Autor: Ors, Emilia. 
 Fernández-Miranda, presidente. 
 Cortes y evolución política     
 
 Informaciones.    06/12/1975.  Páginas: 2. Párrafos: 23. 

FERNANDEZ-MIRANDA, presidente

CORTES Y EVOLUCIÓN

POLÍTICA

Por Emilia ORS

ENTRE los acontecimientos, en cierto modo encadenados, que se han sucedido en

las ultimas semanas en nuestro país está el cese del presidente de las Cortes,

por finalización de su mandato. Ha coincidido éste con la coronación del Rey y

ha obligado al Monarca a efectuar su primer nombramiento político de

importancia, el cual ha recaído en don Torcuato Fernáñdez-Miranda.

El cargo de presidente de las Cortes es políticamente decisivo, ya que como

presidente del Consejo del Reino debe presidir la reunión en la que se elegirá

la terna para presidente del Gobierno el día que el actual presidente, señor

Arias Navarro, presente su dimisión y le sea aceptada, o expire la renovación de

su mandato.

El nombramiento del nuevo presidente de las Cortes fue esperado con ansiedad por

los españoles, que veían en el posible candidato una de las personas que,

siguiendo las palabras del discurso de la Corona, iniciarla la apertura política

que conduciría a la concordia nacional preconizada por el Rey. Y siendo las

Cortes órgano de representación del pueblo español, según el sistema político

vigente, su nombramiento era aún mas importante, ya que tendría que ser el

hombre que presidiera una evolución de las Cortes de signo democratizador.

No cabe duda de que una reforma profunda de las Cortes necesita tiempo, pero que

la puesta en práctica del discurso del Monarca la exige. Hemos consultado con

varias personas acerca de una actual reforma de las Cortes, de los poderes

presidenciales y sobre el presidente en particular; casi todos los consultados

se caracterizan por ser hombres de leyes y, en algunos casos, a la vez

.políticos.

La primera pregunta obligada fue acerca de la función del .nuevo presidente como

presidente del Consejo de] Reina ya que este órgano deberá afrontar en el futuro

importantes decisiones políticas, como la reunión que elegirá la terna para la

Presidencia del Gobierno en su dia.

Fernando Alvarez de Miranda cree que el nuevo presidente no podrá movilizar al

Consejo del Reino en la linea del cambio político, mientras que Manuel Fraile

opina que Torcuato Fernández-Miranda tiene una gran capacidad de dirigir

deliberaciones en mesa no muy numerosa como es el Consejo del Reino.

¿LLEGARA LA REFORMA?

Cuando tanto se habla de posibles cambios políticos, no podía faltar una

pregunta acerca de una reforma de las Cortes. Manuel Fraile nos dice: La reforma

de funcionamiento se sitúa en dos planos: 1) Modificación de la ley de cortes,

que tiene que ser sometida a referéndum, y 2) Modificación simple del

Reglamento. Esta modificación estaba ya Iniciada, pero ahora se puede acentuar

mas, de una forma u otra.

Ahora hay dos temas esenciales que deben tratarse: formación de grupos políticos

dentro de la Cámara, lo que no tiene obstáculos constitucionales, y vitalización

del Pleno, que consiste en transformar el procedimiento de las Cortes de forma

que el Pleno sea e1 órgano que tome las decisiones mas importantes.» José María

Gil-Robles y Gil-Delgado, también letrado de Cortes, afirma que no hay

democracia sin un parlamento auténticamente representativa Esto es sigo que ya

se descubrió hace dos siglos y hoy en día no cabe hablar de representatívidad

popular sin sufragio universal» Para Fernando Alvarez de Miranda «la

democratización que se pide desde sectores muy diversos supone —sin duda alguna—

una aplicación efectiva de 1a participación y sólo cuando las Cortes tengan una

estructura similar a la de los Parlamentos europeos serán representativas-de un

pluralismo ideológico».

