Autor: VARELA. 
   Cien días del Gobierno     
 
 El Alcázar.    15/10/1976.  Páginas: 1. Párrafos: 5. 

La balanza

CIEN DÍAS DEL GOBIERNO

Ayer durante la estancia de los Reyes en Colombia el Gabinete de aquel país

presentó en pleno la dimisión. Hoy el gabinete español cumple cien días. Hacia

atrás —en esos cien días que parecen cien años— queda una esperanza perdida, la

esperanza de un gobierno "gestor", heterogéneo y plebiscitario, aunque sólo

fuera a nivel de élites políticas, capaz de hacer sin-traumas la transición.

Hacia atrás quedan cien días, en los que la cosa política sé ha enredado de

manera extraordinaria, y la cosa económica aceleró su marcha hacia el abismo. A

mi juicio estos cien días han tenido un denominador común: la falta de realismo

político. El gobierno, engreído en su verdad, se negó a negociar. Y a la vista

están en los resultados. Y otra cosa ha demostrado el actual gabinete: que la

capacidad intelectual o el Prestigio que se asiente en ser los números uno de

esta o aquea oposición, de este o aquel puesto, no son .respaldo válido para

ocupar puestos de responsabilidad política. Y esta experiencia va a tener

oportunidad de contrastarla el pueblo español en el futuro. Los hombres de

Estado no se improvisan.

REESTRUCTURACIONES

Pero si hacia atrás queda un oscuro panorama, que mejor es olvidar, hacia

adelante la situación no parece que vaya a ser de cuento de hadas. El Gobierno,

bien se ve, quiere abarcarlo todo con sus brazos, y a veces comete errores de

bulto, como el que señalan fuentes competentes de las Cortes: el presupuesto del

Estado llegará fuera de plazo a este organismo.

Y por si fuera poca la labor que en sí misma tiene la Reforma Política, los

señores ministros se han metido a reestructurar los ministerios como sí tal

cosa. Como si fuera un granito de anis han asimilado a Presidencia todo el

aparato legal de Sindicatos (Lo que hace seguro el cese sin sustituto del señor

de la Mata, en la próxima minicrisis). Y según todos los indicios, si la

discusión sobre el presupuesto general se lo permite, el Consejo de hoy, o el de

la próxima semana, tratará de la reestructuración de los ministerios de

Secretaria General, Ejército, Marina y Aire en nuevos organismos unitarios. Por

si la Reforma Política fuera poco, están entreteniendo sus esfuerzos en fusionar

—así de fácil— a todo el aparato de difusión de la Organización Sindical —

diarios, revistas, emisoras de radio— con la Cadena de diarios y emisoras del

Movimiento, para convertirlas en una sola empresa. Por si la Reforma fuera poco,

se promete el huevo y el fuero a toda aquella región que lo solicite.

Efectivamente, malos fueron los cien días, pero el futuro tampoco es alentador.

Dios no lo quiera.

VÁRELA

 

< Volver