Autor: Palma, Luisa. 
 Elecciones generales. 
 Fraga afirma que estamos cosechando ahora la mala negociación socialista con la CEE  :   
 Confianza en la pérdida de la mayoría absoluta y el aumento de CP. 
 ABC.    14/06/1986.  Página: 21. Páginas: 1. Párrafos: 6. 

SÁBADO 14-6-86

ELECCIONES GENERALES

Fraga afirma que estamos cosechando ahora la mala negociación socialista con la CEE

Confianza en la pérdida de la mayoría absoluta y el aumento de CP

Zaragoza. Luisa Palma, enviada especial

Manuel Fraga desmontó ayer la negociación con la CEE que han realizado los socialistas utilizando una

de las críticas más agrias hacia este asunto con las que se ha descolgado hasta el momento, justo cuando

se cumple un año de la firma del Tratado. «Se ha negociado por los pies.» La Coalición está convencida

de que el PSOE pierde la mayoría absoluta, ya que, según afirman, así lo indican tanto los sondeos del

CIS como los propios.

«Se ha hecho -dijo Fraga- una pésima negociación ganadera, agrícola y, sobre todo, pesquera, donde ya

llega un extremo en que cualquiera puede vetarnos ahora la entrada en la Europa azul.» Estas críticas de

Fraga venían a cuento del «gravísimo incidente» que se ha podido producir por culpa del bloqueo del

puerto de Hendaya. «Y todo es porque ahora la gente empieza a darse cuenta que hay muchos sectores

que están olvidados, por ejemplo, la caña de azúcar. Se ha negociado mal y lo que nosotros dijimos

entonces se está comprobando ahora», dijo. Como cabía esperar, en una ciudad como Zaragoza, Fraga no

podía dejar de referirse a los asuntos militares y al uso que han hecho de ellos los demás líderes políticos

en pugna electoral. En el mitin, pronunciado en un pabellón deportivo que se convirtió en una verdadera

sauna tanto por el lleno de gente que registró como por la mala ventilación, Fraga dijo que hubiera

preferido no tener que hablar en esta campaña de tos «problemas obvios» en los que debería haber respeto

y consenso de todo los partidos, sobre todo en cuanto a defensa nacional. «Pero ha sido tal la frivolidad

—añadió- con que se han puesto algunos a hablar, sea del 23-F o sea de un ridículo servicio militar de tres

meses, que en esta capital del espíritu militar de España, quiero dejar claro que yo no soy militarista y que

el fruto de la defensa tiene que ser la paz. No se puede seguir jugando con las cosas serias ni con las

Fuerzas Armadas, que son la columna vertebral del Estado.»

En cuanto a intención de voto, las impresiones de la Coalición a medida que se acerca el día de la

votación se centran todas en la convicción de que el PSOE pierde la mayoría absoluta. Según ha podido

saber este periódico, no sólo los sondeos realizados por la Coalición, sino también los que lleva a cabo el

CIS, apuntan a esta probabilidad. Las expectativas que mantiene la Coalición, según esto, se encuentran

por ahora oscilando en una frontera que abarca desde los 130 a los 140 escaños. Lo que sí parece

confirmarse es la subida del CDS. Según predicen, el partido de Suárez conseguirá al menos una docena

de escaños.

Para este candidato que patea cada rincón y se lleva el polvo pegado a sus zapatos sin tiempo para

sacudírselos, es una espera difícil, llena de incertidumbres. Quizá por eso ayer rezó ante la imagen de San

Antonio (era su festividad) y comió las rosquillas (dos, por supuesto) típicas en esta fecha entre los ara-

goneses. Después no consiguió entrar solo a la ermita de este santo como le hubiera gustado, con lo que

hizo en parte verdad aquella frase suya de que baila al son que le tocan. En cada kilómetro deja Fraga

algún girón de sus sueños y luego disimula diciendo que lo que lamenta es no tener «la experiencia de un

Reagan o de un Balaguer. Yo -dice- todavía estoy muy joven».

Su socio en la Coalición, José Antonio Segurado, ha dicho que para acabar con la violencia en el País

Vasco los partidos de esta Comunidad deberían consensuar el marco de una negociación con ETA. Fraga,

ayer, repuso que la política propugnada por la Coalición en el País Vasco no era otra que la de buscar un

pacto serio para este asunto. «Eso es lo que dice Segurado —añadió- y yo entiendo un pacto que

contemple medidas jurídicas y de otra índole, pero no lo entiendo, y estoy seguro que tampoco Segurado,

para negociar con ETA.

Fraga, que cree firmemente que el centro derecha es la Coalición Popular {«eso es el catón», dice), opina

que él ha sido fiel a la teoría del centro: «Nadie me ha negado esa propiedad -dijo- y ahora sólo se discute

si me lo dejé robar o no.» Afirma Fraga que él nunca ha planteado una crítica a que un partido tenga la

mayoría absoluta. «Lo único que hemos hecho es denunciar una cierta interpretación de la mayoría, la del

rodillo, pues la minoría tiene sus derechos y entre ellos la de hacerse oír. Desde luego, no ha sido

respetado durante esta legislatura.

 

< Volver