Autor: Palma, Luisa. 
 Elecciones generales. 
 Fraga afirma que habrá mujeres en su gobierno si gana las elecciones  :   
 Suárez hace una campaña de supervivencia. 
 ABC.    12/06/1986.  Páginas: 1. Párrafos: 6. 

JUEVES 12-6-86

ELECCIONES GENERALES

Fraga afirma que habrá mujeres en su gobierno si gana las elecciones

«Seárez hace una campaña de supervivencia»

Palma de Mallorca. Luisa Palma, enviada especial

Manuel Fraga reveló ayer que, si la Coalición Popular gana las elecciones, en el gobierno que forme

«habrá mujeres» y en él estarán tanto Alzaga como Segurado, «eso es de tal probabilidad que no lo voy a

comentar». Fue lo único que Fraga quiso adelantar sobre la futura composición de su Gabinete, aunque

dijo que tenía pensados ya los nombres.

Los comentarios en torno a lo ocurrido la noche del 23-F, cuyo recuerdo se ha puesto en el candelera, se

están haciendo inevitables a medida que avanza la campaña y ni siquiera Manuel Fraga, que prefiere,

según confiesa, «dejar este tema para los historiadores», ha podido sustraerse a ellos. Ayer, en Palma de

Mallorca, donde Fraga ha puesto fin a su periplo isleño, se le solicitó más de una vez que valorase los

comentarios que han hecho otros líderes políticos sobre aquel suceso. El interés en este asunto venía ya

precedido de una fortuita coincidencia: Manuel Fraga y Adolfo Suárez viajaron ayer, a primeras horas de

la mañana, en el mismo avión y llegaron juntos pero no revueltos a Palma, ya que, mientras el primero

ocupó un asiento normal, el ex presidente del Gobierno lo hizo en primera clase. Durante el vuelo no

cruzaron palabra alguna, aunque se saludaron desde lejos, porque tampoco se vieron al bajar. «Es una

pequeña distancia», comentó después Fraga.

Ya metidos en harina, el jefe de la oposición dijo que aquella noche «algunos cumplimos con nuestro

deber y no nos vimos implicados ni en sospechas». «Quedó claro entonces -añadió- que ni el Ejército ni

los poderes fácticos tenían interés en un golpe de Estado. Pero creo que ocasión de darlo no volverá a

haber y, desde luego, en un gobierno en el que esté yo no se hablará nada, porque no ocurrirán,

simplemente. La responsabilidad del asunto está también en las omisiones que hubo.»

En lo dicho por Suárez sobre este asunto no quiso entrar. «El sabrá -dijo- por qué saca esos temas ahora.

El Ejército está comprometido con la lealtad a la Corona y a la Constitución y no tengo por qué entrar en

esta polémica. Esas personas que sacan estos recuerdos no están sirviendo al país y, además, me parecen

pláticas de familia.»

Poco antes, durante el vuelo a Palma, Suárez comentó a este periódico que él no tenía ningún jnterés en

resucitar este asunto, pero que «10 del 23-F lo iniciaron ellos (el PSOE). Y yo, desde luego, no me pienso

callar. Tengo mucho que decir si me incitan». También durante el vuelo, Fraga dijo a ABC que, en su

opinión, Suárez era «un buen jugador de póquer» y que por eso sus acciones en esta campaña eran

explicables desde el punto de vista de la «supervivencia». «El está sentado a la mesa a ver si le toca un

"color"», añadió.

Fraga paseó por las calles de Palma y visitó la feria del libro, poniendo el colofón a la jornada con un

mitin en el Palacio de Deportes. A Fraga, que no le disgusta que le digan que ahora se enfada menos que

antes, sí se muestra susceptible cuando le dicen que ahora es más cortés: «Oiga -dijo ayer-, yo he sido

cortés siempre.» Y cuando le dicen que su Gabinete le ha cambiado la imagen, res-

ponde rápido: «El Gabinete mío soy yo. Lo que pasa es que bailo al son que me tocan, con la gente

amable soy amable y a los groseros les contesto en su terreno.» Hubo tiempo también para pasar revista a

una serie de asuntos que ya son habituales, por ejemplo, la televisión y el pedido debate con Felipe

González. «Yo -dijo- vuelvo a lanzar mi invitación diaria para que acceda como es su obligación, si es un

verdadero demócrata.» En todo lo referente a RTVE calificó el comportamiento del PSOE de «vergüenza

máxima, de falta de seriedad» e incidió en el hecho de que José María Calviño siguiera al frente del ente

cuando «dijo que haría lo posible, y lo ha cumplido, para que yo no ganara las elecciones y no dimitió ni

se le cesó al día siguiente».

Para Fraga, esta campaña tiene dos características dignas de subrayar la mayor madurez del pueblo

español y «su tendencia a utilizar el voto útil» del que está convencido que volverá a funcionar. El

número tan alto de indecisos que arrojan las encuestas hasta el momento le parece «natural» a Fraga, pues

«todavía no hay un sistema estable de fuerzas políticas» y es difícil aventurar la proyección de esos

indecisos.

 

< Volver