Declaración del primer Gobierno de la Monarquía. 
 Prioridad a la ampliación de las libertades y derechos ciudadanos     
 
 Informaciones.    16/12/1975.  Página: 2. Páginas: 1. Párrafos: 39. 

18 de diciembre de 1975

INFORMACIONES

Pag. 2

ESPAÑA

DECLARACIÓN DEL PRIMER GOBIERNO DE LA MONARQUÍA

PRIORIDAD A LA AMPLIACION DE LAS LIBERTADES Y DERECHOS CIUDADANOS

MADRID, 16. (INFORMACIONES.)

SE considerarán con especial prioridad la ampliación de las libertades y

derechos ciudadanos, en especial el derecho de asociación y la reforma de las

instituciones representativas para ensanchar su base», dice el Gobierno en su

declaración programática, en la que también expone su compromiso de perfeccionar

el sistema institucional y de construir «una democracia española qne no pueda

ser dañada por ninguna amenaza totalitaria».

Sobre la reunión del Concejo de ministros, en el que el Rey pronunció unas

palabra para exponer al Gobierno la realidad de las más apremiantes tareas, la

Dirección General de Coordinación Informativa facilitó anoche la siguiente nota:

En la mañana de noy se ha reunido el Consejo de ministros en el palacio de La

Zarzuela bajo la presidencia de Su Majestad el Rey.

Al iniciarse la reunión del Gabinete, el Rey pronunció las siguientes palabras:

PALABRAS DEL REY

Al comenzar esta reunión del Consejo de ministros quiero agradecerles su

espíritu de servicio, así como la firme decisión que han demostrado queriendo

colaborar con entusiasmo y empeño en las tareas de hacer la España grande que

todos deseamos.

También ruego al presidente haga llegar a los ministros del equipo anterior mi

profunda gratitud-por el notable esfuerzo que. realizaron durante la delicada y

difícil etapa que acabamos de finalizar.

España confía plenamente en estos momentos que el Gobierno de la nación sabrá

dar cumplida solución a los ´problemas de la hora actual. Y estas esperamos no

se pueden defraudar, pues tenemos un pueblo que ha demostrado las altas virtudes

que posee, dando un ejemplo de serenidad y patriotismo.

LAS MAS APREMIANTES TAREAS

Muchas son las tareas que se presentan y que el Gobierno concretará en su

programa- de actuación, pero el mantener la paz, el impulsar el desarrollo

social y económico del país controlando la economía, son quizá las más

apremiantes.

Para conservar la paz hay que tratar de que las tensiones sean mínimas y que un

verdadero espíritu de justicia informe toda la actuación del gobernante.

Lograr que todos los españoles tengan asegurado un puesto de trabajo,

satisfechas las necesidades de sus familias y accesos a los bienes de cultura

son, sin duda, los objetivos prioritarios que os quiero señalar desde el primer

instante de vuestra actuación.

Ayudar a los más débiles debe ser una constante que inspire todas vuestras

actuaciones.

Nuestro país, que en sus últimos años ha logrado avances espectaculares en su

economía, tiene que continuar este camino. Hay que agilizar la Administración

buscando mayor eficacia y claridad en la gestión.

Nuestra participación plena en el campo internacional hara que España cumpla el

papel que por su situación y su historia le corresponde.

Les deseo muchos éxitos en su labor, les reitero mi confianza y puedo

asegurarles que con la base firme de la que partimos, fruto de esfuerzos y

sacrificios de los que dieron todo por España, que siempre tendremos presente,

estoy seguro de que lograremos servir a España como España quiere que la

sirvamos.»

El presidente del Gobierno contestó a las palabras de Su Majestad con otras en

las que reiteró la lealtad al Rey de los miembros del Gabinete. A continuación,

el Consejo de ministros aprobó la siguiente

DECLARACIÓN DEL GOBIERNO

"El Gobierno de España, consciente de la gran responsabilidad que asume,

expresa, en su primera comparecencia ante el pueblo español, su firme propósito

de interpretar y realizar las aspiraciones de la comunidad nacional en el mejor

espíritu de servicio, trabajo y colaboración.

Tras la gran época histórica en la que el Generalísimo Franco restauró la paz y

promovió el desarrollo hacia el progreso y la justicia, quiere inaugurar el

nuevo período de los Gobiernos de la Monarquía, agradeciendo a Su Majestad el

Rey la confianza otorgada, que se esforzará en merecer, pero asumiendo, dentro

de su claro y total compromiso con la línea marcada por el primer mensaje de la

Corona, la plena responsabilidad de su gestión.

Dicho compromiso implica el perfeccionamiento constante del sistema

institucional; el logro de la convivencia pacífica en la concordia de todas- las

personas, grupos y tendencias que acepten un orden democrático y justo, y la

defensa de la ley y del orden público.

