Autor: Bages Agusti, Eduardo. 
   La oportunidad de juzgar     
 
 ABC.     Páginas: 2. Párrafos: 4. 

LA OPORTUNIDAD DE JUZGAR

Señor director de ABC:

La mejora constante de nuestro nivel económico, afortunadamente no sólo ha

provocado un mayor consumo de bienes materiales, sino también una, mejora

importante del nivel intelectual del país, traducido inmediatamente en un

interés positivo y constructivo hacía todas aquellas circunstancias políticas,

económicas y sociales que puedan afectar el "bienestar de nuestra sociedad.

Los diversos e importantes acontecimientos que han ocurrido en España y en el

mundo en el curso de los últimos doce meses, una mayor libertad de Prensa y las

perspectivas de una apertura política, con posibilidades de verdadera

participación, han acentuado la sensibilidad política de la mayoría de los

españoles, sin distínción de tendencias. No cabe duda croe parte importante de

esta sensibilización e interés por la cosa pública está agudizada por la difícil

coyuntura económica por la que atraviesa el mundo libre. España no podía escapar

a esta situación, y para hacer frente a sus consecuencias el Gobierno.

8 DE NOVIEMBRE DE 1974.

Arias concedió especial énfasis a los asuntos económicos, nombrando

vicepresidente segundo del Gobierno al ministro de Hacienda, don Antonio Barrera

de irimo. Su relevante personalidad, trascendente puesto y graves

responsabilidades concentraban gran atención y fundadas esperanzas.

Cuando, con motivo de las últimas e importantes medidas de estabilización, el

señor Barrera actuó como coordinador y portavoz de la Administración, creo que

nadie, ajeno a los entresijos de nuestra política interna, pudo imaginar su

inmediata dimisión. No estoy capacitado y carezco de los elementos e información

necesarios para explicarme las causas que motivaron tan súbita decisión: ahora

bien, como ciudadano preocupado por el presente y porvenir de nuestro país, me

sorprende que cambio tan notorio pueda producirse sin que el Gobierno conceda al

pueblo español, llano, pero soberano, como mínimo, una somera, pero razonada

explicación de Jas circunstancias Que han concurrido en tan inesperada

situación.

Si de verdad deseamos que España alcance una auténtica mayoría de edad hemos de

facilitar a todos los españoles la oportunidad de conocer y juzgar los

acontecimientos que ocurren en su país, para que, a tenor de sus conocimientos y

experiencias, adquieran el suficiente grado de responsabilidad, que paulatina y

progresivamente les permita participar de forma activa, sincera y eficaz en el

desarrollo integral de su propia comunidad. Eduardo BÁGES AGUSTI.

 

< Volver