Arias Navarro expone el programa del gobierno. 
 Toda la autoridad para defender el bien común y mantener el orden     
 
 ABC.    05/01/1974.  Página: 17,19. Páginas: 2. Párrafos: 11. 

MADRID, SÁBADO 5 DE ENERO DE 1974 - NUM. 21.145 SEIS PESETAS

DIRECTOR: TORCUATO LUCA DE TENA DEPOSITO LEGAL: M-13 1958- 112 PAGS.

ARIAS NAVARRO EXPONE EL PROGRAMA DEL GOBIERNO TODA LA AUTORIDAD PARA DEFENDER El

BIEN COMÚN Y MANTENER El ORDEN

«El desarrollo de la participación política ha de ser promovido y estimulado,

teniendo en cuenta la probada madurez cívica de nuestro pueblo y las necesidades

del momento presente»

«EL GOBIERNO EXPRESA EN LA FIGURA DEL PRINCIPE DE ESPAÑA, CON SU HUMANA

EJEMPLARIDAD, LA SEGURA CONFIANZA EN LAS GENERACIONES SOBRE LAS QUE HA DE

FUNDAMENTARSE EL FUTURO ESPAÑOL»

«Se garantizará a los españoles, especialmente a las clases trabajadoras, el

mantenimiento y promoción de un mejor nivel de vida»

«EN EL ORDEN INTERNACIONAL, REITERA LA VOCACIÓN UNIVERSAL DE ESPAÑA, QUE

MANTIENE SU AFAN EN COLABORAR EN LA TAREA DE LA PAZ»

EN el salón central de la planta baja de la Presidencia del Gobierno se celebró

la toma de posesión colectiva del nuevo Gabinete. Asistieron, con los

ministros entrantes y los salientes, numerosos miembros de anteriores Gobiernos,

subsecretarios, directores generales, consejeros nacionales, procuradores

en Cortes primeras autoridades provinciales y locales de Madrid y Barcelona

y otras muchas personalidades que llenaban el amplio salón y se extendían

apretadamente por las estancias contiguas. Rigurosa vigilancia a la

entrada del edificio por el paseo de la Castellana y la calle de Alcalá

Galiano.

Habló en primer lugar el ex vicepresidente y ex-ministro secretarlo general del

Movimiento, don Torcuato Fernández-Miranda. Luego lo hizo el nuevo

vicepresidente y ministro de !a Gobernación, don José García Hernández. Por

último, intervino el presidente del Gobierno.

Las palabras cié don Carlos Arias Navarro fueron fundamentalmente una

declaración programática de los nuevos gobernantes.

DISCURSO DEL PRESIDENTE DEL GOBIERNO

«Por primera vez los miembros de un Consejo de Ministros toman posesión de sus

cargos conjuntamente.

Con ello hacemos paladina declaración de nuestra condición de ministros

solidariamente responsables de la tarea de Gobierno que las leyes nos confieren.

Se trata de una solidaridad conscientemente aceptada porque todos nosotros

participamos en los mismos ideales del Movimiento Nacional, en la entera lealtad

al Jefe del Estado, en el mismo afán de servir a España y a los españoles. Nos

urge la vocación de servicio que profesamos como el más alio honor. Y en aras de

esa exigente vocación pondremos los talentos que Dios nos ha dado y nuestra más

decidida voluntad de acertar en todo momento.

Na se nos ocultan las dificultades con que hemos de enfrentarnos en nuestra

tarea, pero confiamos en vencerlas con la ayuda de. Dios, la alta dirección del

Jefe del Estado y la colaboración de todos los españoles, que tan ejemplar

lección han sabido dar ante el mundo con ocasión de los dolorosos

acontecimientos que recientemente hemos sufrido. Esperamos mucho de la alta

misión orientadora de los medios de comunicación social, que por ser al mismo

tiempo intérpretes y formadores de la opinión pública. han de ofrecernos, como

hasta ahora han flecho en su inmensa mayoria, su permanente lección de amor a

España y de constante promoción de los ideales y fines de la política nacional.

Gracias, desde lo más profundo de mí corazón, a Torcuato Fernández-Miranda por

su cátedra de exacto patriotismo, abierta permanentemente para provecho de

cuantos sienten la verdadera vocación política. Estamos seguros de que su

aleccionadora palabra no nos faltará, como no nos faltó en un momento difícil,

cuando nos dio la frase justa y el tono sereno que supo llevar le tranquilidad a

los espíritus acongoados.

