Autor: Pi y Torrente, Ramón. 
   Excelentes perspectivas para la promoción de ingenieros industriales     
 
 ABC.    19/02/1964.  Página: 49. Páginas: 1. Párrafos: 6. 

19 DE FEBRERO DE 1964. EDICIÓN DE LA MAÑANA, PAG. 49.

EXCELENTES PERSPECTIVAS PARA LA PROMOCIÓN DE INGENIEROS INDUSTRIALES

El Flan de Desarrollo condicionará la vida española durante los próximos cuatro años. Es sabido—el señor López Rodó lo ha repetido hasta la saciedad— que únicamente se conseguirán sus objetivos si el desenvolvimiento de los diversos sectores económico-sociales del país es armónico. Y, al echar una ojeada al Plan, se adquiere el convencimiento de que no puede ser de otro modo.

Por eso no han sorprendido en Sevilla tres gratísimas noticias sabidas en los últimos dos meses. Nos referimos a la creación de una Escuela de Ingenieros Industriales, la ley de Reordenación de las Enseñanzas Técnicas y la creación de un Polo de Crecimiento en uno de los extremos del futuro canal Sevilla-Bonanza, No han causado sorpresa los tres acontecimientos, aunque grande ha sido la alegría de los sevillanos al recibirlos.

La sola perspectiva de la creación del canal Sevilla-Bonanza abría para la Enseñanza. Técnica hispalense amplios horizones. Pero, por si tal empresa no bastara, el Gobierno dispone la creación del Polo de Crecimiento Industrial en Sevilla y su zona. No resulta nada extraño que, dentro de la línea seguida en el Plan de Desarrollo, se haya resuelto la creación de una Escuela de Ingenieros Industriales.

En el terreno de la Enseñanza Superior, Sevilla se encuentra acosada por dos problemas de difícil solución; por un lado está la cuestión del espacio. La Universidad se trasladó a su nueva sede hace ya algunos años, y hoy necesitan algunas Facultades ampliar el terreno docente, Incluso saliendo del

edificio (un cuadrilátero perfectamente cerrado) para instalar fuera algunas secciones. El otro problema lo constituye el económico. En recientes declaraciones, el director general de Enseñanza Universitaria indicaba que hacen falta más de cien millones de pesetas para terminar las instalaciones del actual recinto universitario. Otro tanto sucede con la Escuela de Arquitectura, creada hace cuatro años. En tan corto espacio de vida, ha visto como el pabellón del Brasil, lugar donde tiene su sede, ha ido quedándose pequeño para sus necesidades.

La Universidad sevillana crece, y se hace cada día más preciso ofrecer nuevas posibilidades de estudio a los jóvenes que acceden a los superiores estadios de la enseñanza. La Escuela de Ingenieros Industriales supone la promoción de muchos andaluces hacia esta actividad, con nuevos puestos de trabajo y dirección, tanto en el ámbito del Polo de Crecimiento como a le largo de toda la zona del canal. Se espera la puesta en marcha de la Escuela en el curso 1964-65, es decir, en octubre próximo, aunque existe la posibilidad de que se demore un año, condicionadamente a la puesta en vigor de la ley de Reordenación de las Enseñanzas Técnicas.

Y en cuanto al emplazamiento de la Escuela, de momento no se ha resuelto todavía la cuestión con carácter definitivo, AI parecer, se construirá un edificio de nueva planta cerca de la actual Escuela de Arquitectura, si bien los primeros cursos funcionarían, al principio, en la sede actual de algunas Facultades.—Ramón PI Y TORRENTE.

 

< Volver