Declaración de propósitos del nuevo Gobierno. 
 Concordia de todos en un orden democrático y justo  :   
 Se propugna el constante perfeccionamiento del sistema y el reconocimiento institucional de las regiones. 
 Informaciones.    12/12/1975.  Página: 1. Páginas: 1. Párrafos: 8. 

INFORMACIONES

DECLARACIÓN DE PROPÓSITOS DEL NUEVO GOBIERNO CONCORDIA DE TODOS

EN UN ORDEN DEMOCRÁTICO Y JUSTO

SE PROPUGNA EL CONSTANTE PERFECCIÓN AMIENTO DEL SISTEMA Y EL RECONOCIMIENTO

INSTITUCIONAL DE LAS REGIONES

SE considerarán con especial prioridad la ampliación de las libertades y

derechos ciudadanos, en especial el derecho de asociación, y la reforma de las

Instituciones representativas para ensanchar su base, procurando que él conjunto

de nuestro ordenamiento Jurídico-político tienda a una mayor homogeneidad con la

comunidad occidental» Esto dice textualmente la declaración programática del

Gobierno, hecha pública al término del primer Consejo de ministros, que presidió

ayer en La Zarzuela el Rey don Juan Carlos.

No es todavía el programa concreto del primer Gobierno de la Monarquía. Es una

declaración de propósitos, en la que se traza el camino de la evolución hacia la

democracia. La concreción del programa es ahora la primera tarea del Gabinete v

dentro de unos meses se anunciará al país.

El Rey dijo al Gobierno antes de empezar la deliberación del Consejo: «España

confia plenamente en estos momentos que el Gobierno de la nación sabrá dar

.cumplida solución a los problemas de la hora actual, y estas esperanzas no se

pueden defraudar, pues tenemos un pueblo que ha demostrado las altas virtudes

que posee, dando un ejemplo de serenidad y patriotismo.» El Rey habló también de

«mantener la paz, Impulsar el desarrollo social y económico de) país,

controlando la economía» como las tareas «quizá más apremiantes».

El compromiso con la linea marcada por el primer mensaje de la Corona implica —

dice la declaración programática, del Gobierno— «el perfeccionamiento constante

del sistema institucional, el logro de la convivencia pacifica en la concordia

de todas las personas, grupos y tendencias que acepten un orden democrático y

Justo, y la defensa de la ley y del orden público».

El Gobierno expresa su propósito de potenciar a las fuerzas armadas y hace

hincapie en la siguiente afirmación: «EI Gobierno se propone perseverar en la

construcción de una democracia española que no pueda ser dañada por ninguna

amenaza totalitaria», y añade a renglón seguido: «La unidad de España será

potenciada por el reconocimiento institucional de todas sus regiones y, en

general, de las autonomías locales.»

El Gobierno que preside don Carlos Arias «invita a todos los ciudadanos,

Individual y colectivamente, a sugerirte iniciativas y a participar en los

asuntos públicos, afirmando que la crítica responsable es un modo relevante de

esa participación».

En el ámbito exterior, las palabras del Rey al Gobierno son suficientemente

explícitas: «Nuestra participación plena en el campo internacional hará que

España cumpla el papel que por su situación y su Historia le corresponde.» Y la

declaración gubernamental afirma: «A los Gobiernos de los demás países ofrece el

mismo espíritu de cooperación, sin aceptar discriminaciones, en la defensa de

los intereses nacionales, que se consideran especialmente vinculados a los del

mundo atlántico y occidental, y de modo particular coa los de su área

geopolítica y con los países a los que nos unen vínculos culturales e

históricos.»

La primera reacción a la declaración programática del Gobierno español, tanto en

el interior como en el exterior, ha sido positiva y esperanzadora. Con ella se

han disipado algunos escepticismos que habían ido

surgiendo aquí y allá en los últimos días.

 

< Volver