Relevo en presidencia     
 
 Informaciones.    05/01/1974.  Página: 2. Páginas: 1. Párrafos: 10. 

RELEVO EN PRESIDENCIA

AYER tarde, en la Presidencia del Gobierno, tomó posesión el nuevo Gabinete del

presidente Arias Navarro. En la mañana, el Gobierno había acudido al palacio de

El Pardo y sus componentes habían jurado los cargos antes de proceder a un breve

Consejo de ministros presidido por el Jefe del Estado, del que no ha habido

comunicado oficial. En el palacete de Castellana, 3 se procedió al relevo

protocolario del Gabinete, prescindiendo de la costumbre de ceremonias por

separado en cada Ministerio. Se ha procedido así por respeto a las trágicas

circunstancias del relevo —asesinato del anterior presidente— y para significar

la responsabilidad solidaria de los ministros.

El presidente saliente, don Torcuato Fernández Miranda (presidente interino

durante catorce días), habló en nombre propio y de los ministros cesantes.

Centró su intervención en señalar sus lealtades y fidelidades: Franco, Principe

de España, pueblo español y al extinto presidente Carrero. Al referirse a este

último, dijo: «Afirmo mi lealtad desde la fidelidad al ejemplo vivo del

almirante Carrero Blanco. De este ejemplo surge mi talante futuro en el

comportamiento político que hoy inicio. No termino; continúo un nuevo camino

político al servicio del pueblo.»

El señor Fernández Miranda Inició su parlamento con estos párrafos: «Se ha dicho

que soy un hombre sin corazón, frío y sin nervios. No es verdad. Lo que sucede

es que soy asturiano. Y los asturianos tenemos cierta miedo al corazón y al sol.

Sí, al corazón y al sol. En las tardes abiertas de cielo raso, cuando el Sol

luce con toda su fuerza, los asturianos sabemos que a la caída de la tarde las

nieblas y las nubes surgirán de las entrañas de la Tierra o desde la invasión de

la mar. En esos, atardeceres, los valles, las montañas y senderos se hacen

peligrosos. Hay quien dice que entre la densa niebla cabalgan las brujas. Sólo

los altos picachos cubiertos de nieve, erguidos, logran librarse de las

tinieblas, y no siempre...»

Tras un discurso del vicepresidente primero del Gobierno, el señor Arias Navarro

expuso una norma programática de seis puntos, que en síntesis son los

siguientes:

1.º Repulsa de los grupos «notoriamente minoritarios» que intentan alterar la

paz y el orden. Dado que uno de los ejemplos mas concluyentes de la eficacia del

Estado es la paz social, «el Gobierno español anuncia que hará uso de toda su

autoridad —con rigor y serenidad— para defender el bien común y mantener un

orden en cuyo marco los españoles puedan ejercitar y desarrollar sus derechos y

libertades».

2.» A pesar de las dificultades de la coyuntura nacional e internacional,

proseguir el desarrollo y garantizar al país —especialmente a las clases

trabajadoras— el mantenimiento y promoción de un mejor nivel de vida.

3.º Reforzamiento de las estructuras políticas. El Gobierno concede alta

importancia «al desarrollo de la participación política, que ha de ser promovido

y estimulado, teniendo en cuenta la probada madurez cívica de nuestro pueblo y

las necesidades del momento presente».

4.° Incorporación de la Juventud a la vida social y segura confianza en las

generaciones futuras.

Ejemplaridad a este respecto de "la figura del Príncipe de España.

5.o Colaboración de España en el plano internacional para lograr la paz.

Continuidad de los tradicionales lazos de amistad con otros países. Búsqueda de

un nuevo orden internacional inspirado en el respeto mutuo y en la colaboración

universal en beneficio de los países menos favorecidos.

6.0 Solidaridad con las culturas colindantes y trasatlánticas, constantes de

nuestra Historia.

 

< Volver