Autor: Montejano, Isabel. 
 Elecciones generales. Madrid ante las urnas. 
 Dieciocho formaciones se disputan los treinta y siete escaños de la Comunidad  :   
 Los candidatos a la presidencia, excepto Roca, en estas listas. 
 ABC.    12/06/1986.  Página: 33. Páginas: 1. Párrafos: 16. 

JUEVES 12-6-86

ELECCIONES GENERALES

Madrid ante las urnas

Dieciocho formaciones se disputan los treinta y siete escaños de la Comunidad

Los candidatos a la presidencia, excepto Roca, en estas listas

Madrid. I. M. M.

Casi seiscientos candidatos luchan por los treinta y tres escaños del Congreso. Los aspirantes a los cuatro

del Senado suman cincuenta y uno. Las formaciones que dan la batalla por Madrid son nada menos que

dieciocho. Una auténtica sopa de letras. Sin embargo, mientras los candidatos se lanzan a la campaña, los

madrileños ven aún lejos el 22 de junio.

En la confección de las listas de los partidos o coaliciones más destacados se dice que hubo problemas, y

debió ser verdad, aunque en general los políticos de turno lo niegan. Un miembro del PSOE, diputado

autonómico y portavoz de su grupo en la Asamblea de Madrid, ha dicho que «el único problema que se

suscitó es el de Carlos López Riaño, que al final fue por Madrid, como quería, y en un buen puesto de

salida: el catorce. Pero las guerras internas por el escaño, en este partido se han obviado».

En cuanto a los diputados autonómicos, no se ha incluido a ninguno, «porque es criterio del PSOE evitar

las incompatibilidades. Se han incluido algunos concejales del Ayuntamiento de Madrid, pero que no son

alcalda-bles, y otros concejales del Área Metropolitana. Insisto en que no ha habido problemas en ningún

caso». Sin embargo, la voz popular dice que sí y que Joaquín Leguina, presidente de la Comunidad de

Madrid, tuvo que pelear por dar a sus afectos los puestos que querían. Lo cual no quiere decir que algunos

no hayan tenido que conformarse con los números de «apoyo o relleno» en listas.

También se pudieron producir puntos de fricción en la Coalición Popular. Tras los marcados por el

presidente nacional antes de su viaje a Venezuela, en los momentos en que las listas se estaban

elaborando, se disputaron los puestos que en caso improbable pudieran ser de salida miembros de la Junta

provincial de pueblos y concejales de Ayuntamientos de poblaciones de la periferia. Siguen siendo

puestos de apoyo, pero no todas las esperanzas están perdidas. Se da «casi por seguro» que sale el once, y

hasta se piensa en el catorce. Los aliancistas no han querido meter a los diputados autonómicos; sin

embargo, el PDP, para apoyar a los candidatos con buen número de salida, se han sumado con Ana María

García Armendáriz, José María de Federico Corral y Sebastián Carro Sánchez, ex concejal en el Ayunta-

miento de Getafe y portavoz de la Coalición Popular.

El Partido Reformista Democrático, que encabeza Miguel Roca, causó impacto en Madrid con la

incorporación como primero de la lista por esta provincia de Federico Carlos Sainz de Robles. Sobre todo

en el seno de la Coalición Popular, y más concretamente en Alianza Popular, se habló de «duro golpe»,

porque es evidente que Sainz de Robles puede arrastrar votos, lo que supondría que también podría sacar

escaños. Se habla en estos momentos de aproximadamente cuatro en Madrid. Esto podría hacer bajar las

cotas del PSOE o de la propia Coalición Popular.

Está subiendo, al parecer, el Centro Democrático y Social. «El Suárez ese de Cebreros tiene mucho

gancho», decía el otro día una señora en el mercado de La Cebada. «Y eso que no se le ha ocurrido, como

al ministro Lluch, ponerse a vender nada, que si se pone, lo vende y, además, a mejor precio.» Carlos

Revilla, que fue presidente de la Diputación Provincial por el PSOE, y que sufrió por parte de su propio

partido una faena de acoso y derribo, ocupa el tercer puesto en la lista de Madrid.

En cuanto al Senado, al que se acercan deseosos de escaños diecisiete agrupaciones, coaliciones o

partidos políticos, un candidato de la Coalición Popular ha manifestado que hay que hacer un

llamamiento al voto útil, porque, estadísticamente y salvo alguna excepción, hasta el momento los cuatro

senadores han pertenecido, hasta ahora, a las dos fuerzas políticas mayoritarias en el Congreso de los

Diputados. «Los llamados "bisagras" no han sacado senadores, aunque ahora podría darse el caso, al ser

listas abiertas y haber tanto oponente entre los que elegir. Muchas veces el elector lo hace por simpatías

personales. Debe hacerlo pensando en que la Cámara Alta tiene que ser lo que realmente debe ser; esto es,

una moderación para el Congreso de los Diputados y, evidentemente, una Cámara Territorial.»

Los grupos minoritarios no han debido tener muchos problemas en la elaboración de listas. Pero no

esperan mucho, contra toda esperanza. Aunque se pueden dar sorpresas, naturalmente.

 

< Volver