Autor: ;Semprún, A.. 
 Elecciones generales. 
 La Junta Electoral de Segovia remite el asunto de las matrículas al juzgado  :   
 El Partido Liberal se querella contra Guerra y Palacín. 
 ABC.    13/06/1986.  Página: 25. Páginas: 1. Párrafos: 14. 

VIERNES 13-6-86

ELECCIONES GENERALES

La Junta Electoral de Segovia remite el asunto de las matrículas al juzgado

El Partido Liberal se querella contra Guerra y Palacín

Madrid. E. de Diego y A. Semprún

La Junta Electoral de Segovia, en respuesta a la denuncia presentada por la candidata de Coalición

Popular al Senado Loyola del Palacio, ha decidido dar cuenta al Juzgado de Instrucción, por si fuera

constitutivo de delito, el hecho de que noventa vehículos empleados en las caravanas electorales del

PSOE circulen sin las matrículas reglamentarlas.

La Junta Electoral adoptó los siguientes acuerdos:

«Una vez comprobado que la autorización fue concedida directamente por el director general de Tráfico a

noventa vehículos que llevaran como distintivo en lugar de la placa de matrícula las siglas del PSOE, para

la circulación por todo el territorio nacional, dar cuenta a la Junta Electoral Central por si tal autorización

constituye una infracción del principio de igualdad de las candidaturas.

En segundo lugar, remitir testimonio de la denuncia y dar cuenta al Juzgado de Instrucción de Guardia de

esta ciudad por si el hecho fuese constitutivo de un delito de omisión de placa de matrícula cometido

durante la circulación de los vehículos por esta provincia.

Comunicada que la autorización fue revocada por la propia Dirección General de Tráfico, oficiar a la

Guardia Civil de Tráfico y a la Policía Municipal de Segovia que si se ha visto algún vehículo de estas

características circulando, se de cuenta a la Junta Electoral provincial del nombre del conductor y del

propietario del vehículo».

Querella contra Palacín

Por su parte, el catedrático de Derecho Procesal y presidente del Partido Liberal de Madrid, Andrés de la

Oliva Santos, ha presentado querella contra Alfonso Guerra González, responsable de la Campaña

Electoral del PSOE, y contra José Luís Martín Palacín, director general de Tráfico, como presuntos autor

y cómplice de un delito contra el artículo 279 bis del Código Penal.

Este precepto sanciona la falsificación, sustitución, alteración u omisión de la placa de matrícula legítima

de un vehículo automóvil.

Las querellas se interponen en Madrid, desde donde se supone que partió la caravana del PSOE, y donde

ayer por la tarde fue visto un autobús que circulaba con la falsa matrícula.

La asesoría legal del Partido Liberal de Madrid estudia, además, las posibles acciones jurídicas

pertinentes ante la completa inactividad del fiscal general del Estado respecto a lo que parece una clara

actividad delictiva.

Andrés de la Oliva declaró a ABC que «ciertamente, el presunto delito no sería grave, pero es

ejemplificativo de una actitud general de desprecio al Derecho. Con la presentación de la querella

actuamos como nos invitó el ministro Ledesma durante el debate televisivo. Es decir, actuando

jurídicamente contra los hechos de apariencia delictiva».

Solicitud del PRD

Por otra parte, Alfonso Guerra minimizó ayer en la misma línea que Martín Palacín, la importancia de

estos hechos. Dijo que el alcalde de Palencia había querido demostrar que tenía muchas competencias,

pero que, en su actuación, «se había movido con incompetencia».

También el Partido Reformista de Segovia ha terciado en la polémica. Representantes de esta formación

política presentaron ayer un escrito en la Dirección General de Tráfico solicitando el uso de placas en las

que sólo figuren las siglas PRD. Esta petición responde a la intención de conocer cuál sería la actitud de

Martín Palacín en el caso de un partido distinto del PSOE.

Como ser recordará, la propia Dirección General de Tráfico revocó las autorizaciones concedidas

personalmente por el director general. Estos permisos comenzaron a otorgarse dos días antes del inicio de

la campaña, aunque la contraorden, que no ha sido acatada en su totalidad, no se dio hasta que surgieron

las primeras denuncias.

 

< Volver