES 5 DE MARZO DE 1975. EDICIÓN DE LA MAÑANA.

PAG. 23.

LA SOLUCIÓN DE LA CRISIS, VISTA POR LOS COMENTARISTAS POLÍTICOS ÁNGEL GÓMEZ

ESCORIAL

(Comentarista político de «Pueblo»)

«Yo voy a decir, en síntesis, lo que, horas después de la salida de ABC,

aparecerá en mi crónica de "Pueblo". Por encima de otras consideraciones, en

esta ocasión han fallado los augures. Era, al menos en el nivel en que yo me

muevo, imprevisible la solida de don José Utrera Molina. No habían sonado los

nombres de Alvarez Miranda y de Sánchez-Ventura, y, de hecho, el conocimiento de

los nuevos hombres que se incorporan al Gobierno ha llegado, prácticamente,

cuando ya era oficial. Ha sido, sin duda, la crisis más sigilosa desde los

tiempos en que la Información confidencial llegaba con mucha antelación a su

publicación en el "Boletín Oficial".

En cuanto a consideraciones políticas, es fácil entender que el espíritu

fundacional del Gobierno Arias continúa, ya que con el presidente permanecen tus

colaboradores más apreciados.)

MARIANO DEL MAZO (Comentarista político de «Nuevo Diario»)

«Esta crisis yo la llamaría más mecánica que violenta, es decir, no se trata de

una crisis revolucionaria, extraordinaria. Los ministros de Industria y Comercio

tenían que ser relevados tras la salida de Barrera de Irimo; del cese de Ruiz-

Jarabo ya se hablaba, previéndose a continuación de la aprobación de la Ley

Orgánica de la Justicia; Fernando Suárez conoce la "casa", su nuevo Ministerio;

finalmente, en cuanto a Herrero Tejedor, es importante su nombramiento, es

figura Idónea para la Secretaría General de la que fue ya vicesecretario, por

esta razón y porque fue el Iniciador del aperturismo dentro del Movimiento y en

el S. E. U.»

FERNANDO ONEGA (Comentarista político de «Arriba» y Prensa del Movimiento)

>Un relevo de cinco ministros quiere decir que hay un cambio, por leve que sea,

en, la orientación general del Gobierno.

Puede usted llamarle "reconsideración sobre la marcha". En cuanto a este

reajuste en concreto pienso que ha salido notablemente robustecida la figura del

presidente del Gobierno. Hay una "línea Arias" tan nítida en el reajuste, que

evita cualquier meditación a distancia. En definitiva, la unidad del Gabinete

queda más soldada. Sólo a partir de este momento podemos hablar con exactitud de

un "Gabinete Arias Navarro".>

JOSÉ ONETO (Comentarista político de «La Vanguardia Española»)

«En una impresión de urgencia, el nuevo Gobierno me parece que está en

condiciones de responder mejor a la etapa de cambio que está viviendo el país.

El nuevo Gobierno, en el que habría que destacar, sobre todo las ausencias de

Utrera Molina y de Ruiz-Jarabo, parece estar mejor Identificado con ese programa

de reformas anunciado hace un año por el presidente Arias Navarro.

La Impresión es que Arlas ha vuelto a recuperar la Iniciativa en unos momentos

de graves dificultades para el país. Afortunadamente, en esta crisis no ha

influido el catastrofismo que muchos auguraban y la dureza que parecía

desprenderse de la intervención presidencial en Televisión Española la semana

pasada. Tras muchos paréntesis y pesimismos, parece abrirse una nueva puerta a

la esperanza.»

LORENZO CONTRERAS

(Comentarista político de «.Sábado Gráfico» y cronista en Cortes de

«Informaciones»)

>Jugada política Importante. El tándem Arias-Carro ha demostrado habilidad. Las

salidas de Utrera y Ruiz-Jarabo Implican, sobre el papel, al menos, un revés

para los "históricos". Gana la Alianza del Pueblo. Situación con riesgos. Puede

que haya reacción)

WIFREDO ESPINA (Subdirector de «El Correo Catalán»)

«Decidido por el presidente del Gobierno hacer una crisis amplia y no una simple

substitución del dimitido titular de Trabajo, creo que debía haberse aprovechado

la oportunidad para hacer una reorganización más profunda, más política: bien

reforzando el sentido de homogeneidad del Gobierno o bien el de concentración,

teniendo en cuenta los graves problemas que le esperan. No se ha hecho. Y quizá

no se ha podido hacer. El cambio tiene un acento, a primera vista, bastante

tecnocrático. Es un "arreglo" hábil y favorable al equipo Arias, aunque no sé si

resolverá nada. Sobre todo, se encuentran a faltar personalidades

representativas de grupos políticos y de las regiones. No hay, por ejemplo,

ningún catalán.»

 

< Volver