Del Gobierno Suárez  :   
 Declaración programática del 16 de Julio. 
 Pueblo.    14/10/1976.  Página: 11. Páginas: 1. Párrafos: 32. 

DEL GOBIERNO SUAREZ

REFORMA SINDICAL Y SITUACIÓN LABORAL

Al igual que durante el primer Gobierno de la Monarquía, el tema sindical ha

sido posiblemente el problema más difícil con que se ha encontrado el equipo de

Suárez en sus cien primeros días y el que ha provocado la crisis de la dimisión

del vicepresidente primero del Gobierno.

A finales de agosto, cuando los contactos del Gobierno con la oposición estaban

tocando techo, De la Mata comienza a entrevistarse con los dirigentes de

Comisiones Obreras, Unión General de Trabajadores y Unión Sindical Obrera,

siendo los de la Confederación Nacional de Trabajadores (C. N. T.) los únicos

que no accedieron a la entrevista.

El colofón de todos estos contactos ha sido el anteproyecto de ley reguladora de

asociaciones sindicales que el Consejo de Ministros del día 8 de octubre ha

decidido enviar ´ a las Cortes. Este anteproyecto supone una profunda reforma no

sólo de la vigente Ley Sindical, sino de los planes reformistas del anterior

Gabinete. El anteproyecto comienza señalando que los trabajadores y los

empresarios podrán constituir en cada rama de actividad las asociaciones que

estimen convenientes para la defensa de sus intereses profesionales. Todo ello,

«en el ejercicio de las libertades propias de una sociedad democrática y con

respecto de los convenios internacionales, especialmente los convenios 87 y 98

de la O. I. T.».

El mismo día que entra en funciones el nuevo Gobierno de Adolfo Suárez, la

huelga de Correos se extiende a Madrid, afectando a 2.000 carteros. El día 10 de

julio entra en proceso de normalización,

pero a mediados de septiembre el conflicto estalla de nuevo y no termina hasta

finales de mes. Esta huelga es, sin duda, la más importante de las registradas

en estos cien días, generalmente poco conflictívas por coincidir con las

vacaciones veraniegas. La huelga del cuerpo de controladores aéreos que comenzó

el 13 de agosto, aún no concluida, le sigue en importancia. Por último, es

necesario destacar las huelgas de la construcción de León, Burgos y La Coruña;

del metal de Barcelona, y los paros laborales de las multinaclónales M. A. S.

A., Hutchinson y Bers de Madrid, importantes por su larga duración.

FUERZAS ARMADAS.

«La potenciación y perfeccionamiento de las Fuerzas Armadas, garantía de la

independencia e integridad de, la Patria, recibirá el más firme apoyo por parte

del Gobierno y la Administración Pública.» Este párrafo constaba en la

declaración programática del Gobierno hecha´ pública el dia 16 de julio. Apoyo,

decía el texto, que, a la par, se convertía en mutuo reconocimiento de

propósitos el miércoles 8 de septiembre, día en que el presidente Suárez se

reunía con todos los ´altos mandos de las Fuerzas Armadas, La reunión fue

calificada de ´"«muy trascendente», y debe suponerse que al término de la misma

pudo contarse con un general asentimiento.

Poco antes de ser hecha pública la declaración programática, el general

Gutiérrez Mellado había tomado posesión de la jefatura del Estado Mayor Central,

y el dia 23 de septiem b r e publicaba el «B. O. del E.» un "real decreto por el

que se nombraba un nuevo ministro sin cartera y vicepresidente primero del

Gobierno para Asuntos de la Defensa: era el propio Gutiérrez Mellado, un

«militar liberal». El recién nombrado vicepresidente sustituía al teniente

general De Santiago y Díaz de Mendívil.

Quince días más tarde los tenientes generales De Santiago y Díaz de Mendívil e

Iniesta Cano eran «pasados a la reserva».

Durante todo este período de tiempo la palabra más «política» y que con mayor

énfasis han pronunciado los altos mandos del Ejército ha sido la de «unidad», y,

en todo caso, se ha tratado siempre de desmentir la posible existencia de

«diferencías» entre aquéllos, en lo que toca a la reforma Suárez.

Finalmente, y con respecto a los contactos con Fuerzas Armadas de otros países,

es digno de ser resaltado el viaje que realizó a nuestro país a mediados de

agosto el comandante supremo de la O. T. A. N., general Alexander H a i g.

Aunque la visita fue calificada de «turística», se su-po que el general Haig fue

recibido por el Rey y que en la entrevista, cuyo contenido no fue dado a

conocer, pudo hablarse de la revisión del proceso de integración de España a la

O. T. A. N.

ORDEN PUBLICO

El mes de julio, primer mes de Suárez, se desarrolló en España bajo el signo de

la amnistía.

Manifestaciones callejeras, autorizadas unas, prohibidas otras, tuvieron lugar

en numerosos puntos del país. Pero más concretamente fue la semana del 5 al 11

la que concentro mayor cantidad de solicitudes masivas. Al fin, el día 30 del

mismo mes, el Rey ejercía el derecho de gracia.

Desde el nombramiento de Adolfo Suárez hasta el presente, varios y graves

sucesos luctuosos han teñido de sangre la geografía española: País Vasco,

Almería, Madrid. He aquí los más importantes.

