Autor: López Agudín, Fernando. 
 Elecciones generales. 
 José Antonio Segurado: Una mayoría absoluta socialista me parecería peligrosa para la convivencia y tolerancia de los españoles  :   
 El grado de tolerancia que introdujo UCD en la política fue admirable. 
 ABC.    14/06/1986.  Página: 28-29. Páginas: 2. Párrafos: 21. 

28/ A BC

14-6-86

ELECCIONES GENERALES

José Antonio Segurado: «Una mayoría absoluta socialista n parecería peligrosa para la convivencia y

tolerancia de los españoles

«El grado de tolerancia que introdujo UCD en la política fue admirable»

«Antes de un parado hay siempre una ero presa en dificultades»

• «No es extraño que no haya un clima de confianza en el empresario español que le permita competir»

La vertiente liberal de Coalición Popular está representada por la figura de José Antonio Segurado.

Procedente def mundo de la empresa, fundador y presidente del Partido Liberal Integrado en CP, es uno

de los hombres que más contribuyen al Intento de centrar la coalición de la que es uno de los tres

principales dirigentes. A pesar de que su incorporación a la actividad política es relativamente reciente,

siempre en relación con la mayoría de los candidatos, José Antonio Segurado es ya uno de los más

importantes exponentes de una derecha democrática y europea en la sociedad española. De él se puede

decir que hoy cuenta más que ayer y menos que mañana. Sobre todo a partir de los resultados que se

produzcan el 22 de junio.

-Recientemente e! presidente del Gobierno en una conversación con los periodistas ha afirmado que

Coalición Popular no sobrevivirá como tal las elecciones del 22 de junio. A pesar de que tanto usted como

los restantes dirigentes de Coalición Popular han de-mentido este análisis de) presidente... poco después

el vicepresidente del Gobierno insistía en las mismas declaraciones.

-Yo creo que es una táctica perfectamente calculada del PSOE para no hablar de tos cinco o seis grandes

problemas que el país tiene. Nosotros como dirigentes de Coalición Popular estamos tratando tanto en ei

programa como en nuestras comparecencias de hablar de la situación económica y del paro, de los

impuestos, de los temas de inseguridad ciudadana, de la droga, del funcionamiento de las libertades, que,

a lodos los niveles, son tos cuatro o cinco grandes problemas que preocupan a los españoles... Como está

daro que el presidente González y el vicepresidente Guerra no desean en ninguna circunstancia hablar de

esos temas, porque su balance es francamente negativo, han utilizado una técnica que es distraer al

personal hablando de Coalición Popular. Yo tengo que decirte que Coalición Popular goza de una

magnífica salud y que esperamos que la confianza de los españoles nos permita formar Gobierno.

-¿Entonces usted cree que el desarrollo de la campaña no está siendo protagonizada por los grandes temas

que habría que cubrir en una convocatoria electoral?

-Hombre, yo le dejo a usted que juzgue la realidad. Es que a mí me parece escandaloso el hecho de que en

todas las comparecencias del presidente del Gobierno no se hable en absoluto de estos temas. Nosotros,

además, y en particular yo, en todos y en cada uno be mis actos lo que hago es reflexionar en voz alta y

hacer cuatro o cinco interrogantes. El votante español, antes de depositar su voto, lógicamente se

pregunta: ¿Vive mejor o peor que hace cuatro años? ¿En su entorno familiar, en su entorno social de

amigos, hay más o menos parados? ¿Hay más o menos oportunidades de trabajo? ¿La ciudad es más

alegre o más segura, o es mucho menos alegre y mucho más insegura?´ ¿Hay más o menos droga en las

calles? ¿Las libertades funcionan mejor o peor? ¿Con los impuestos que se pagan se obtiene como

contraprestación una justicia más rápida? ¿Mejor dotada? ¿Que inspira más confianza? ¿Nos dan una

sanidad mejor o peor? ¿Y realmente se obtiene una red de carreteras mejor o peor? Dependiendo de cuál

es el -sentido de la contestación a esas preguntas, el votante, y es un votante enormemente reflexivo, tiene

que votar socialista si es que las respuestas son positivas, o votar Coalición Popular, que son los dos

únicos votos útiles que pueden hacer para formar Gobierno; todo lo demás es absolutamente legítimo,

pero sin ninguna posibilidad de formar Gobierno.

