Autor: Prieto, Joaquín. 
 Antes de iniciar contactos con el poder. 
 La mayor parte de la oposición aguarda la formación del Gobierno     
 
 El País.    07/07/1976.  Página: 10. Páginas: 1. Párrafos: 25. 

POLÍTICA

EL PAIS.,miércoles7 de julio de 1976

Nota de Gobernación

No ha habido discriminación con Castilla la Vieja, León y Oviedo

EUROPA PRESS

En relación con la audiencia que mantuvo el ministro de la Gobernación, señor

Fraga, el pasado 28 de junio con los presidentes de la diputaciones de Castilla

la Vieja, antiguo reino de León y Oviedo, con la excepción de las de Soria y

Zamora, el ministro de la Gobernación ha hecho pública una nota en la que se

refiere al escrito publicado por la agencia Europa Press en relación con dicha

visita en el que se protestaba «por la actitud discriminatoria del señor Fraga

con estas regiones».

En la nota, el Ministerio aclara • que «no trata de interferirse en

interpretaciones y opiniones. Pero se trata de hechos concretos —continúa la

nota— y claros de los que fueron testigos 12 personas que han sido total y

gravemente desfigurados, por personas que no estuvieron presentes».

Termina la nota del Ministerio con las siguientes aclaraciones:

1. Que es absolutamente inexacto que el señor Fraga negara la posibilidad de

celebrar conciertos económicos a dichas provincias, mientras que permitía a

aquellas otras que tradicionalmente han detentado un mayor poder

económico.

2. Que la inequívoca postura del Ministerio de la Gobernación fue la de señalar,

que, en base a un principio de generalidad, no se permitía la celebración de

nuevos conciertos con carácter general medida que, evidentemente, no suponía

trato discriminatorio, alguno para ninguna de las provincias del territorio

nacional.

3. Que igualmente se debe señalar que el señor ministro indicó la posibilidad de

contemplar las específicas circunstancias de cada una de las provincias

españolas por el camino que establezca la Ley de Bases del estatuto de régimen

local, es decir, utilizando el sistema de las mancomunidades

interprovinciales y el régimen de carta previstos en dicha ley.

4. Que, por todo ello, las provincias arriba citadas manifestaron al señor

ministro su satisfacción por entender que la línea marcada satisfacía

cumplidamente todas sus exigencias y eran una garantía de desarrollo equilibrado

para el país.

5. Que no se acierta a explicar «la profunda indignación y malestar que han

causado en toda Castilla y León, el trato discriminatorio del que se hace eco

Alianza Regional por cuanto en primer lugar, no se hicieron tales

manifestaciones y por otra parte tampoco se conoce, que aun por error, hubiesen

sido difundidas».

Antes de iniciar contactos con el poder

La mayor parte de la oposición aguarda la formación del Gobierno

JOAQUÍN PRIETO

Una notable preocupación, ante la evolución de los acontecimientos relacionados

con la crisis de Gobierno, es la nota dominante en diversos sectores de la

oposición. El momento se considera extraordinariamente delicado, porque da la

impresión de que el Poder tiene graves dificultades para contar con el apoyo de

fuerzas importantes y las concesiones que pudiera hacer en aras de una

colaboración con sectores de oposición probablemente no serían suficientes para

lograr una modificación de actitudes.

En esta situación, el desenlace de la crisis continúa siendo una incógnita, y

mientras unos ven la ruptura cada vez más cerca, otros temen sus consecuencias.

Prácticamente toda la oposición volvió a desmentir ayer la existencia de

contactos directos o indirectos con el presidente del Gobierno, nuevamente

lanzados a la cancha del rumor. Esos desmentidos no afectan al señor Garcia

López, secretario general del Partido Socialista Democrático Español (PSDE),

quien se encuentra a la expectativa, tras un contacto con el presidente. Ayer,

el señor García López almorzó con los señores Alvarez Miranda, de Izquierda

Demócrata-Cristiana; Revilla, del Partido Socialista Obrero Español (sector

histórico), y Gómez Reino, del mismo partido que García López.

