Autor: ARIS. 
 Galicia. La Coruña: la expropiación forzosa de unos terrenos en As Encrobas. 
 Una batalla campal  :   
 Cuarenta personas heridas, entre vecinos y números de la Guardia Civil. Once detenidos, entre los que figura el párroco. 
 Pueblo.    16/02/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 8. 

Galicia

LA CORUÑA: La expropiación forzosa de unos terrenos en As Encrobas.

Cuarenta personas heridas, entre vecinos y números de la Guardia Civil.

Once detenidos, entre los que figura el párroco.

LA CORUÑA, 16. (PUEBLO, por ARIS.) La jornada de ayer era temida por los vecinos

de As Encrobas, localidad situada a unos 30 kilómetros de La Coruña. Sabían que

las fuerzas de la Guardia Civil tenían orden de que los terrenos en litigio

fueran ocupados por la Administración. Pero los vecinos estaban dispuestos a

vender caro este acto.

Su problema data ya de hace más de un año, al producirse una expropiación

forzosa, con carácter de urgencia, solicitada por Lignitos de Meirama, filial de

Penosa, para la explotación de unos yacimientos que se usaran como materia prima

para una central térmica de esta última empresa.

Los vecinos, no conformes con el precio que les abonan por sus tierras, quieren

que les den otras iguales o similares o quieren más dinero. Estos propietarios

viven exclusivamente del trabajo de las tierras, y visitaron a todas las

autoridades pidiendo que les resolvieran el problema, pero sin recibir hasta

ahora más que buenas palabras.

Después de tres meses, en que se intentó la ocupación de las tierras sin que los

vecinos dejaran pasar a nadie, hoy fue la cuarta tentativa. El ambiente era de

preocupación, porque la ocupación se entendía que iba a ser llevada a cabo

inexorablemente, bajo la protección de la Guardia Civil para mantener el orden.

A las ocho de la mañana todos los paisanos de la zona, en su mayor parte mujeres

y hombres de edad avanzada, casi un centenar, se dieron cita en los terrenos.

Unos setenta números de la Guardia Civil, con un comandante al frente, se

limitaron, en un principio, a hacer un cordón protector de los representantes de

la ocupación, quienes, por cierto, recibieron toda clase de insultos. A las doce

llegó el momento de efectuar la ocupación, y ante la fuerte resistencia de los

paisanos, el cordón de la Guardia Civil se adelantó unos metros y comenzó a

recibir golpes, que los números del Instituto soportaron estoicamente.

El mismo comandante recibió un fuerte golpean la cabeza, y un paisano fue

detenido y conducido al jeep de la Guardia Civil. El intercambio de golpes es ya

tenso. Otro paisano recibe un golpe con la culata de un fusil conscientemente es

evacuado rápidamente. Generalizada la batalla campal, el recuento final dio diez

guardias civiles contusionados, dos de ellos con probable fractura de costillas,

y otros tantos paisanos también con heridas de carácter leve, menos uno que fue

trasladado a la residencia del Seguro de Enfermedad de La Coruña con probable

fractura de costillas.

Dos mujeres tuvieron que ser evacuadas, victimas de ataques nerviosos. Unos

quince hombres fueron trasladados, detenidos, en un jeep, a La Coruña, y en

vista de que no se desalojaba la zona, también fueron detenidas varias mujeres:

en total, unas cuarenta personas, las que, a excepción de once, fueron puestas

en libertad. Estos once posiblemente pasen mañana a disposición judicial como

presuntos autores de agresión, resistencia y desobediencia a las fuerzas del

orden público. Entre estos detenidos figura el párroco de Sésamo, villa cercana

a La Coruña..

Al final, ya sin vecinos, se procedió a la ocupación de las tierras.

Por su parte, la agencia Europa Press, en un despacho llegado a esta redacción a

primeras horas de la madrugada, da como cuarenta el número de detenidos y de

veinte el de heridos, de los cuales diez son guardias civiles.

PUEBLO 16 de febrero de 1977

 

< Volver