• 9 de julio: Begoña Menchaca cae asesinada en el curso de una manifestación

pro amnistía celebrada en Santurce. Se habla de individuos de paisano que

portaban armas.

• 18 de julio: Veintiocho artefactos explosivos estallaban en difere n

t e s provincias, generalmente en organismos oficiales. Se produjeron siete

heridos y cuantiosos daños materiales. Se les atribuyó al P. C. E. (R.),

que inmediatamente lo desmintió. La extrema derecha los había anunciado

desde una semana antes.

• 13 de agosto: Muerte del joven Javier Verdejo por disparos de la Guardia

Civil en la playa de Almería.

• 8 de sep t i e m b r e: Muere por disparos efectuados por la Guardia

Civil, tras de una manifestación en la calle principal de Fuenterrabía, el

joven Jesús Mana Zabala. A continuación dimitiría el Ayuntamiento de esa

ciudad, y con posterioridad dieciocho Ayuntamie n t o s guipuzcoanos

pedirían garantías sobre las actuaciones de las fuerzas policiales.

• 22 de septiembre: Muere en Tenerife José Bartolomé García Lorenzo,

ametrallado por la Policía al ser confundido con Ángel Cabrera, «el Rubio».

Gran oleada de protestas y manifestaciones que culminan con la huelga general en

la isla el día 27.

• 27 de septiembre: Las organizaciones ilegales del País Vasco convocan

para este día una jornada de lucha con motivo de las ejecuciones del pasado año

contra miembros del F. R. A. P. y de E. T. A. Los medios oficiales califican

la jornada como «muy tensa», aunque no se producen alteraciones importantes del

orden público. En Madrid está convo cada también una serie de manifestaciones

por el mismo motivo. A raíz de estos acontecimientos es muerto a tiros, al

parecer por un comando de extrema derecha, el estudiante de psicología Carlos

González, en la calle de Barq u i 11 o. Como consecuencia de este

asesinato se convoca para el día 1, en Madrid, una «jornada de lucha».

• 4 de octubre: Es asesinado en San Sebastián el presidente de la Diputación´

de Guipúzcoa y consejero del Reino Juan María de Araluce; con él, el policía

armado Alfredo García, el chófer, J. María Elicegui, y los subinspectores de

Policía Francisco Sanz y Antonio Palomo. E. T. A.-V Asamblea, «rama

militar», reivindica el atentado. A partir de esta fecha y hasta el día de hoy,

se suceden una serie de atentados y disturbios callejeros provocados por grupos

de extrema derecha.

ECONOMÍA

Baja continua de la Bolsa, .inflación, evasión de capitales (según estimaciones

de distintos sectores bancarios, entre los días 1 y 8 de julio la fuga de

capitales españoles osciló entre 1.500 y 2.500 millones de pesetas), aumento del

déficit´de la balanza comercial (importaciones: 6S4.638 millones de pesetas;

exportaciones: 320.570 millones de pesetas; déficit: 334.068 millones de

pesetas, cifra que supera en 31.755 millones de pesetas al existente en los

siete primeros meses de 1975), alarmantes previsiones con respecto .al paro,

aumento del índice del coste de vida (12,65 puntos en los ocho primeros meses

del año en curso)..., y demás circunstancias económicas «heredadas, han venido

invitando al Gobierno, ya desde los tiempos del ministro Villar Mir, a presentar

un programa económico —soluciones políticas y no sólo económicas viene pidiendo

la oposición—, lo suficientemente concreto y efectivo como para hacer frente al

deterioro económico nacional. Por fin, el «paquete económico» anunciado en la

declaración programática y varias veces postergado, fue puesto a la luz antes de

cumplirse los «cien días de Suárez».

El armazón básico de este «paquete» supuso las siguientes decisiones:

congelación de los precios durante dos meses; limitación de los plazos de la

negociación colectiva; con delimitación de los aumentos salariales, en los casos

en los que no haya acuerdo, a la evolución del índice del coste de la vida;

prohibición del re. parto de los beneficios de sociedades a favor de los

consejos de Administración, y limitación de los dividendos y demás utilidades

hasta un 10 por 100 por encima del reparto del año anterior. Se incluye

igualmente la suspensión del fa. moso artículo 35 —repetida reivindicación

empresarial— referido al despido, por un año: es decir, la flexibilidad en el

despido. En materia fiscal se acordó la represión —siempre dudosa en su efic a c

i a— del fraude fiscal Asimismo fue acordada, la posibilidad de suprimir,

refundir o reestructurar, a propuesta del presidente, departamentos

ministeriales y organismos y servicios de la Administración.

El anuncio de estas medidas tuvo lugar en el Consejo de Ministros celebrado el

pasado día 8 de octubre.

(Servicio de Documentación)

DECLARACIOIN PROGRAMATICA DEL 16 DE JULIO

Elecciones generales, reconocimiento de la pluralidad politica y ejercicio de

libertad de expresion.

30 DE JULIO: El Consejo de Ministros

Ruiz Gimenez, primer dia logante con el Poder des´pues lo haria Felipe Gonzalez

con el presidente Suarez

10 DE SEPTIEMBRE: El discurso del Presidente, acogido con optimismo.

OCTUBRE: Pleno del Consejo Nacional para tratar de la reforma política, envio a

las Cortes de la ley de Libertad Sindical y creacion de la Alianza Popular.

PUEBLO

14 de octubre de 1976

Pag. 11

 

< Volver