Un almuerzo que no ha tenido nada que ver con la crisis de Gobierno es el

celebrado ayer por Miguel Boyer (PSOE), Fernández Ordóñez, Mariano Rubio y José

Liado. Algunas interpretaciones, apresuradamente difundidas, consideraban que

esta reunión estaba relacionada con los intentos de contactos entre el poder y

los socialdemócratas y socialistas, para una eventual colaboración en el

Gobierno Suárez. Según los tres primeros de los citados, dicho almuerzo fue de

carácter estrictamente privado y sin fin político alguno, y estaba previsto

desde hace más de una semana. «La posibilidad mencionada —declaró Miguel Boyer a

EL PAÍS— es contradictoria con las convicciones democráticas y socialistas que

he expresado reiteradamente».

Postura del PSOE y del equipo DC

No hay, sin embargo, un cierre absoluto a toda posibilidad de entendimiento. El

equipo Demócrata cristiano Español, por una parte, y el Partido Socialista

Obrero Español, por otra, han facilitado sendos comunicados, prácticamente

idénticos, en los que vuelven a recordar cuáles son sus primordiales objetivos

en los momentos actuales. El PSOE se limita a enunciarlos, mientras el Equipo DC

—y esa es la única diferencia sustancial— incluye un párrafo final en que se

aclara que «si el Gobierno asume el papel de negociar con la oposición

democrática sobre la mejor forma de realizar los puntos anteriormente expuestos,

las fuerzas políticas firmantes asumirán asimismo la responsabilidad que de ello

se derive y se comprometen a buscar, en diálogo con todas las fuerzas reales del

país, las soluciones más adecuadas para la grave crisis socioeconómica por la

que atravesamos».

Ambos comunicados parten del análisis de que el fracaso del gobierno Arias se

debe a la práctica de una política arbitraria, realizada de espaldas al pueblo y

sin tener en cuenta la existencia de partidos políticos y organizaciones

sindicales, de fuerte incidencia en la vida política y socioeconómica. (En este

análisis, la nota demócrata-cristiana añade un párrafo en el qué se afirma que

«de esta política incoherente se ha derivado la falta de solución adecuada a la

profunda crisis económica, la absoluta carencia de credibilidad del proyecto

reformista ante la opinión pública española e internacional».)

El segundo punto abordado por ambas notas es la consideración de la misión a

cumplir por el Gobierno que surja de la crisis. Para el PSOE, ese Gobierno «no

es representativo, por el procedimiento de designación y la falta de contraste

con la voluntad popular»; para los demócrata-cristianos, ese Gobierno «no puede

aspirar a ser representativo». En consecuencia, sumisión —y en esto sí coinciden

ambas notas— tiene que limitarse a ser un elemento de negociación con los´

diferentes sectores de la oposición política democrática, hasta el momento en

que se produzca libremente la manifestación soberana de la voluntad popular.

En el tercer punto de ambos comunicados, se establecen cuatro cuestiones que las

respectivas organizaciones consideran más urgentes «en estas circunstancias

críticas». Son las siguientes:

— Liberación de los presos y d etenidos por motivos políticos y sociales, y

restitución de sus derechos a los represaliados y exiliados.

— Supresión de todas las normas que prohiben o limitan la actuación y formación

de partidos políticos y sindicatos libres.

— Supresión asimismo de todas las normas limitativas o prohibitivas de los

derechos de reunión, expresión y manifestación.

— Reconocimiento de los legítimos derechos de los pueblos y regiones que

componen el Estado español.

(En este punto último, el comu.nicado demócrata-cristiano habla de países, en

lugar as pueblos; asimismo, el primero de los puntos en la redacción del Equipo

es «liberación de los presos, detenidos y represaliados y condenados por motivos

políticos y sociales y retorno de los exiliados que lo deseen».)

Finalmente, la cuarta cuestión abordada por ambas notas es la que se refiere a

la consulta popular. El PSOE «propugna la realización de una consulta popular

mediante la cual el pueblo pueda manifestarse libremente sobre la convocatoria

de elecciones generales con carácter constituyente». Este tema, en versión del

Equipo DC, tiene el siguiente tratamiento: «Los firmantes no aceptarán ninguna

consulta popular que excluya la posibilidad de que el pueblo manifieste

libremente su deseo de que se convoquen elecciones generales con carácter

constituyente»..

Ambos comunicados son muy similares, como puede observarse, y su publicación por

separado —y con los matices que cada uno ha juzgado oportuno introducir— fue

decidida en una reunión conjunta de representantes del PSOE, PSP y el Equipo. La

segunda de estas organizaciones no ha hecho pública, todavía, su nota.

