Autor: Sopena Daganzo, Enrique. 
 El nuevo Gobierno. 
 Cataluña acoge bien al tercer Gobierno de la Monarquía     
 
 Informaciones.    05/07/1977.  Página: 7. Páginas: 1. Párrafos: 7. 

Cataluña acoge bien al tercer Gobierno de la Monarquía

Pot Enrique SOPEÑA

BARCELONA, 5.

MI impresión, en ••principio, es. favorable», dijo anoche O, INFORMACIONES don

Jordi Pujol, interrogado en torno al nuevo Gobierno. El líder del nacionalismo

social-demócrata contestó a las preguntas de este corresponsal desde su chalet

en Premia de Dait. (a unos 20 kilómetros de Barcelona).

Precisó que apenas había tenido tiempo de valorar el reajuste ministerial y

administrativo, aunque «desde luego no puede hablarse de que sea un Gobierna de

centro-izquierda».

«Lo que cuenta —por encima, de las etiquetas más o menos convencionales— son las

figuras muy válidas que se han integrado en este Gabinete, y ello es muy

cierto», añadió el señor Pujol, dirigente de la coalición que obtuvo el segundo

puesto —tras los socialistas en Cataluña. Respecto precisamente al tema catalán,

el diputado barcelonés no pareció -enteramente satisfecho con la solución

estructural de un Ministerio para las regiones. «Evidentemente —manifestó—, se

trata de un paso más hacia él reconocimiento autonómico de todos los pueblos de

España, meta sobre ¡a que nos mostramos conformes. Pero es necesario recordar

qué Cataluña no debe ser objeto de una fórmula autonómica igual a las restantes,

por las razones que todos conocen: históricas, lingüisticas, políticas, etc. El

uniformismó es el peligro que acecha tras esta creación ministerial.»

El señor Pujol no concedió Importancia alguna al hecho

—ya habitual— de que no figuren catalanes arraigados en el nuevo Gobierno. «A

veces —matizó—, catalanes de los pies a la cabeza se han olvidado de Cataluña a

la hora de ocupar un puesto en el Consejo de ministros, mientras que, a lo largo

de la Historia de España, ha habido Gobiernos sin catalanes que han tenido muy

en cuenta nuestra realidad.»

En una linea de acogida discretamente positiva también, se pronunció el diputado

número tres de los socialistas, don Josep Andreu i Abello. Este hizo hincapié en

su creencia de que el nuevo Gobierno será capaz de establecer puentes de diálogo

con la oposición parlamentaria, en especial el P.S.O.E - P.S.C «Por lo que

afecta a Cataluña —afirmó el señor Andreu

Abello—, pienso los pasos decisivos fueron dados ya la semana pasada a través dq

las negociaciones d e 1 presidente Tarradellas. Confiemos en que el Ministerio

de las Regiones sepa entender el

problema y aborde eficazmente el tema de las nacionalidades como Cataluña, el

País Vasco y otras.»

Por su parte, fuentes autorizadas dei P.S.U.C. -otro de los partidos grandes

aquí— declararon que el nuevo Gobierno venia a confirmar la tesis comunista de

que la U.C.D. no era una vía de continuismo camuflado, sino que se trataba de

«una verdadera derecha civilizada». Cautos en sus- expresiones, quizá a la

espera de una nota oficial del partido, los portavoces del P.S.U.C. efectuaron

asimismo una valoración optimista del tercer Gobierno de la Monarquía. Debe

recordarse que es ahora defensor del P.S.U.C. ante el Tribunal Supremo, a fin de

alcanzar su legalización.

En la U.C.D. de Cataluña, obviamente, reinaba una especial satisfacción. El

señor Jiménez de Parga, diputado número dos por la lista de la Unión de Centro,

señaló que por su carrera jurídica conocía de cerca los problemas laborales.

Sobre ,el > pacto social, el señor Jiménez de Parga sostuvo que era una meta *

conseguir y que se podría obtener por consenso, «a pesar de que los conflictos

no han de descartarse,- porque indican que la sociedad goza de buena salud, pues

Ja paz de los sepulcros, el orden por el orden, no son más que conceptos que

esconden males muy profundos».

 

< Volver