-La política económica de los socialistas ha estado presidida por recetas de corte neoliberal, alejada de la

más mínima ortodoxia socialdemócrata. Como exponente del liberalismo, ¿qué opinión le merece tanto la

expropiación de una teoría ajena como su aplicación por parte del PSOE?

—Yo me permitiría disentir modestamente de una afirmación que usted ha hecho en su pregunta. En

absoluto estoy de acuerdo con que estos señores hayan hecho una política de corte neoliberal; estos

señores son unos sociaWemócratas como la copa de un pino, más o menos pragmáticos, más o menos ra-

dicales. Pero el balance, el balance de la economía es importantísimo. ¿Cuál es el balance económico?

Dos luces y cuatro sombras, dos tuces claras que yo admito. La primera es el dominio de la inflación.

Ellos en cuatro artos la han bajado del 14 al 8 por 100, aunque el diferencial de inflación con nuestros

competidores de hace cuatro años era de cuatro puntos y medio, y ahora sube a cinco puntos. Y bien es

cierto que las circunstancias exteriores: depreciación del dólar, baja del petróleo, de materias primas, gran

tirón de la economía mundial, no son ajenas a esta bajada, pero es una luz y yo encantado se la reconozco.

Una segunda luz es el comportamiento del sector exterior, mucho más equilibrado, pasamos del signo

negativo al signo positivo en las balanzas... Un ligero incremento de nuestras reservas. Al lado de eso tas

cuatro sombras: en cuatro años un 40 por 100 más de parados, cifras oficiales, hablo de... ochocientos y

pico mil más parados en cuatro años. Jugando estrictamente con las cifras oficiales, sin las modificaciones

introducidas en el informe del Banco de España, el 65 por 100 más de déficit público en cuatro años... se

ha multiplicado el endeudamiento de una manera extraordinaria, 141 por 100 más de endeudamiento

total; en cuatro años ha habido una disminución de la renta per cápita de 4,700 dólares a 4,300. En una

palabra, más pobres, más endeudados y lo que es más grave de todo esto, como consecuencia de esas

cuatro grandes sombras que yo digo, una empresa española menos competitiva, con marco de relaciones

laborales que no le permite competir con sus homologas europeas y con una Seguridad Social que es un

impuesto que grava su com-petitividad. Con todo esto no es extraño que no haya un clima de confianza en

el empresario español que permita competir, y usted recordará probablemente una frase que yo he

utilizado varias veces: antes de un parado siempre hay una empresa en dificultades.

—Coalición Popular ha reiterado en diversas ocasiones la necesidad de llegar a un acuerdo con fuerzas

afines o con fuerzas no socialistas. Este llamamiento ha sido rechazado por el Partido Reformista. Hace

pocos días usted volvía a insistir en la necesidad de llegar, al menos, a unos acuerdos parciales en algunas

provincias en los que tos candidatos del Partido Reformista podrían retirarse. De nuevo este

planteamiento suyo ha sido rechazado por el Partido Reformista. ¿Por qué cree usted que es imposible o

que ha sido imposible este acuerdo entre estas dos opciones?

