30 años. 
 La variedad política del régimen     
 
 Pueblo.    01/10/1966.  Páginas: 1. Párrafos: 8. 

LA VARIEDAD POLÍTICA DEL RÉGIMEN

LA España en que hoy vivimos, tan diversa de la de 1936, se construyó día tras

día con habilidad, con mimbres y con tiempo. Los treinta años de servicio que

hoy cumple en su puesto el Jefe del Estado, resumen el periodo de paz sin

precedentes en que se hizo la gran obra. Las mimbres fueron las posibilidades y

los hombres que Franco utilizó diestramente en las distintas situaciones y

circunstancias.

PORQUE es un hecho cierto que, pese a las propagandas obstinadas en presentar al

régimen español como totalitario, a la manera fascista, y férreamente homogéneo,

los Gobiernos de Franco han recogido siempre en su seno una variedad política

claramente significativa de las tendencias latentes y actuantes en la vida

nacional. No podríamos hablar de partidos políticos, pero si de tendencias y

sectores. Para cada labor expresa, el Jefe del Estado ha elegido al hombre

adecuado, pero con el tacto suficiente para que nunca se rompiera el equilibrio

de las corrientes políticas confluyentes en el régimen. Asi, insensiblemente, al

mismo tiempo que se levantaba la España habitable que hoy tenemos ante los ojos

surgía una convivencia disciplinada y coherente entre hombres políticos de

diversos orígenes ideológicos, diferentes estilos de actuación y de distintas

aspiraciones para el futuro. Falangistas, monárquicos tradicionalistas,

monárquicos liberales, católitos de neta tendencia a la democracia cristiana y

hombres procedentes de otros ámbitos católicos, con visiones políticas nuevas y

audazmente ejecutivas en la moderna inscripción religiosa del Opus Dei, han

colaborado con Franco en la complicada arquitectura de la España actual.

LA personalidad de Francisco Franco ha logrado coordinar bajo su autoridad, y en

el servicio de una empresa nacional, las tendencias de sus colaboradores

eminentes y de los sectores sociales que prácticamente representaban. Gomo

símbolo de esta vida política comunicada en lov. treinta años de Jefatura del

Estado de Franco, traemos a esta página la evocación gráfica de algunos hombres

representativos de diversas ideologías. Al lado de estos sectores figuraron

también personalidades de todos ellos, elegidas más que por su adscripción, por

sus especializaciones útiles para la función publica, mas las relevantes figuras

militares en los departamentos de la Defensa. LAS características de estos

sectores, en lineas genérales han silla éstas:

FALANGISTAS: Traen a la vida española nuevas formas del Estado, el nuevo

Sindicalismo y toda la ideología social de nuestro tiempo. Él Derecho Social se

debe básicamente a los quince años de gestión ministerial de José Antonio Girón;

y el Sindicalismo, en su fase de desarrollo, madurez y consolidación, a José

Solís. Aspiran a superar los equipajes de las derechas y de las Izquierdas

históricas, mediante una síntesis de ellas.

MONÁRQUICOS tradicionalistas: Incorporan sectores populares a la idea

monárquica del Poder, son sensibles al asociacionismo, y defienden la

democracia orgánica de tradición histórica. Son más institucionalistas que

constitucionalistas.

MONÁRQUICOS liberales: Es una zona conservadora de la política, con fidelidad a

la última familia reinante, y sin otros equipajes políticos que aquellos que

podrían derivarse de sus grandes figuras de la preguerra, Calvo Sotelo

principalmente; y de su célebre movimiento de «Acción Española».

DEMOCRISTIANOS: En España la democracia cristiana arranca de las viejas

publicaciones diarias católicas, principalmente «El Debate»; y su ideología, con

diferencia de matices y de situaciones históricas, pasa por los pronunciamientos

del catolicismo español incorporado a la política hacia los años de la primera

guerra mundial. Sus preocupaciones principales se orientan en la educación y en

la agricultura.

NEOCATÓLICOS: Representan ana actualización del comportamiento personal católico

en la vida privada y en la pública. A su modo, y para nuestro país, pueden

representar el sistema neo-capitalista con la moderación del pensamiento social

de la Iglesia. Sus preocupaciones, desde la esfera pública, son principalmente

económicas y administrativistas. Constituyen para España el primer cuadro de

tecnócratas en la Administración del Estado.

(Imágenes)

 

< Volver