Así se gestó el último gobierno  :   
 Rodríguez de Valcárcel, Oriol y Cantarero no fueron llamados a consultas. 
 La Región.    12/12/1975.  Página: 22. Páginas: 1. Párrafos: 34. 

España

ASI SE GESTO EL ULTIMO GOBIERNO

RODRÍGUEZ DE VÁLCÁRCEL, ORIOL Y CANTA-RERO NO FUERON LLAMADOS A CONSULTAS

MADRID, 11. — El jueves por la mañana, circulos políticos de Madrid manifestaban

que la formación del nuevo Gobierno se encontraba muy avanzada y que era muy

probable que el anuncio oficial de su constitución se hiciera dentro de las 24

horas siguientes, pero que todavía faltaban por resolver varios cargos con fondo

político importante, por lo que no se debían hacer pronósticos.

Igualmente se afirmaba que la gestación del nuevo gabinete del señor Arias

Navarro había sido, en lineas generales, la siguiente:

LAS PRIMERAS CONSULTAS

Después de un fin de semana y del "puente" de la Inmaculada del lunes pasado, en

que Carlos Arias permaneció en Madrid, salvo unas horas del domingo en que fue a

una cacería en la, provincia de Toledo, y que aprovechó para despachar con el

Rey el lunes, se iniciaron las consultas a alto nivel en el palacio de La

Presidencia.

En la mañana del martes consultó con el teniente general De Santiago, director

del Ceseden, el teniente general Alvarez Arenas, capitán general de la I Región

Militar; el general de División Gutiérrez Mellado y el general de brigada de

Artillería, don Víctor Castro San Martín. Por la tarde, recibiría a los señores

Areilza, Fraga, Silva y Adolfo Suárez.

IMPRESIONES DE LA NOCHE DEL MARTES

En la noche del martes, la impresión que se tenía en círculos políticos era que

el señor Areilza iría a Asuntos Exteriores; que don Antonio Garrigues Díaz-

Cañabate sería el nuevo ministro de Justicia; que el señor Fraga iria a

Educación; que el señor Solís iría a Trabajo; que el señor Silva Muñoz podría

ser el nuevo ministro de Información y Turismo y que don Adolfo Suárez se

convertiría en el nuevo ministro secretario general del Movimiento.

Igualmente se pensaba que la formación del Gobierno estaba adelantada, puesto

que cargos clave estaban "resueltos", y que el gabinete podría estar ultimado en

su constitución el miércoles a ultima hora, para que el jueves lo diera a

conocer el presidente Arias al Rey, y, a última hora del mismo día, ser

anunciado oficialmente. La jura podría ser el viernes, y el sábado la toma de

posesión.

IMPRESIÓN DEL MIÉRCOLES POR LA MAÑANA

Sin embargo, esta impresión de círculos políticos no coincidía con lo que estaba

ocurriendo en Presidencia del Gobierno, donde el presidente Arias continuaba a

su ritmo las consultas con muy diversas personalidades. A la vista de este

desarrollo y de las reuniones que en esa mañana celebraban diversos grupos de

políticos, se pensaba ya que la formación del nuevo Gobierno no se produciría

tan rápidamente y por el acoplamiento de algunos ex-ministros.

En efecto, el señor Fraga se le situaba ya en Gobernación y no en Educación,

mientras que surgían dudas respecto a si el señor Silva aceptaría o no ir a

Información y Turismo.

El hedió de que se incrementaran las consultas entre políticos permitía pensar

que la "idea clara" de la noche anterior no estaba plenamente justificada.

En efecto, el señor Fraga se reuniría esa mañana con diversas personalidades,

una de ellas el también ex ministro Pío Cabanillas.

Al mismo tiempo, se informaba en círculos políticos que el señor Silva había

propuesto una entrevista con los señpres Fraga y Areilza para la tarde del mismo

día. Se trataba, al parecer, de fijar posiciones, de saber adonde se iba y con

quien se iba. La impresión que se tenia a última hora de la mañana del miércoles

era que el señor Silva deseaba hacer aclaraciones y puntualizaciones

importantes, antes de tomar una posición.

Por parte del señor Fraga, según personas allegadas a él, también quería lograr

unas precisiones, para lo que este acudiría nuevamente a Presidencia el mismo

miércoles por la tarde, después de las reuniones políticas que estaba

celebrando.

Mientras tanto, en la mañana del miércoles, el presidente señor Arias recibía a

los señores Solís,

Posada Cacho (este último tenía concertada la visita desde hacía unos días,

antes de iniciarse las consultas) y Martín Villa.

Al término de la mañana, lo único que podía afirmarse era que se mantenían

firmes los nombres de los señores Areilza, Garrigues, Solis, Fraga y Adolfo

Suárez, mientras que el del señor Silva aparecía muy dudoso.

