Opiniones. 
 En general, el nombramiento ha sido considerado como muy positivo     
 
 La Vanguardia.    23/09/1976.  Página: 4. Páginas: 1. Párrafos: 17. 

Página 4

LA VANGUARDIA ESPAÑOLA

OPINIONES

EN GENERAL, EL NOMBRAMIENTO HA SIDO CONSIDERADO COMO MUY POSITIVO

Madrid, 22. (Especial para «La Vanguardia*.) — El nombramiento del teniente

general Gutiérrez Mellado como vicepresidente de Gobierno y ministro para los

Asuntos da Defensa, ha causado cierta sorpresa en los medios políticos. Entre la

oposición, la noticia ha sido particularmente bien recibida. La noticia ha sido

calificada como de trascendente por algunos de ellos.

RICARDO DE LA CIERVA (historiador)

«El nombramiento del teniente general Gutiérrez Mellado me parece un paso

trascendental. Creo es una de las dos o tres noticias claves desde la muerte de

Franco. A mi modo de ver el relevo es la expresión de una crisis pacífica, pero

profunda y favorable en el seno del Ejército. Lo que se ha llamado ela derecha

del generalato es un conjunto respetable, pero su .Influencia era evidentemente

desproporcionada por simples Imperativos biológicos.»

JOSÉ MARÍA GIL ROBLES (ex ministro de la República)

«Solamente conozco al ministro saliente por una conversación privada, y esto no

es suficiente para hacerse una opinión exacta de su postura política. Tampoco

conozco al teniente general Gutiérrez Mellado, ya que nunca he mantenido

vninguna conversación con él. No obstante, por las noticias que me han ´llegado

de él, tengo muy buena impresión en el terreno militar. Sin embargo, apenas sé

de él otros terrenos, para darle una valoración política».

FERNANDO MARÍA CASTIELLA (ex ministro)

«Tengo que advertirle que estoy retirado de la política por completo, por eso me

tengo que excusar al no poderle dar una contestación al respecto. Por otro lado,

apenas conozco al señor Mellado. Solamente me han llegado noticias de su buena

reputación».

CARLOS OTERO (ex comandante)

«Yo lo Interpretaría como una afirmación del presidente Suárez; yo pienso que

este cambio, evidentemente, refurza la tesis reformista del presidente. Creo que

últimamente existían dificultades entre el presidente y el teniente general de

Santiago.

Rspecto al Tte. Gral. Gutiérrez Mellado, recordar su talante liberal y abierto.

No creo que sea el que ha gestado la actual crisis, sino más bien el presidente

Suárez, junto con el ministro del Ejército.

Recientemente, en los últimos días se había dictado una instrucción general del

teniente general Gutiérrez Mellado a todos los jefes, oficiales y suboficiales

del Ejército, en el que entre otros temas se manifestaba claramente a favor de

la reforma. Expresó la esperanza de que con este nombramiento las Fuerza»

Armadas acepten plenamente la democratización real del pats.»

MARIANO SÁNCHEZ COVISA (portqvoz de los Guerrilleros de Cristo Rey)

«Creo que el nombramiento de Gutiérrez Mellado es muy positivo para nuestra

causa. Personalmente me parece muy bien, ya que no hay nada más que mirar su

histíorial. Va a haber grandes sorpresas, ya que hay mucha gente que piensa que

es un hombre políticamente liberal...»

FELIPE GONZÁLEZ (PSOE)

«Es muy difícil valorar políticamente el nuevo nombramiento del teniente general

Gutiérrez Mellado.

Desde mi perspectiva personal, considero que es un acto político tatemo del

Gobierno, que intenta reforzar su línea política más libera!, a través de la

línea liberal de las Fuerzas Armadas. Esto no significa que el PSOE vaya a

cambiar su opinión respecto al proyecto presentado por el presidente Suárez,

seguimos creyendo que hay que hacer un nuevo proyecto con la colaboración de la

oposición democrática.

ANTONIO GARCÍA LÓPEZ (PSDE)

«El teniente general Gutérrez Mellado es probablemente uno de los mejores

cerebros de su generación, y si no hubiera sido militar sería hoy uno de los

grandes líderes de la nación. Mi impresión es que iniciará la gran reforma de

las Fuerzas Armadas, ya que éste ha sido su trabajo y su aspiración en los

últimos diez años, fundamentalmente el Ministerio de la Defensa y la reforma

técnica de nuestro Ejército, que en realidad sigue con los criterios y

organización de la Dictadura de Primo de Rivera.

 

< Volver