Diez años de dictadura. 
 Guerra pidió libertad     
 
 Diario 16.    12/09/1983.  Página: 6. Páginas: 1. Párrafos: 6. 

Guerra pidió libertad.

Madrid — Alfonso Guerra expresó su solidaridad con los pueblos de América Latina

sometidos por regímenes dictatoriales, en la clausura de la. manifestación pro

libertad para Chile.

Alfonso Guerra subrayó, al comienzo de su discurso, que el régimen de Pinochet

no sirve ya «ni para algunos sectores que le dejaron hacer», y precisó que el

pueblo chileno «tendrá que conquistar muy duramente sus libertades».

Calificó Guerra de «injustificable y monstruosa la represión en Chile contra

manifestaciones pacíficas de protesta», y señaló que «la fiesta de la libertad

puede servir de estímulo y contagio en todo el continente para acabar con las

dictaduras, que no hacen más que abrir paréntesis en el progreso de los

pueblos».

«Este acto —añadió Guerra— dedicado a Chile, es sensible y solidario con el

resto de los pueblos que soportan regímenes dictatoriales en Iberoamérica,

Guatemala, El Salvador, Uruguay, Paraguay, Argentina, Honduras. Hay que acabar

con las dictaduras, hay que acabar con las torturas, con los exilios, con las

desapariciones y el crimen. Hay que lograr que imperen el Estado de derecho, la

justicia y la libertad en todos los pueblos del continente americano.»

Guerra afirmó que el acto es extensible y solidario con los pueblos que soportan

regímenes dictatoriales, y dijo que «hay que lograr que impere la libertad en

todo el continente americano».

El vicepresidente del Gobierno, que fue abrazado y besado por alguna mujer que

consiguió superar el servicio de orden, concluyó gritando «Para Chile, libertad,

libertad, libertad.»

 

< Volver