Autor: Cenzano, Arturo. 
   Rioja: amenazas de los agricultores     
 
 Informaciones.    01/03/1977.  Página: 4. Páginas: 1. Párrafos: 8. 

RIOJA: AMENAZAS DE LOS AGRICULTORES

LOGROÑO, 1 (INFORMACIONES, por Arturo Cenzano).

EL conflicto agrario que hoy entra en su novena jornada ofrece ya claros síntomas de recrudecimiento.

Así se deduce claramente de los comunicados que la Unión de Agricultores distribuye entre los

manifestantes y así puede observarse con la simple comprobación de las nuevas provincias que se

incorporan al plante.

A última hora de la noche los agricultores de Alfaro decidieron, a través de la correspondiente asamblea,

sacar los tractores a la calle. Con esta reincorporación, el conflicto vuelve a extenderse a toda la

provincia.

Quizá el punto más interesante anunciado hoy sea el de constituir una comisión negociadora, elegida a

nivel nacional, que será la encargada de unificar las aspiraciones de los agricultores. De momento las

asambleas han ratificado los tres puntos fundamentales a los que se redujo la plataforma reivindicativa

inicialmente confeccionada: reconocimiento de las uniones libres de los agricultores y ganaderos;

Seguridad Social igual para todos e inmediata revisión de los precios agrarios. Fácil es comprender cómo

el tema concreto de la comercialización de la patata ha quedado desbordado y que cualquier solución que

se ofrezca aisladamente en este sentido apenas servirá para nada. Como ya planteábamos hace unos días,

está en juego algo mucho más hondo que afecta a la propia infraestructura agraria y que además supone

una lucha de influencias entre el sindicalismo oficial y las nuevas organizaciones campesinas.

Por otra parte, a través de las diversas reuniones, se ha fijado un programa concreto de actuación cuyos

puntos más inmediatos son los siguientes: ponerse en contacto con todas las provincias en huelga,

coordinación de éstas para asistir a la reunión de la Coordinadora Nacional, abrir caminos de negociación

entre los representantes de la huelga e insistir ante el Gobierno.

Los manifestantes cifran en algo más de 25.000 los tractores movilizados. Las últimas cifras ofrecidas en

las asambleas conceden 7.000 tractores a Logroño, 4.000 a Álava y León, 4.500 a Navarra, 6.000 a

Valladolid y 1.000 a Palencia; no figuran aquí los de las provincias catalanas, recientemente incorporadas

al conflicto.

También se ha hablado en las asambleas de la respuesta a un posible desalojo efectuado contra la

voluntad de los manifestantes. En ese caso, los agricultores riojanos retirarían todas sus cuentas de los

Bancos y boicotearían la nueva maquinaria, en especial la presentada por el Ministerio, a través de

demostraciones de mecanización, durante un período mínimo de seis meses.

Los manifestantes insisten en que el conflicto es radicalmente económico y no político. Numerosas

pancartas se expresan en este sentido, que ha sido ratificado con hechos concretos: la agrupación por

poblaciones para evitar cualquier tipo de infiltración y la entrega a la fuerza pública, por parte de los

mismos agricultores, de un joven que repartía octavillas subversivas. Asimismo se han rechazado los

comunicados de solidaridad de los grupos políticos, por entender que suponen un oportunismo que resulta

perjudicial para una adecuada comprensión del conflicto.

Por último, hay que subrayar que en la capital riojana el ambiente es de seria preocupación. Salvo en

guarderías y centros hospitalarios, el desabastecimiento de hortalizas es prácticamente total.

 

< Volver