Autor: L. O.. 
 Nombres de la política. 
 "Premier": Se acabó el suspense     
 
 Informaciones.    06/12/1975.  Páginas: 1. Párrafos: 9. 

NOMBRES DE LA POLÍTICA

INFORMACIONES POLITICAS

"Premier": Se acabó el "suspense"

DESPUES de las inquietudes, rumores y expectativas que presidieron la semana,

terminó a última hora de ayer el «suspense» alrededor de la figura del

presidente que va a formar el primer Gobierno del Rey.

Despejada la incógnita de presidente de las Cortes en la persona de don Torcuato

Fernández-Miranda, Su Majestad el Rey ha adoptado una decisión sobre el otro

interrogante decisivo: la presidencia del Consejo de ministros, según la

terminología de la época en que reinaba en España Su Majestad Alfonso XIII

abuelo de don Juan Carlos I.

Los únicos hechos claros y demostrables al fin de estos siete días en torno al

presidente del Gobierno son: primero, que don Carlos Arlas presidió el Consejo

de ministros decisorio de ayer; segundo, que el señor Arias fue confirmado como

primer ministro hasta el fin de su mandato por el Bey. don Juan Carlos.

Las dudas que en este sentido existían a principios de semana se han desvane

ciclo. Dichas dudas tenían su Tase en la posibilidad de que, con anterioridad al

viernes, fuese aceptada la dimisión del presidente Arias De hecho, la jornada

del lunes comenzó, al parecer, con la convocatoria del Consejo de ministros,

hasta que, entrada la mañana, el presidente Arias se entrevisto con don Juan

Carlos en el palacio de La Zarzuela. Aunque nada trascendió de dicha

conversación, parece ser que don Carlos Arias, con posterioridad, se había

despedido de sus ministros y éstos de sus colaboradores.

Sin embargo, la reunión preceptiva del Consejo del Reino para Informar de la

dimisión del presidente no habría llegado a producirse, si bien no puede

descartarse el hecho de que en la reunión del lunes, el Consejo haya tratado ei

tenia, aunque fuese con obletivos procedimentales. Según la agencia Pyresa, que

en estos días ha alimentado las especulaciones acerca de la continuidad del

actual presidente, don Carlos Arias no habría presentado su dimisión al Rey ni

por escrito ni verbalmente, aunque hubiese expresado al Monarca su «absoluta

disposición» para cualquier alternativa. Siempre según la misma agencia, don

Juan Carlos habría dejado el tema para ser reconsiderado posteriormente, dada la

prioridad del tema de la Presidencia de las Cortes Sin embargo, el mismo martes

2 de diciembre, don Carlos Arias visitó al Rey. con quien estuvo una hora

aproximadamente. AI parecer, este hecho altero todas las previsiones hasta

entonces y comenzó a hablarse de continuidad del presidente Arias, aunque, según

«The Times» y la gran mayoría de la Prensa nacional, hubiese dimitido.

La agencia Pyresa comenzó una carrera, bebiendo en fuentes de la «máxima

solvencia», primero con la probabilidad de U. confirmación del señor Arias y

después, el Jueves día 4, con la afirmación de la continuidad del presidente,

aunque luego anulara esta última noticia La agencia Europa Press, por su parte,

estimaba que no existía «aceleración» en el nombramiento del nuevo presidente ni

«variación» en cuanto a la situación. Los observadores y comentaristas políticos

se preguntaban, como consecuencia de la visita del señor Arias a La Zarzuela,

cuál habría sido el contenido de la conversación, cuál la razón de tal encuentro

y qué sentido podrían tener las últimas especulaciones acerca de la continuidad

del actual presidente y que, según algunos, podrían tener su base en la

oposición de ciertos sectores a que accediese a la presidencia del ejecutivo una

personalidad liberal No había existido filtración alguna desde el palacio de La

Zarzuela que permitiese considerar si el presidente Arias continuarla mucho o

poco tiempo, o si el nombramiento del nuevo presidente de las Cortes y del

Consejo del Reino facilitaría el proceso para la designación de un nuevo

presidente del Gobierno. Cuando don Torcuato Fernández - Miranda aludió a la

«caballerosidad y grandeza» del señor Arias Navarro en ¡a toma de posesión de la

presidencia de las Cortes, fue aplaudido encendidamente por los presentes.

NOMBRES PARA UNA CRISIS

Los otros nombres, de recambio, para una nueva época —para esta crisis—, en la

que parece se van a poner en pie las reformas esenciales, circulaban desde hace

tiempo en los medios de información. Desde don José María de Areilza y don

Manuel Fraga Iribarne, hasta don Fernando María Castiella. don Manuel Diez-

Alegria o el señor Barrera de Irlmo. Y otros: el general Gutiérrez Mellado,

señor Fernández Sordo, señor Silva Muñoz, señor Romeo Corría, don José Solis, e

Incluso altos directivos de Banca como el señor Camero del Castillo (Banco

Hispano Americano) Desde el primer momento comenzaron a destacar los nombres de

los señores Areilza y Castiella, sin que esto descartase naturalmente la

solución de la crisis con otros nombres. El señor Castiella mantuvo en este

terreno un Impoluto silencio.

