Autor: Saiz, José Ramón. 
 Al frente de un Gobierno que mantiene la iniciativa. 
 Suárez prepara el fin de la transición  :   
 Una posible amnistía, negociaciones con la oposición, la ley electoral y la etapa de elecciones, temas del inmediato futuro. 
 Pueblo.    23/12/1976.  Páginas: 1. Párrafos: 8. 

Al frente de un Gobierno pe mantiene la iniciativa

SUAREZ PREPARA EL FIN DE LA TRADICIÓN

Una posible amnistía, negociaciones con la oposición, la ley electoral y la

etapa de elecciones, temas del inmediato futuro

Todo parece pendiente del «caso Oriol» y de otros factores

políticos de la actualidad

MADRID. (PUEBLO, por José Ramón SAIZ.)—Aunque los momentos no son propicios para

la distensión, el presidente Suárez, después de su rápida visita a Barcelona,

tras la cual todos los estamentos oficiales y partidos moderados han reaccionado

favorablemente, prepara, al parecer, su estrategia política de cara al final de

la transición política. Una posible amnistía, negociaciones Gobierno-oposición,

la ley Electoral o normas provisionales que regulen los primeros comicios y la

propia etapa electoral, son temas que preocupan al Ejecutivo ante el inmediato

futuro político.

No parece, según nuestras noticias, que las elecciones sean adelantadas a marzo,

principal objetivo de Alianza Popular, sino que, por el contrario, éstas podrían

apurarse hasta la fecha tope marcada en la primera declaración del Gobierno; es

decir, deberán celebrarse antes del 30 de junio. La falta de organización y de

puesta a punto de las coaliciones electorales podría ser la causa de que los

comicios se celebren a últimos de mayo o primeros de junio. Esto al menos, es lo

que se comenta en circuios políticos bien informados.

Con esa agenda, amnistía, negociaciones con la oposición y elaboración de las

normas electorales, todo parece indicar que el presidente Suárez prepara una

nueva ofensiva para culminar con las elecciones la transición hacia la

democracia. La ampliación de la amnistía podría ser probable en estos momentos,

principalmente después de que el Ejecutivo ha salido fortalecido del referéndum.

Sin embargo, todo parece estar pendiente del desenlace del secuestro del

presidente del Consejo de Estado. En esto fue explícito el ministro Martín Villa

en su última intervención en Radiotelevisión Española al referirse al atentado

que tanta tensión viene provocando desde hace más de diez días.

En cuanto a las negociaciones Gobierno-oposición, es probable que hoy el

presidente del P. S. P. seror Tierno, entregue una carta de la comisión

negociadora dirigida al presidente Suárez. Con este motivo, hoy podría

celebrarse el primer contacto de Suárez con los representantes de la oposición

portadores de la misiva, señores Tierno y Puyol. No obstante, las verdaderas

negociaciones no comenzarán hasta después de las vacaciones navideñas. En estos

momentos, el Partido Comunista representado en la comisión negociadora sigue

siendo un obstáculo para el comienzo de las conversaciones, si bien podría

llegarse a una solución intermedia que ya apuntara PUEBLO hace una semana, que

consistiría en reducir a tres personas la representación de la oposición: un

demo-cristiano, un socialista y un representante de las regiones.

No hay duda por otra parte, de que el presidente va a recibir a una oposición —

principalmente a la socialista— que se encuentra en una posición evidentemente

débil, tras los resultados del referéndum.

Como se sabe, los socialistas y comunistas realizaron una grañ´ publicidad (más

amplia y potente de la que ahora se quiere aparentar) solicitando al pueblo la

abstención en la consulta. En este sentido no han podido ser más claras las

palabras del líder socialista catalán señor Pallach, que ha manifestado «que la

oposición fue derrotada por el pueblo el dia 15», refiriéndose a la postura

abstencionista como un gran error. Evidentemente, se señala en ambientes

políticos, el Gobierno se siente fortalecido, y la oposición radical, más débil

aún, ante la mayoritaria y rotunda respuesta del pueblo al acudir a las urnas el

pasado día 15.

Sobre la ley Electoral, el Ejecutivo tendrá que pactarla tanto con la oposición

situada a su derecha, léase Alianza Popular, como con la oposición democrática

de izquierdas. Se desconoce, por el momento, si se va a elaborar una ley

definitiva o si, por el contrario se establecerán unas normas provisionales por

las que se regulen los primeros comicios. Según algunas fuentes, la ley o normas

electorales se conocerán dos o tres meses antes de las elecciones.

En definitiva pues, Suárez planea su nueva ofensiva política desde la

presidencia de un Gobierno al que tos resultados del referéndum le confirman en

su iniciativa política.

 

< Volver