Autor: Freijanes, Víctor F.. 
 En un encierro en apoyo a los campesinos expropiados. 
 Un joven muere electrocutado en La Coruña     
 
 Informaciones.    19/02/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 10. 

EN UN ENCIERRO EN APOYO A LOS CAMPESINOS EXPROPIADOS UN JOVEN MUERE

ELECTROCUTADO EN LA CORUÑA.

LA CORUÑA, 19 (INFORMACIONES, por. Víctor F. Freixanes).

DON Emilio Suárez Váleles de diecisiete años, que falleció electrocutado ayer

cuando intentaba situar una pancarta de solidaridad con los vecinos de As

Encróbas en lo alto de uno de los pabellones de la Universidad Laborar de La

Coruña, será enterrado seguramente en Gijón, donde reside su familia.

Emilio Suárez habla permanecido toda la noche con 70 compañeros más en el

interior de la capilla del centro universitario, protestando por la ocupación de

tierras a los campesinos por parte de Lignitos de Meirama, empresa filial de

Fenosa, y a primera hora de la mañana, antes de abandonar su encierro,

decidieron colgar en lo alto del recinto una pancarta en la que se podía leer:

«Solidaridade Coas Encróbas» (en gallego).

Al subir al tejado, el estudiante tropezó con un cable de alta tensión,

precisamente de la empresa Fenosa. «Fue un chispazo tremendo —explicaba uno de

sus compañeros que subía tras él—. Emilio salió despedido hacia atrás y a pesar

de todos nuestros esfuerzos, de los intentos de respiración boca a boca, etc.,

nada pudimos hacer.»

Ingresó cadáver ya en la residencia sanitaria Juan Canalejo, a donde fue

trasladado en el vehículo de un profesor del centro.

No era la primera vez que el cable de conducción eléctrica producís problemas.

Días atrás, una grúa habla tenido algunos contratiempos con el mismo, que pasa a

escasa distancia del edificio. Incluso, al parécete el director de la

Universidad laboral había hecho gestiones en la empresa Fuerzas Eléctricas del

Noroeste, S. A.. (Fenosa), para que retiraran el tendido de alta tensión (unos

15.000 voltios), dada la peligrosidad que entraña el hecho de que cruce las

instalaciones universitarias.

Es un suceso más que viene a complicar el difícil problema de As Encróbas, donde

los campesinos siguen exigiendo la devolución de las tierras y amplios sectores

de la opinión pública-envían comunicados, informes y notas a los medios

informativos, Gobiernos Civiles, etc... solidarizándose con la población

expropiada y exigiendo, por lo menos, el traslado de la misma a otro lugar a

cargo de la empresa, de características similares a la mencionada parroquia.

Poco después del accidente, los alumnos colocaron a la puerta de la Universidad

dos banderas, una roja y otra gallega, con crespones negros en señal de duelo.

EN LIBERTAD EL PÁRROCO DE SÉSAMO

Entretanto, han sido puestos en libertad por la jurisdicción militar los dos

obreros y el párroco de Sésamo detenidos el pasado martes y acusados de resistir

y agredir a las fuerzas de la guardia civil de As Encróbas. Se especula, sin

embargo, con la posibilidad de que existan más detenidos.

Las oficinas de Fenosa son custodiadas estos días por fuerzas de orden público,

en prevención de incidentes, y el trágico suceso de ayer viene a enrarecer

todavía más el panorama. Son varios los grupos políticos gallegos que han

manifestado su dolor por el accidente. Al tiempo que se denuncia el tipo de

instalación eléctrica de Fenosa (que ha provocado ya accidentes semejantes, el

último en Meira, en la provincia de Pontevedra) y la situación del campesinado

en As Encrobas, donde el próximo lunes está prevista una nueva ocupación de

tierras.

 

< Volver