El procurador en Cortes señor Escudero Rueda afirma a este respecto: «Yo diría

que el futuro de nuestro Parlamento está íntimamente ligado a la puesta en vigor

en nuestra Patria de tos derechos humanos, de las libertades de reunión, de

expresión pública del pensamiento, de asociación política, de sufragio

universal, de mayor autonomía de las funciones legislativas, de la corrección de

la ley constitutiva de las Cortes, de la corrección de) Reglamento de las

Cortes, etc.

Hay que pensar que la reforma deberia ir orientada quizá hacia un bicameralismo

en el que exista la Cámara propiamente legislativa, la específicamente orgánica

en la que podrán estar presentes los intereses de las regiones y los de las

profesiones. Claro que para ello hace falta que existan regiones en la ley, y

que todos los representantes de los trabajadores y empleadores sean elegidos en

sufragio, universal directo.»

«Los poderes del presidente de las Cortes son muy grandes»

(MANUEL FRAILE)

«Una buena ocasión para dar a las Cortes un contenido más democrático))

(JOSÉ CAZORLA)

«Fernández-Miranda posee una gran objetividad y carácter»

(JESÚS FUEYO)

«El presidente debería asumir la transformación de nuestro sistema

representativo»

(ALVAREZ DE MIRANDA)

«Una reforma hacia el bicameralismo»

(ESCUDERO RUEDA)

LOS PODERES PRESIDENCIALES

Los poderes actuales del presidente de las Cortes son muy grandes. Según Manuel

Fraile, «el presidente tiene todas las posibilidades. Los poderes actuales son

los resultantes de la composición de la Cámara, ya que no existen grupos que

hagan una autorregulación, y entonces ésta la hace el presidente. Los poderes

son muy equivalentes en el Consejo del Reino.» Sin embargo, ante las

perspectivas de una evolución política —que´ Implicaría una reforma de las

Cortes—, los poderes del presidente, según el señor Fraile, probablemente

disminuyan, porque pasará a ser el componedor de los puntos de vista de los

grupos que están constituidos».

Acerca del «papel» político del presidente ante dichas perspectivas de cambio,

Fernando Alvarez de Miranda afirma que «el presidente debería asumir la

transformación de nuestro sistema representativa, coordinando las orientaciones

recibidas en el discurso de la Corona con la urgente demanda (inapelable y

esperanzada) de acabar con privilegios y exclusivas en la representación

política del país». José María Gil-Robles nos dice que «en los Parlamentos de

las monarquías democráticas, el presidente es un "primus ínter pares", cuya

autoridad deriva esencialmente de su prestigio y de la confianza que en él ponen

las fuerzas políticas para mantener un juego lirnpio. En lo demás suele ser un

instrumento de control de la Cámara».

OPINIONES SOBRE EL NOMBRAMIENTO

Compañeros del señor Fernandez-Miranda, catedráticos de Derecho Político, como

don José Cazorla, don Jesús Fueyo y don Manuel Fraile, este último letrado de

las Cortes, opinan sobre la personalidad del nuevo presidente de la Cámara. E1

profesor Cazorla nos dice desde la Universidad de Granada: «Creo que el señor

Fernández-Miranda se encuentra ante una buena ocasión para impulsar

enérgicamente un cambio de las instituciones políticas más Importantes del país,

empezando por las que preside, hacia un contenido mucho más democrático. Esto

es, simplemente, la expresión de un deseo personal y dé una esperanza que creo

muchos compartimos en este momento.»

Don Jesús Fueyo se refiere al nuevo Presidente de las Cortes diciendo que

«Fernández - Miranda tiene una gran formación clásica universitaria, una

vocación infatigable que se manifiesta en la continua actualización de sos

estudios; es un maestro en su especialidad. Ha demostrado tener un gran

conocimiento de la Constitución y de las instituciones. Posee una gran

objetividad y carácter, además- de una gran experiencia de Gobierno».

Para finalizar, don Manuel Fraile afirma: «Creo que el nombramiento de

Fernández-Miranda debe ponerse en conexión con el espíritu que anima el discurso

de la Corona y que intentará una vitalización de las Cortes. No es un

nombramiento de cierre.

Fernández-Miranda es un profesor universitario y puede ayudar a encontrar las

claves de la situación; si no su nombramiento no tendría sentido.»

 

< Volver