Autor: Fidalgo Vega, Feliciano. 
 Reacciones en el extranjero al nombramiento de Suárez. Escepticismo y sorpresa. París. 
 Impresión muy desfavorable     
 
 El País.    06/07/1976.  Página: 10. Páginas: 1. Párrafos: 4. 

Paris

Impresión muy desfavorable

FELICIANO FIDALGO, París

La sorpresa de la opinión francesa, durante el último fin de semana, ante el

nombramiento del señor Suárez como presidente del Gobierno, no ha hecho más que

aumentar, a medida que han ido conociendo detalles sobre su personalidad. La

prensa lo presenta como «un falangista, próximo al Opus Dei», o también «como un

hombre sin convicción alguna», o en último caso, como un hombre «sin prejuicios

ideológicos», que se define más por la técnica y por la eficacia. Sólo el diario

independiente Le Monde es menos severo, afirmando se trata de «un amigo del rey

y reformador».

Este último diario es el más benévolo, o ambiguo, a la hora de juzgar la nueva

situación española. Según opinión del conservador Le Fígaro, ha «alterado su

imagen». El conocido vespertino, sin embargo, deja entender que su política de

«pasos cortos», como la de Franco, apoyado en la juventud de Suárez y en la

democracia, «pueden afirmar la Monarquía, aún frágil».

El diario ya aludido, como otros varios, temen que «la reconciliación de los

españoles se retrase hasta las calendas griegas», y en consecuencia, la «ruptura

democrática» preconizada por la oposición, opinan otros círculos politicosy dé

la prensa.se hace mas verosímil.

El nombre del señor Areilza sigue pronunciándose, en la derecha y en la

izquierda, como el hombre esperado, que hubiera gozado de posibilidades de

diálogo con la oposición. Sobre este últirrio punto, los comentaristas aquí son

unánimes: «Suárez no es el hombre para un eventual diálogo Con la oposición

democrática, como lo hubiera sido, con éxito, Areilza», supone Le Monde. En

pocas palabras, desde el izquierdista Liberation. hasta el progubernamental

France-Soir, la mayoría de los comentarios no se desdicen al analizar el

panorama: «Esto es franquismo. El bunker ha triunfado ...) Y la vuelta de los

tecnócratas próximos al Opus, parece cierta».

 

< Volver