Permítame que te haga una brevísima historia. En enera de 1982 pronuncié una modesta conferencia en el

Club Siglo XXI. Delante de algunos ministros de UCD defendí la necesidad de listas únicas UCD-

Atianza Popular para aquellas elecciones. En aquellos momentos era dirigente empresarial, presidente de

la patronal madrileña y vicepresidente de la española. Aquella idea desgraciadamente no cuajó. Es decir,

yo llevo muchos años diciendo que la ley Electoral española no me gusta, y creo que es mejorable;

introduce unas reglas de juego durísimas y esas reglas de juego obligan a que para tratar de crear una gran

alternativa al PSOE se necesita dejar de lado muchos personalismos. Desde el momento en que estoy en

política, enero del 85. me dedico fundamentalmente a crear esa gran alternativa... Ni yo ni muchas

personas podrán entender nunca que lo que fueron capaces de hacer personas tan distintas como Barre,

Chirac y Giscard d´Estaing; por cierto, los tres primeros ministros y uno

«Nosotros tenemos que pactar con Convergencia i Unió y lo que pueda representar, mucho o poco, el

Partido Reformista» e ellos nada más y nada menos que jefe de istado, aquí naya sido imposible realizarlo

mtre cuatro. Lo hemos hecho tres y el cuarto ia decidido no hacerlo, lo intenté con et presidente Pujol, lo

he intentado con Miguel Roca y lo he intentado con el «lendakari» Ardanza.

»Aquí no hay nada más que dos posibilidades de voto útil; una, los que se sienten socialistas tienen que

votar PSOE; dos, ios que se sienten liberal conservadores tienen que votar Coalición Popular. ¿Por qué?...

Porque en la historia reciente de las elecciones en España, las tres primeras elecciones que hemos

celebrado, hay una regla que yo suelo Hamar de los trescientos. Y es que entre la primera fuerza política y

la segunda se sacan siempre trescientos diputados, unos pocos menos o unos pocos más, depende del

reparto y, por tanto, lo que queda para el resto de las fuerzas políticas, Cuarenta y tantos diputados, para

los dos partidos nacionalistas, para los tres o cuatro partidos que aspiran nada más que a un diputado,

como usted sabe, Herri Batasuna, Agrupación Tinerfeña Independiente y después un resto pequeño para

las dos opciones comunistas, la opción del CDS y la opción Reformista. Yo, sinceramente, creo que a

finales del siglo XX, ante la magnitud de los problemas estructurales que tiene España de tipo económico,

ante todas las asignaturas pendientes, este país necesita un Gobierno fuerte y sólo dos fuerzas políticas se

lo pueden dar. Una, el socialismo, y otra, Coalición Popular. Dentro de esa teoría del voto útil lo que he

dicho es que ei día 22 a las ocho de la noche o el día 23 por la mañana, cuando conozcamos los

resultados, nos vamos a dar cuenta del desperdicio que significa muchos miles de votos en muchos sitios

de España que no tienen ni la más mínima posibilidad de llegar a aspirar a obtener el 10 o el 15 por 100

de los votos necesarios para sacar un diputado, y que en el fondo pertenecen a programas y a personas

que están en un 99,99 por 100 con el programa de Coalición Popular... Porque ése es un punto esencial, el

programa de Coalición Popular no deja espacio político a la derecha del PSOE, no deja ningún espacio

político. No hay una sola discrepancia con esa otra fuerza. Convergencia I Untó, que es la fuerza que

realmente es importante en este momento en número de diputados. Yo he escuchado esta mañana al señor

Arzallus ofrecer un pacto de legislatura al PSOE, por tanto, es evidente que no piensa pactar con

Coalición Popular. Nosotros tenemos que pactar con Convergencia I Untó y to que pueda representar,

poco o mucho, yo no tengo por qué decirlo, el Partido Reformista Democrático.

Ese cálculo aritmético que usted hace no se traduce en una coalición política con los reformistas. Cuál es

el factor fundamental que a su juicio lo impide, ¿un factor histórico?, ¿un factor político?, ¿un factor

personal?

—Quiero ser enormemente respetuoso con dirigentes que personalmente me caen muy bien y a los que

deseo el máximo éxito electoral, porque sé lo difícil que es hacer eso. Tengo la sensación de que ha

habido cuestiones personales indiscutiblemente, y que ha debido de haber un análisis político distinto. A

mí me parece que es una equivocación, me parece que el escenario más inteligente, sin duda ninguna,

hubiera sido crear una alternativa grande, como es Coalición Popular. No se ha podido hacer; es leche

derramada, como dice un gran amigo mío judío y, por tanto, vamos a ver qué dicen los votantes que son

los únicos que no se confunden en una democracia.