Don José María de Areilza, que en una ocasión manifestó que podría ir con Fraga

«a cualquier parte», habia cedido un tanto en su actividad, mientras el ex

embajador en Londres aceleraba la suya frenéticamente. En circuios próximos al

equipo fraguista se negaba que existiese una «batalla por el Poder» entre los

dos líderes, aunque parece evidnte, hasta para los propios partidarios de don

Manuel Fraga, que la candidatura del señor Areilza para la presidencia del

Gobierno ha tenido en todo momento más posibilidads. No se vela mal. según estos

mismos círculos, que incluso el señor Fraga Iribarne ocupase una de las

vicepresidenclas del Gobierno y la cartera del Interior —como en la actualidad

el señor García Hernández—. que es, esta última, una responsabilidad grave para

mover todas las reformas electorales y de la Administración Local,

Importantísimas en esta nueva etapa.

El señor Fraga comenzó un intenso programa de actos, en el que se incluyeron,

entre otras cosas, declaraciones. A «Le Pointe: Dos semanas para nombrar un

Gobierno. Dos meses para establecer un programa. Dos años para aplicarlos En

estas mismas declaraciones el señor Fraga no se mostró partidario ni de elaborar

totalmente una nueva Constitución ni de inclinarse demasiado a derecha o

Izquierda, mientras cree que las próximas elecciones a Cortes pueden hacerse,

«esencialmente», por sufragio universal Pasó también por la tribuna de «II

Giornale d´ltalia» que dedica atención a políticos moderados.

Y dentro de España, don Manuel Fraga habló en «Nuevo Diario»; «Con Juan Carlos I

se presenta una oportunidad para evitar la ruptura revolucionaria y el

continuismo inmovilista.» Viajó a Cataluña, donde mantuvo contactos con obreros,

intelectuales, clase política; presentó su nuevo libro: «Un objetivo nacional»;

patrocinó la representación del «Fraga: retrato en tres tiempos», de Milián

Mestre; inauguró el Club Agora: se acercó a Tarragona; dio a conocer los premios

—políticos y periodísticos— que llevan su nombre; presidió cenas de gala. E hizo

también declaraciones para «Diario de Barcelona» y «La Vanguardia», dentro de su

tono y su programa habitual.

LA INQUIETUD DE AREILZA

Por su parte, don José Mana de Areilza, en la expectativa de poder, en la

actividad interna cara al poder. no había hecho en esta última semana, al

parecer, grandes alardes, excepto unas declaraciones al semanario «Guadiana»,

que son resultado de varios días de conversaciones con el periodista García

Rico.

Incluye éste una serie de opiniones, con la exclusión expresa de otras, pero sin

que hayan dejado de cometerse algunas indiscreciones, según fuentes próximas al

conde de Motrico. Parece que las declaraciones aparecidas en «Guadianas

disgustaron al señor Areilza, que, entre otras cosas —según la citada revista—,

dijo: «Una gran parte del "bunker", yo diría que la mayoría, se incluirá en la

gran marea democrática... El "bunker" se deshará sólo, se evaporará .. No

tendrán ningún significado cuando se pronuncie e! país.» Sobre el indulto: «Qué

quiere que le diga. Ambiguo, escaso, mezquino, equivoco..

Pensado de cara a los extranjeros.. No olvidemos que no fue elaborado por el

equipo del Rey Que el Rey aún no tiene equipo. Que en las medidas represivas

últimas no ha intervenido. Y que ya veremos lo que viene ahora.» De Fraga «Mi

relación, muy cordial, claro. Mi línea política, paralela a la suya. Pero mi

talante (el conde sonrie abiertamente), mi talante, muy distinto.» Sobre la

Monarquía: «Don Juan tiene una honda conciencia de la ligitimidad dinástica. Si

la nueva Monarquía se consolida, don Juan de Borbón renunciará.

Se acabó, pues, el «suspense» alrededor del nuevo presidente del Gobierno. Ya es

anécdota lo que dijo don Manuel Jiménez de Parga en su articulo habitual que

publicaron varios periódicos españoles, «Boceto de un "premier"»: «Si viviésemos

en épocas anteriores de la historia de España y de la historia europea ya

tendríamos solución al problema político que ahora más nos preocupa: don Vicente

Enrique y Tarancón seria la persona adecuada para asumir la presidencia del

Gobierno.»

Ni monseñor, claro, ni Areilza, ni Castiella, ni Fraga. Don Carlos Arias Navarro

y hasta el fin de su mandato. No es una tregua.—L. O

6 de diciembre de 1975

 

< Volver