POTENCIACIÓN DE LAS FUERZAS ARMADAS

El Gobierno, consciente de que el Rey es el primer soldado de la nación, y de

que la lealtad de Jas fuerzas armadas a su persona y a la institución monarquica

como encarnación de la Patria constituye uno de los pilares del orden

constitucional y es garantía de la presencia de España en el concierto

internacional, expresa su gratitud a las fuerzas de loa tres Ejércitos asi como

a la abnegada entrega de las que defienden permanentemente la paz social. La

potenciación de las fuerzas armadas será realizada en la medida necesaria para

el mejor cumplimiento de sus altas misiones.

Ante las profundas dificultades que afectan a la economía nacional y cuya

solución requiere austeridad y trabajo, el Gobierno dirigirá su política hacia

los grandes objetios sociales y económicos de c o n s e guir para todos los

españoles, incluso los hoy emigrados de la Patria, un uesto de trabajo asegurad;

el reparto de las cárgas y sacrificios de forma eqitativa, pero con especial

sención y protección a los las débiles, y la consolidacia y avance de los

niveles el bienestar y calidad de lavida, realizando el necesao esfuerzo en lo

relativo s infraestructura y equipaiiento social. Todo ello, en un marco de

economía demercado que, estimulando i competencia, oriente la ecnomia española

hacia umcreciente cooperación e integracion en las comunidles europea y mundial,

acde con el interés nacion y tendiendo a una auteca transformación de las

estructuras económicas, .sociales y culturales, consecuencia ineludible de la

justicia social, que la Monarquía ha proclamado como su principio rector.

PRÓXIMOS PROGRAMAS DETALLADOS

El Gobierno, si bien considera prematuro en este momento presentar programas

detallados, que requieren mayor estudio y que serán redactados con oportunidad y

rigor en los próximos meses, anuncia desde ahora que los formulará con decisión

y prudencia y dará cuenta de ellos al país, junto con la más amplia información

sobre su alcance y contenido.

Manifiesta i g u a 1 m ente que se propone dentro del espíritu del primer

mensaje de la Corona, poner en marcha los p e r f eccionamientos y reformas que

sean necesarios para acomodar nuestras instituciones políticas, administrativas

y sindicales, al desarrollo económico, social, cultural y político de nuestro

pueblo.. Para alcanzar estos objetivos, el Gobierno estima indispensable la

efectiva presencia y participación, sin discriminaciones ni privilegios, de los

ciudadanos y de las organizaciones sociales.

Se considerarán con especial prioridad la ampliación de las libertades y

derechos ciudadanos, en especial el derecho de asociación, y la reforma de las

instituciones representativas para ensanchar su base; procurando que el conjunto

de nuestro ordenamiento jurídico-politico tienda a una mayor homogeneidad con la

comunidad occidental. Esta acción reformadora supone la aceptación por todos de

un proceso de evolución y desarrollo en todos los órdenes, que descarta la

ruptura y las descalificaciones injustificadas, por perturbadoras y estériles.

El Gobierno se propone perseverar en la construcción de una democracia española

que no pueda ser dañada por ninguna amenaza totalitaria.

REGIONES Y AUTONOMÍAS LOCALES

La unidad de España será potenciada por el reconocimiento institucional de todas

sus regiones y en general de las autonomías locales.

El Gobierno invita a todos los ciudadanos, individual y colectivamente, a

sugerirle iniciativas y a participar en los asuntos públicos, afirmando que la

critica responsable es un modo relevante de esa participación. También lo es la

aceptación de los sacrificios y renuncias que son indispensables para hacer de

España un pueblo más unido, más Ubre y más justo. Ninguna forma de coacción hará

apartarse al Gobierno de ese camino.

A los Gobiernos de los demás países ofrece el mismo espíritu de cooperación, sin

aceptar d i s criminaciones, en la defensa de los intereses nacionales, que se

consideran especialmente vinculados a los del mundo atlántico y occidental, y de

modo particular con los de su área geopolítica y con los países a los que nos

unen vínculos culturales e históricos.

Finalmente, toda la actuación del Gobierno estará presidida por el respeto y

defensa de los valores religiosos, morales y del espíritu."

EL GOBIERNO SE PROPONE PERSEVERAR EN LA CONSTRUCCIÓN DE UNA DEMOCRACIA ESPAÑOLA

QUE NO PUEDA SER DAÑADA POR NINGUNA AMENAZA TOTALITARIA»

SERÁN RECONOCIDAS LAS REGIONES Y LAS AUTONOMÍAS LOCALES EL REY:

«MANTENER LA PAZ, IMPULSAR EL DESARROLLO SOCIAL Y ECONÓMICO CONTROLANDO LA

ECONOMÍA, LAS MAS APREMIANTES TAREAS»

HAY QUE AGILIZAR LA ADMINISTRACION, BUSCANDO MAYOR EFICACÍA . CLARIDAD EN LA

GESTIÓN»

«QUI UN VERDADERO ESPÍRITU DE JUSTICIA INFORME TODA LA ACTÚACION DEL

GOBERNANTE»

 

< Volver