ESTIMACIÓN A LA LABOR REALIZADA

APUNTE PARA UNA POLÍTICA

DECLARACIÓN DEL PRESIDENTE EN LA TOMA DE POSESIÓN DÉ LOS NUEVOS MINISTROS

Yo te pído. Torcuato, que aceptes una vez más el testimonio de la admiración que

siempre me merecieron tu talento, tu espíritu de trabajo, tu afán de saber y tu

generosidad de enseñar. Y a cuantos conmigo formaron parte del anterior Gobierno

y que hoy cesan en sus cargos, me honro en expresarles aquí, muy solemnemente,

con voz que quiere ser oída, los sentimientos de personal amistad y la más alta

estima por la sabor realizada. El pueblo español, rico en entrañables virtudes,

es muy especialmente ejemplar en la gratitud. V vosotros habéis ganado ese

reconocimiento que yo me complazco en hacer público.

No voy a enumerar los méritos y condiciones, asi como la decidida voluntad de

servicio de los nuevos ministros. Juntos iniciamos ahora una ilusionada tarea,

cuyos propósitos creo suficientemente reflejados en los puntos siguientes: 1 El

Gobierno estima inexcusable debér el expresar, en el acto de su constitución, el

reconocimiento público de las virtudes del anterior presidente. El capitán

general don Luis Carrero Blanco, como claro espejo de las excepcionales

calidades del Ejército español, fue ejemplo de sacrificada entrega al servicio

de la Patria en la permanente lealtad al Jefe del Estado. Al recoger el dolor de

España, e) Gobierno manifiesta Inequívocamente su repulsa contra las actitudes

de grupos notoriamente minoritarios que intentan alterar la paz y el orden. La

tranquilidad social y el pacífico convivir de los españoles —verdadero

patrimonio nacional— constituyen uno de los ejemplos más concluyentes de la

eficacia de nuestro sistema político, apreciado por propios y extraños; desde

esta perspectiva, el Gobierno español anuncia que hará uso de toda su autoridad

—con rigor y serenidad— para defender el bien común y mantener un orden en cuyo

marco los españoles puedan ejercitar y desarrollar sus derechos y libertades.

2 El fomento de las virtudes de nuestro pueblo, su legitima aspiración a unas

cotas más altas de bienestar y la fundada esperanza de perfeccionar un orden

social que progresivamente debe ser más Justo, son consideraciones que

Inspirarán la política del Gobierno para proseguir —a pesar de las dificultades

que la coyuntura presente ofrece— el desarrollo y. garantizar a los españoles,

especialmente a las clases trabajadoras, el mantenimiento y promoción de un

mejor nivel de vida.

3 Construido el Estado sobre el sólido cimiento de la unidad nacional, resumen

auténtico de una rica variedad de hombres y tierras, que han de ser contempladas

para potenciar la vida local, provincial y regional, el Gobierno fija entre sus

objetivos principales el de contribuir a reforzar las estructuras políticas, tal

y como acaba de anunciar el Jefe del Estado. Y en esta linea concede alta

importancia al desarrollo de la participación política, que ha de ser promovido

y estimulado, teniendo en cuenta "la probada madurez cívica de nuestro pueblo y

las necesidades del momento presente.

4 Al reconocer el decisivo papel de la Incorporación de la Juventud a todas las

actividades de la vida social, el Gobierno expresa en la figura del Príncipe de

España —con su humana ejemplaridad— la segura confianza en las generaciones

sobre las que ha de fundamentarse el futuro español.

5 En el orden internacional, el Gobierno reitera la vocación universal de

España, que mantiene su afán en colaborar en la tarea de la paz. Y al asegurar

la continuidad de los tradicionales lazos de amistad con otros países, comparte

la preocupación actual del mundo en orden a los problemas que ponen en riesgo el

progreso de la Humanidad. En este sentido, el Gobierno español espera la

acuciante dedicación de todos los Estados para encontrar las bases de un nuevo

orden Internacional Inspirado en el respeto mutuo y en la colaboración universal

para el desarrollo económico y social de los países menos favorecidos.

6 Si a esto unimos la solidaridad con las culturas colindantes y trasatlánticas

—constantes de nuestra Historia—, sentado queda el que hacer histórico de una

continuidad y una confianza en el destino de España, a la que el Gobierno se

emplaza y de la que se hace responsable, contando con .el generoso apoyo del

gran protagonista: el pueblo español.»

 

< Volver