Autor: Martínez, Julián M. . 
 Tras la crisis. Londres: según un editorial del Times. 
 La influencia de los conservadores es todavía muy fuerte     
 
 Informaciones.    09/07/1976.  Página: 4. Páginas: 1. Párrafos: 7. 

LONDRES: SEGÚN UN EDITORIAL DEL «TIMES»

La influencia de los conservadores es todavía muy fuerte.

LONDRES, 9.

EL «Desconocido Gabinete española -como titula esta mañana un editorial del

Times»— se resiste al análisis de los comentaristas y observadores políticos

inglese», todavía no repuestos de la desorientación causada por la elección del

primer ministro Suárez e incapaces de encontrar el curriculum político de los

nuevos ministros.

Pero, Inicialmente, en los primeros comentarios predomina el escepticismo. «Las

esperanzas levantadas por la dimisión del último primer ministro de Franco han

sido seguidas rápidamente por la incertidumbre y frustración que marcaron los

últimos meses del Gobierno del señor Arlas», comienza el editorial del «Times»,

el único que se dedica en la Prensa británica al tema español.

«Después de todo, el nuevo primer ministro no es uno de los líderes del ala

reformista del anterior Gobierno, sino un hombre que es poco conocido al pública

español y cuya cartera la hizo en el Movimiento, la organización política

oficial del viejo regímen», añade el editorial, que considera que el nuevo

Gabinete está formado principalmente «por amigos personales que, como Suárez,

pueden ser clasificados como reformadores sólo en el contexto del Movimiento

Nacional»

Y, en este sentido, el filmes» considera paradojico que a pesar del reciente

discurso en las Cortes del entonces ministro del Movimiento, abogando por la

legalización de los partidos políticos, los ministros liberales del anterior

Gobierno se negaran a colaborar con e) Gabinete del señor Suarez.

La mayor baza que se con templa en el nuevo «premier» y su Gabinete español es

IB juventud. «Esto, ciertamente no deja de tener significado político. El señor

Suárez mostro en su discurso ante las Cortes el 9 de junio su convencimiento del

deseo de libertad de las nuevas generaciones y de la necesidad de Instituciones

democráticas como instrumentos para mantener la paz.»

Aun asi, a la trustaclón de los liberales dentro y fuera del Gobierno no le

falta justificación política.

«La dimisión de Arias —añade el ´Times"— se interpretó como que el Rey era ahora

capaz y deseoso ae una ruptura más radical con el pasado Pero el hecho de que no

saliera elegida el favorito de todos los sectores y del Rey mismo, el señor

Areilza, significa que la balanza de fuerzas en el Régimen es todavía incierta,

y que la influencia de los conservadores, particularmente entre los dirigentes

de las fuerzas armadas, es todavía muy fuerte.» En esta situación, con el

Gobierno limitado a una base política estrecha y enfrentado a una difícil

situación económica, la oposición continúa el "Times"— se Verá fortalecida, por

el apoyo Implícito, si no explícito, de los ministros liberales que han dimitido

Consecuente mente, si el nuevo Gobierno trata de seguir la linea política de su

predecesor —no amnistía, no reconocimiento del movimiento sindical Comisiones

Obreras; no elecciones, sino un referéndum en el otoño, cuya forma y contenido

rechaza la oposiciones probable que encuentre senas dificultades.

Ambos, el Rey y su nuevo primer ministro, han hecho elocuentes declaraciones

sobre la necesidad de la democracia. Ahora es cada vez más urgente, más preciso,

hacer tales declaraciones y traducirlas en acción», acaba diciendo el editorial.

Por Julián M. MARTÍNEZ (Corresponsal de INFORMACIONES.)

 

< Volver