Autor: Hernández Rodríguez, Marcial. 
   Un gobierno de color Suárez  :   
 Lo integran dirigentes de UCD, técnicos y hombres del presidente. La edad media del nuevo Gabinete ronda los cuarenta y cinco años. 
 Pueblo.    05/07/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 15. 

Lo integran dirigentes de UCD, técnicos y "hombres del presidente"

La edad media del nuevo Gabinete ronda los cuarenta y cinco años

MADRID. (PUEBLO, por Marcial HERNÁNDEZ.)

U lista del nuevo Gobierno ha venido a confirmar las expectativas de los últimos

días. El segundo Gobierno de Suárez, además de incorporar personalidades de la

coalición vencedora UCD, está compuesto por técnicos (nombres que no habian

«sonado» hasta la misma mañana de ayer), y por hombres de absoluta confianza del

presidente. Podría decirse que el segundo Gobierno de Suárez es «más de Suárez»

qu» el primero. Efectivamente: mientras que el primer Gabinete hubo de formarse

muy rápidamente y con la intensa participación del anterior vicepresidente

Osorio, el actual Gobierno, «demás de atender « las exigencias de una coalición

electoral que entonces no existía, ofrece un especial «toque Suárez» muy

marcado. José Manuel Otero Novas, intimo colaborador del presidente, pasa a un

renovado Ministerio de la Presidencia, liberado de muchos cometidos burocráticos

merced a la reforma administrativa. Otro intimo colaborador y amigo de Suárez,

Fernando Abril, sustituye a Osorio en la vicepresidencla política, y un

destacado técnico, Martínez Genique, nuevo ministro de Agricultura, es además

paisano del presidente.

Todo hace pensar que este Gabinete, además de monocolor por su configuración

Ideológica, ofrecerá una mayor cohesión personal entre sus miembros.

La edad media de los nuevos ministros se sitúa en algo más de cuarenta y cinco

años, y sólo cuatro d« «líos cuentan con más de cincuenta. Los tres ministros

más jóvenes son •José Manuel Otero Novas (Presidencia), Camuñas (Relaciones con

el Parlamento) y García Diez (Comercio y Turismo), qu« cuentan treinta y siete

afio*. El de mayor edad es el vicepresidente para la Defensa, Gutiérrez Mellado,

qu« cuenta sesenta y cinco años.

Trece de los nueve ministros nacieron fuera de Madrid. Los seis madrileños son

Camuñas, Gutiérrez Mellado, Liado, García Diez, Fernández Ordóñez y Garrigues

Walker. Las regiones más representadas son Vascongadas (Cavero y Oreja),

Extremadura (Oliart y Sánchez de León), Galicia (Otero Novas y Cabanillas) y

Andalucía (Jiménez de Porga y Clavero).

No hay ningún ministro de procedencia catalana, aunque podría considerarse como

muy «catalanizado» a Jiménez de Parga, número 2 de la lista de UCD por

Barcelona, Por cierto, que en la reciente asamblea de parlamentarios catalanes,

el senador electo José María Xirinachs propuso que ningún parlamentario catalán

formase parte del nuevo Gobierno. Las miradas de los periodistas presentes en el

acto se dirigieron entonces hacia los centristas allí presentes, quienes apenas

aplaudieron la proposición de Xirinachs.

En fin, de los diecinueve miembros del nuevo Gabinete, cinco son senadores

regios (Fuentes Quintana, Fernando Abril, Marcelino Oreja, Landelino Lavilla y

Rodolfo Martín Villa) y siete son diputados elegidos para el Congreso por UCD

(Fernández Ordóñez, Garrí gues, Sánchez de León, Iñigo Cavero, Pío

GABINETE JOVEN

Cabanillas, Clavero Arévalo, Camuñas y Jiménez de Parga).

Abogados, catedráticos e ingenieros son las profesiones predominantes en el

Gabinete.

En cuanto al estado civil de los nuevos ministros, hay que destacar la presencia

de un solo soltero (Ignacio Camuñas), mientras que ocho nuevos ministros son

padres de familia numerosa.

Por lo que se refiere al aspecto ideológico, destaca en el nuevo Gobierno la

presencia de los «independientes- centristas y de técnicos que no habían

tenido militancia específica en UCD y qu«, por tanto, no «sonaban» en los

círculos bien informados (como Martínez Genique o Alberto Oliart). Como el

Gobierno nace con deseos de realizar una política «de centro-izquierda»,

hay que señalar que el tono más izquierdoso aparece en el equipo económico

(compuesto por socialdemócratas y liberales), y también en el probado demócrata

que es Jiménez Parga. El equipo económico, que se enfrenta con una problemática

que se analiza en otro lugar de este número, parece que quiere comenzar a

funcionar inmediatamente, y en breve plazo expondrá al país un análisis de la

difícil situación del sector, y emprenderá las medidas para corregirla. De

la composición del equipo económico —Fuentes Quintana se enfrentó en su día

con el ministro Villar Mir, no aceptó una. cartera en el primer Gobierno

Suárez y ahora parece que se hizo rogar lo suyo, antes de acceder, y Fernández

Ordóñez es un socialdemócrata convencido, que quiso irse del Centro cuando

Calvo-Sotelo llegó imponiendo nombres en las listas, y ahora ha conseguido que

el partido único centrista se estructure con calma y se garantice la

conservación de la personalidad de los socialdemócratas del mismo—, no

parece que el nuevo Gobierno vaya a relegar los asuntos económicos

«para después de las municipales», sino que, al tiempo que se toman medidas

políticas e incluso electorales, los temas económicos habrán de ser tratados

conforme corresponde a su importancia y urgencia.

REFORMA ADMINISTRATIVA

La reordenaeión administrativa, tal y como había anunciado el presidente Suárez

en su rueda de Prensa, no ha supuesto una reestructuración . a fondo de la

Administración del Estado. En realidad, algunos departamentos cambian

simplemente de nombre, y hay un trasvase de funciones de unos departamentos a

otros en pro de la racionalidad. En realidad,, CME. la lógica desaparición los

Ministerios de Relaciones Sindicales e Información y Turismo, así como con la

anterior desaparición de la Secretaría General del Movimiento, habían . quedado

«descolgadas» una. serie de actividades y funciones, que había que encajar en

algún sitio. Eso es lo que se ha venido a hacer, y se ha aprovechado la ocasión

para algunas funciones, que estaban dispersas anteriormente por diversos

departamentos, con el consiguiente caos que ello llevaba consigo (esto interesa,

sobre todo, a las cuestiones relacionadas con la Sanidad).

En días próximos: asistiremos a un cambio de rótulos en los,-edificios

ministeriales; y a,un-cambio de menjbretes en la correspondencia ; oficial. De

todos modos, para muchos ministros el ambiente de trabajo resultará familiar.

Pío Cabanillas regresará al edificio gris de Genéralísimo, 39, que ahora lucirá

el rótulo de Ministerio de Cultura y Bienestar, en vez de Información y Turismo.

JURA Y PRIMERA REUNIÓN

Para esta mañana está previsto el acto de juramento de los nuevos "ministros en

el palacio de la Zarzuela. Acto, seguido, celebrarán una primera reunión de toma

de contacto y comenzarían a elaborar la declaración programática que sería dada

a conocer en breve. La declaración ´programática será la primera de las muchas

pruebas de fuego por las; que habrá de pasar el nuevo Gobierno. Cuando sé dé a

conocer, la oposición dará a conocer su postura. Habrá comenzado la dialéctica

usual en todos los sistemas democráticos.

 

< Volver