El memorándum de Gil-Robles

Quizá no sea ocioso mencionar aquí —para comprender el sentido exacto de la

postura manifestada por el Equipo DC— el memorándum entregado al Rey por el

señor Gil-Robles en fecha no lejana.

Dicho documento —que debe considerarse, exactamente, como «una hipótesis de

trabajo elaborada por los cinco partidos integrantes del equipo (Federación

Popular Democrática, Unión Democrática de Cataluña, Partido Nacionalista Vasco,

Izquierda Democrática y Unión Democrática del País Valenciano) en respuesta a

una petición específica»— planteaba la necesidad de «la constitución de un

Gobierno política y moralmente independiente. No se trataría —quede

perfectamente claro— de un Gobierno provisional ni de un Gobierno de

concentración. La oposición democrática no entraría en combinación alguna de ese

género. El Gobierno que se preconiza sería un Gobierno sin predominio ni

participación importante de quienes han encarnado la política autoritaria de los

últimos años y que, al propio tiempo, inspirara confianza a quienes tienen en su

mano una fuerza cuyo empleo para mantener la ficción actual sería catastrófico

para su propio prestigio y, en definitiva, para el país».

El documento mencionado preveía lo que califica de gran obstáculo: el Consejo

del Reino.

«Cuidadosamente constituido por Franco para servir al continuismo —dice el

texto—, tiene en sus manos, a través de la terna obligatoria, la temible

facultad de imponer un jefe de Gobierno a su hechuray ala medida de su

mentalidad». Para salvar dicho obstáculo, el documento recomendaba «una actitud

firmísima del Rey ante el Consejo."

El jefe del Estado, asistido por este Gobierno independiente, convocaría a un

referéndum de arbitraje democrático, en los términos ya conocidos, puesto que

esta parte del documento fue publicada ya por algún medio informativo, entre

ellos EL PAÍS. La última página del documento contiene una serie de reflexiones,

destinadas a convencier al Rey de la conveniencia de la operación.´ «El origen

no democrático de su poder, su aceptación tras un referéndum, sin las mínimas

condiciones de legitimidad, y su proclamación por las Cortes gubernativas de un

período dictatorial, le ofrecen una base muy poco sólida para hacer frente a los

inevitables embates del porvenir», dice. Y agrega: «La imparcial celebración de

un referéndum, las medidas de apaciguamiento espiritual y la convocatoria de

elecciones con una ley cuidadosamente adaptada a nuestras necesidades,

fortalecería sustancialmente la situación del Rey».

El memorándum añade que nadie podrá "soslayar el hecho de la asamblea

constituyente y, por tanto, es preferible enfrentarse al problema como

consecuencia de un mandato del pueblo, que pasar por una serie de maniobras,

tanteos y alternativas de mayor o menor violencia.

A la espera del Gobierno

Todo ello ilustra suficientemente sobre la postura desuna parte de la oposición,

precisamente aquélla sobre la que se centran en la actualidad la mayor parte de

los rumores y cabalas. No es fácil que las fuerzas políticas de la oposición se

embarquen, sin más, en operaciones de colaboración gubernamental, aunque algunos

sectores puedan haber tenido algún contacto —volvemos a referirnos al señor

García López, que ayer finalmente no se entrevistó con el presidente del

Gobierno— y existan deseos de hablar con algunos otros. Los problemas y- las

estrategias son mas senos lo que minores y cabalas pueden hacer creer, y la

oposición esperará, más bien, el pacto con un Gobierno ya formado.

Dos últimos datos. Ayer, una vez finalizada la reunión mantenida por la comisión

ejecutiva del PSOE —y de la que salió la decisión de - publicar el comunicado

anteriormente mencionado—, Felipe González, su primer secretario, marchó a

Sevilla, y no son ciertos los rumores de que se encuentre enfermo en la

actualidad, aunque sí «un poco fatigado», según fuentes próximas a dicho

partido. Por otra parte.

Coordinación Democrática de Madrid-región reafirmó ayer, una vez más, la

alternativa democrática pacífica que defiende, «única que garantiza —según su

comunicado— la devolución al pueblo de su soberanía y la necesidad de impulsar

la movilización popular en esta semana pro amnistía».

Pag. 10

 

< Volver