Oriol tomó posesión de la presidencia del Consejo de Estado     
 
 ABC.    18/07/1973.  Página: 23. Páginas: 1. Párrafos: 14. 

A B C. MIÉRCOLES 18 DE JULIO DE 1973. EDICIÓN DE LA MAÑANA. PAG. 23.

ORIOL TOMO POSESIÓN DE LA PRESIDENCIA DEL CONSEJO DE ESTADO

E! almirante Carrero Blanco rindió homenaje a la memoria del conde de Bau, que

presidió hasta su muerte el alto organismo consultivo.

«NUESTRO ORDENAMIENTO JURÍDICO ES MARCO ADECUADO PARA ALCANZAR LOS MAS ALTOS

NIVELES DE LIBERTAD Y JUSTICIA», DIJO EL NUEVO PRESIDENTE

El Consejo de Estado celebró ayer sesión plenaria, bajo la presidencia del

almirante don Litis Carrero Blanco, presidente de! Gobierno, quien dio posesión

de su cargo al nuevo presidente de! citado Alio Cuerpo consultivo, don Antonio

María de Oriol y Urquijo, ex ministro de Justicia. El señor Oriol y Urquijo

sustituye en dicho cargo a don Joaquín Bau, conde de Bau, vicepresidente del

Consejo del Reino, recientemente fallecido.

Asistieron al acto los ministros de Justicia, Gobernación. Obras Públicas,

Educación y Ciencia, Comercio, Trabajo, Aire.y Relaciones Sindicales, así como

los consejeros y letrados del alto organismo y otras personalidades.

La ceremonia fue iniciada con la lectura del decreto de nombramiento, efectuada

por el secretario del Consejo de Estado, don Alberto Martín Artajo. A

continuación prestó juramento de su cargo el nuevo presidente, apadrinado por

los consejeros permanentes don Luis Jordana de Pozas y e! marqués de

Valdeiglesías. Tras serle impuestos los atributos presidenciales, don Antonio

María de Oriol y Urquijo ocupó su escaño presidencial.

PALABRAS DEL SEÑOR ORIOL

Tomó la palabra el nuevo presidente del Consejo de Estado, quien puso de relieve

que para él constituía un Inmerecido honor el que el Jefe del Estado le haya

designado para el carga. Asimismo, e! señor Oriol rogó al presidente del

Gobierno que hiciera llegar al Caudillo su expresión de gratitud por ese honor y

esa renovada confianza, «a la que lie de corresponder —afirmó— con una entrega

total a la misión que me encomienda».

«Esa lealtad que juré —dijo a continuación—, permanente e irrevocable actitud de

fidelidad, no sólo a !a persona del Caudillo, sino también a su obra, tanto en

el orden institucional como legal. Pero, de manera especial, esta lealtad ha de

aplicarse a ¡o previsto para que la continuidad de este gran esfuerzo nacional

quede asegurado. Esta se personifica en quien, a título de Rey, habrá de

continuar lo que hace treinta y siete años se inició para liberar a España.»

«Señores consejeros —prosiguió—: nuestra época nos demanda con insistencia y

urgencia soluciones justas para las cada vez más complicadas relaciones humanas.

Nuestra sociedad, al compás de su desarrollo, económico, nos exige encontrar

nuevas fórmulas para la vida libre del hombre. Nuestro ordenamiento jurídico es

marco adecuado para alcanzar los más altos niveles de libertad y de justicia

para los españoles. Pero libertad y justicia no son valores abstractos ni pueden

quedar reducidos a meros conceptos formales, sino que requieren un permanente y

continuado esfuerzo para crear las condiciones necesarias en nuestra compleja

sociedad a fin de «que el hombre, portador de valores eternos, pueda realizarse

plenamente».

«Nuestra tarea —concluyó el señor Oriol y Urquijo— es contribuir en el marco de

nuestra función a que el hombre alcance esa plenitud en un estado socialmente

justo, económicamente próspero y políticamente ordenado y en paz.»

DISCURSO DEL PRESIDENTE DEL GOBIERNO

Cerró e! acto el presidente del Gobierno. E! almirante Carrero Blanco dedicó un

cálido recuerdo a don Joaquín Bau Nolla, a quien calificó de «prototipo de esos

innumerables españoles que ponen por encima de todo su condición de españoles,

que es la mejor manera de servir a la tierra que les vio nacer».

«Sus características más destacadas de patriotismo, lealtad y espíritu de

servicio hicieron de él un español ejemplar», afirmó asimismo el presidente del

Gobierno. «La pérdida de este gran español y de este gran amigo sólo tiene para

nosotros el consuelo de la firme confianza de que Dios le ha acogido en su

seno».

«Es bueno recordar —dijo seguidamente— que durante la segunda República, el

Consejo de Estado quedó suspendido en la práctica al verse reducido a una

comisión de carácter exclusivamente técnico, totalmente inoperante, integrada

por seis miembros. Una de las primeras medidas adoptadas por el Caudillo, en su

incansable tarea de devolver a la Patria sus más gloriosas y auténticas

tradiciones, fue la de restablecer el Consejo de Estado en sus funciones,

mediante la promulgación de la ley de 10 de febrero de 1940 y posteriormente de

su Ley Orgánica de 25 de noviembre de 1944 y del reglamento que la desarrolla,

aprobado por decreto de 13 de abril de 1945».

Por último, el presidente del Gobierno manifestó:

«No quisiera terminar estas breves palabras sin referirme al hombre que, a

partir de hoy, va a regir el Consejo de Estado. Don Antonio María de Oriol y

Urquijo es sobradamente conocido de todos».

«Felizmente, también concurren en él las características básicas de patriotismo,

lealtad y espíritu de servicio. Estas características y su gran experiencia de

la Administración, adquiridas durante los últimos ocho años al frente del

Ministerio de Justicia, le auguran, tanto a él como a este Consejo, días de

ventura y acierto en el permanente servicio a los supremos intereses de la

Patria».

TOMAS DE POSESIÓN EN EL MINISTERIO DE TRABAJO

El subsecretario de Trabajo, don Vicente Toro Ortí, ha dado posesión a los

nuevos altos cargos del Departamento recientemente nombrados por orden

ministerial, don Ángel Salas Rubio, subdirector general de Economía y Servicios

Sociales del Trabaja; don Eduardo Urgorri Casado, inspector general de

Servicios, y don Rafael de Luxán García, jefe de la Inspección Central de

Trabajo.

DECRETOS EN EL «BOLETÍN OFICIAL»

Por sendos decretos del Ministerio da Educación y Ciencia, que hoy publica el

«Boletín Oficial del Estado», cesa en el cargo de rector magnífico de la

Universidad Complutense don Adolfo Muñoz Alonso, y se nombra para el mismo cargo

a don Ángel González Alvarez.

VICERRECTOR DE LA UNIVERSIDAD AUTÓNOMA

Ha tomado posesión como nuevo vicerrector de la Universidad Autónoma de Madrid

el profesor don Joaquín Pérez Villanueva. Al acto, celebrado en el Rectorado de

la citada Universidad, asistieron el ministro de Educación y Ciencia, profesor

Rodríguez Martínez; el director general de Universidades, profesor Suárez; la

Junta de Gobierno de la Universidad Autónoma, presidida por su rector, profesor

Nieto, y otras personas.

 

< Volver