Prensa. Según su director, don Juan Ignacio Sáenz-Díez. 
 La revista "Discusión y Convivencia" no excluirá ninguna idea política     
 
 Informaciones.    13/12/1975.  Página: 4. Páginas: 1. Párrafos: 8. 

SEGÚN SU DIRECTOR, DON JUAN IGNACIO SAENZ-DIEZ

LA REVISTA «DISCUSIÓN Y CONVIVENCIA» NO EXCLUIRÁ

NINGUNA IDEA POLÍTICA

MADRID, 13. (INFORMACIONES.) — La revista mensual «(Discusión y Convivencia»,

con una segunda edición de su primer número en la calle, quiere ser ((plataforma

de floración de ideas que van a surgir en el país en esta nueva etapa», según

declara su director, Juan Ignacio Saenz-Díez.

«Va a ser una etapa muy política dentro del país, con la congelación en

vertientes políticas anteriores y una etapa de dinámica política que ya a llegar

a la sociedad. Es una revista esencialmente política y tiene el propósito de ser

una plataforma de floración de ideas Que van a surgir en el país, tratadas con

profundidad y respeto, sin excluir ninguna. En una sociedad moderna y plural no

puede haber temas tabúes; la transparencia sobre los grupos que forman la

sociedad tiene que ser mayor. Pienso, por ejemplo, en el Ejército y el orden

público, como grupos sociológicos, que apenas es tratado en las publicaciones

españolas y deben dar mayor información sobre sí mismos. La política exterior de

España, y concretamente las directrices del Ministerio, es muy poco transparente

en nuestro país. Queremos que la .revista sea un verdadero diálogo con todos los

estamentos.»

Él contenido de la revista se estructura en secciones de actualidad política,

regiones, economía, laboral y cultura-socledad «Todos estos temas —dice el señor

Sáenz-Díez— se tratan con un enfoque político, en sentido amplio. Aunque la

revista se edite en Madrid, creemos que España es muy plural y queremos que sea

ella misma la que se defina y cómo quiere evolucionar. Todo grupo tiene que ser

en cierta manera autogestionario. El núcleo central de colaboradores es pequeño,

porque se pretende variar mucho en cada numero con las aportaciones de los

colaboradores para que sea una plataforma múltiple de ideas.»

«El estilo de la revista—añade— queremos que nazca con el estilo que se

va a producir con el cambio. Un estilo mas directo y simple, olvidando muchos de

los trucos a que nos obligó la situación anterior.

Hay que olvidar el articulo segundo de la ley de Prensa y acordarse más del

Código Pena!. En los últimos meses hemos asistido a una virulencia en los

ataques personales. En la Prensa nueva debe haber un respeto mucho mayor, sin

limitar Ideologías políticas. Muchas personas se han extrañado de que este

número haya pasado censura. Se ha procurado no herir personalmente a nadie,

tener respeto al Poder en el lenguaje y hacer una crítica a la gestión del

Gobierno llamando a las cosas por su nombre.

Por su parte, Osear Alzaga Villaamil, consejero-delegado de la empresa Editora y

Distribuidora Europea, 8. A.., (que edita «Discusión y Convivencia»), comenta la

formación de la revista: «El sistema que se ha seguido para levantar el capital

ha sido acudir a un alto número de accionistas, casi 400, que garantizan la

independencia de la revista. Esto tiene un sentido político en una empresa

concebida como plataforma de entendimiento de- personas con afinidad ideológica,

que están desde la derecha liberal hasta posiciones socialdemócratas no

marxistas, sin prejuicios de abrirse a otros. Entre los accionistas hay personas

de toda España, ya que la revista aspira a ser nacional Incluso en la

configuración del capital»

Dentro de las revistas de información política, «Discusión y Convivencia»

aspira, según el señor Alzaga, a «ser una revista de análisis de la actualidad,

con ana interpretación y profundización en el significado de los problemas y sus

posibles soluciones. Gomo revista mensual va a prestar atención no sólo a los

temas políticos, sino económicos, laborales, culturales, etcétera, dirigida a,

la minoría más preparada del país en la temática política, sin querer ser

elitista. La empresa editora está considerando la posibilidad de lanzar un

semanario, para así complementar la parte informativa».

La primera edición de «Discusión y Convivencia», con una tirada de 22.000

ejemplares, se agotó a los cinco días de ponerse a la venta. Se ha hecho una

segunda edición de 18.000 ejemplares. Se prevé que el techo de la revista puede

escalar en los 50.000 ejemplares.

 

< Volver