Un necesario cambio de ministros     
 
 ABC.    05/12/1975.  Página: 3. Páginas: 1. Párrafos: 6. 

5 DE DICIEMBRE DE 1973. PAG. 3

UN NECESARIO CAMBIO DE MINISTROS

Resuelta la designación para la presidencia de las Cortes, con acierto que no

tardará en corroborar el tiempo, se concentra ahora la atención pública en la

solución que se adopte sobre el Gobierno; más concretamente, sobre el nuevo

Gobierno.

Las opiniones, vehículo de los deseos con mucha frecuencia, son variadísimas.

Pero la realidad, en la que debe asentarse siempre el razonamiento político,

reduce muy considerablemente el campo de las posibilidades decisorias. Y no

permiten, en verdad, las circunstancias esas maniobras de gran fondo que

preconizan las impaciencias de muchos, ni´ tampoco la posible repetición de

algunos nombres deberá ser interpretada, sí se produce, como un aplazamiento del

impulso evolutivo adquirido ya por la política española.

Aunque pueda parecer paradójico, más importante que el nombre de quien ocupe la

presidencia del Gobierno quizá sea, en esta ocasión, (a composición del Gabinete

ministerial. La «lista» de ministros. En ella buscará inmediatamente la opinión

pública el testimonio del cambio, de la renovadora apertura, que se vincula

popularmente y aun en círculos cualificados a personalidades de relieve

político, más o menos representativo, pero indudable.

Si en muy altos planos de lo constitucional no es difícil hacer comprender las

razones que aconsejan un avance meditado y prudente, en el plano del poder

ejecutivo, de la eficiente maquinarla que debe asumir la complicada función de

gobernar a todos v para todos, se espera una aceleración mavor; y no se estima

que ésta resulte incompatible con la razonable prudencia.

La autenticidad de un justo politico plural, hacia el que camina confiado el

país parece demandar ya alauna anticipación en la composición del nuevo

Gobierno. Que sería así, con correcta adecuación a las circunstancias actuales,

una especie de Gobierno de coalición; o, si se prefiere, de concentración

nacional Muy apropiado para la prosecución del tránsito histórico que (e tocará

vivir.

Insisten los pronósticos que parecen mejor informados en la continuación de

Carlos Arias Navarro presidiendo el nuevo Gobierno. Sin dar ni quitar certeza a

esta predicción, el político que lanzó, en cuanto le fue posible, la apertura

del proqrama del 12 de febrero» de 1974, no será figura incompatible con la

apertura política que comenzará a contar sus fechas en diciembre de 1975.

 

< Volver