LA TARDE DEL MIÉRCOLES

Durante esta tarde del miércoles, el señor Arias Navarro continuó celebrando

consultas y recibió en su despacho a los señores Villar Mir, Osorio (había

estado por la mañana y no vio al presidente personalmente) y Antonio Garrigues y

Díaz Cañábate.

Pero lo cierto es que en esa tarde, el interés político se alejó de Presidencia,

para centrarse en la reunión Silva-Fraga-Areilza, figuras en las que, al menos

hasta ese momento, giraba la atención política de la crisis.

Personas allegadas a estas personalidades abrigaban el temor que no llégase a

consolidarse el entendimiento entre las tres figuras, lo misino que ocurrió

cuando a principios de año se habló de una gran asociación política capitaneada

por estas tres personalidades. Como se recordará, en aquel entonces hubo

conversaciones entre los tres y, al final de las mismas, se anunció que el señor

Silva marcharía con su propia asociación, mientras que los señores Fraga y

Areilza recorrerían su propio camino. Poco después surgiría FEDISA, en la que

participarían los señores Fraga y Areilza, pero no el señor Silva. Este elegiría

el camino de la formación de una asociación política, mientras que los otros

dos, el de constituir esta sociedad anónima.

LOS NOMBRES DEL MIÉRCOLES POR LA TARDE

En la tarde del miércoles, se iba ampliando la lista de los probables y, cuando

aún no había trascendido el resultado de la reunión Silva-Fraga-Areilza y cuando

todavía no se conocían los resultados de la consulta del señor Villar Mir en

Presidencia, estos probables eran:

Vicepresidente: teniente general De Santiago (director del Ceseden); Ejército,

teniente general Alvarez Arenas; Marina, almirante Pita da Veiga, y Aire

teniente general Franco Iribarnegaray (jefe de la III Región Aérea).

Asuntos. Exteriores, señor Areilza; Gobernación, señor Fraga (pendiente de la

visita a Presidencia); Justicia, Antonio Garrigues; Educación (dudoso citándose

el nombre del señor Díaz Hoschleitner); Hacienda, Juan Miguel Villar Mir;

Industria, Alfonso Alvarez Miranda; Comercio, Alfonso Osorio; Agricultura.

Virgilio Oñate, Sindicatos, Rodolfo Martín Villa; Vivienca, Francisco Lozano;

Obras Públicas, Antonio Valdés; Trabajo, José Solís y Secretaría general del

Movimiento, Adolfo Suárez.

A última hora de la tarde, círculos políticos tenían la -incógnita de

Información y Turismo, a la vista de la posición de Federico Silva, Tampoco se

conocía quien sería la persona designada para ministro de la Presidencia, y en

cuanto a Planificación, se creía que no sería designado ministro.

LOS NOMBRES DE LA NOCHE DEL MIÉRCOLES

Cuando la lista del Gobierno parecía estar bastante completa, círculos políticos

que atribuían mucha importancia a la reunión Silva-Fraga-Areilza, y

naturalmente, a las consultas de aquella tarde con el presidente, así como a la

segunda visita realizada a este por el señor Fraga, manifestaban que habrán

surgido cambios entre los "probables". En efecto, en la noche del miércoles,

se mantenían bastantes nombres, pero había variantes. Ya no se hablaba de un

sólo vicepresidente sino de tres: el teniente general De Santiago; el

señor Fraga, que además tendría Gobernación, y el señor Villar Mir que

estaría en Hacienda. Los otros cambios eran: Educación para donde se

daba al señor Robles Piquer e Información y Turismo, en donde se citaba al

Señor Martín Gamero (actual embajador en Rabat y ex-director de la Oficina

de Información Diplomática, en los años cincuenta). Al mismo tiempo surgían los

nombres del señor Azpilcueta como posible titular de Industria y del señor

Várela Parache para Comercio, lo que significaba que el señor Osorio aparecía

distanciado como el señor Silva.

La jornada terminaba con una visita del presidente Arias Navarro al Rey Juan

Carlos y el anuncio de que el presidente continuaría durante el jueves las

consultas.

A este respecto, en el seno de algunas asociaciones reinaba extrañeza por el

hecho de que las figuras de algunas de ellas, no hubieran sido llamadas a

consultas, orno los de ANEPA (Rodríguez de Valcárcel, Stampa, Serrat), Unión

Nacional Española (Oriol), Reforma Social (Cantarero del Castillo), etc. y

grupos como los falangistas.

EL JUEVES POR LA MAÑANA

El jueves, hasta el mediodía, el presidente no había recibido a nadie en plan de

consulta (el embajador de Estados Unidos fue recibido en audiencia diplomática

normal).

A esa hora, la atención se centraba en los cargos de ministro de la Presidencia,

para el que se daba el nombre de Alfonso Osorio; el de Industria, para donde se

citaba a Leopoldo Calvo Sotelo y el de

Comercio, para el que habla dudas.

Las gestiones, por supuesto, continuaban sin que se pudieran hacer predicciones,

excepto para algunos cargos que, prácticamente, se han mantenido desde un primer

momento.

 

< Volver