-Si se reedita la mayoría absoluta del PSOE como apuntan algunos sondeos, ¿qué consecuencias se

desprenderían para el conjunto de la sociedad española y cuáles deberían ser las reorientaciones que una

alternativa liberal debería decidir a la vista de estos hipotéticos resultados?

-El escenario me parece muy poco probable. Sería curioso que fuéramos el único país conjuntamente con

Grecia, de tos doce que componen la Comunidad Económica Europea, que no escogiese la opción liberal

como gran solución a todos los problemas que España tiene. Me parece que el pueblo español es lo

suficientemente maduro como para saber que en diez países de (os doce de la Comunidad Económica

Europea y los tres grandes países donde existen más libertad, y donde probablemente existe mayor

bienestar del mundo fuera de la Comunidad Económica Europea, son los Estados Unidos, Japón y

Canadá, tienen Gobierno liberal conservador. Bien, pero suponga usted que se produce «Con el nombre

histórico del Partido Liberal va a existir un grupo parlamentario de cierta importancia»

Una mayoría del PSOE. En esa hipótesis tengo que decirle que si esa mayoría se produce me parecería

claramente peligrosa para los hábitos de convivencia y de tolerancia que hemos conseguido entre todos

tos españoles en los últimos años... No es ningún secreto que yo discrepé de algunas actitudes concretas

de tos Gobiernos de UCD, y discrepé de ellos porque tes voté dos veces y, por tanto, tenía mucho derecho

a discrepar. Pero hay que reconocer que el grado de tolerancia que se introdujo en la vida política

española de respeto al adversario, de respeto a la oposición fue admirable. Los señores socialistas en tos

dos últimos años han hecho gala de una prepotencia y una arrogancia y una manipulación en televisión

intolerable.

-Usted discrepa hoy de un alto cargo socialista e inmediatamente se convierte en enemigo, llegan las

descalificaciones, los insultos personales. Lo remito a las frases divertidas del vicepresidente Guerra que

producen rubor en cualquier político de corte occidental moderado. Me parecería, yo he dicho en frase

coloquial, sin ningún tipo peyorativo, que el pueblo español sería masoquista votando socialista después

de todo esto.

Pero puede ser, puede ser. En cuanto al análisis de estos resultados hay que estudiarlos inmediatamente.

Tengo la intención de convocar a las cuarenta y ocho horas del día 24 por la mañana un comité ejecutivo

y, probablemente también, un consejo político para examinar en profundidad el resultado electoral, lo que

se ha hecho en la campaña, cómo se ha hecho la campaña y nuestra estrategia de futuro. Recordándole

que yo me he presentado a las elecciones dentro de un pacto de Coalición Popular y que si el señor Segu-

rado como presidente de un colectivo con la unanimidad de sus órganos de gobierno firmó un pacto es

para cumplirlo, antes, en y después de las elecciones.

-Si se reeditara la mayoría absoluta del PSOE evidentemente sería un grave problema para las distintas

alternativas. - -Sí.

-Y quizá habría que efectuar alguna reorientacion o modificación....

Tiene usted toda la razón. Los órganos de gobierno del Partido Liberal empezaríamos a estudiar cuál

debería ser la actitud para presentar una opción lo más inteligente, lo más sólida, lo más cohesionada

posible en las elecciones autonómicas y en las elecciones locales, que están a la vuelta de la esquina,

porque nos faltan ocho o nueve meses y después para las próximas elecciones genreales. Comprendo que

para muchos españoles unas elecciones generales, en este caso ya las cuartas, son un acto importantísimo,

pero en la vida de un pueblo no deja de ser una anécdota. Después de estas elecciones vendrán otras.

-Dentro de esa labor de hacer una gran oposición o de formar un Gobierno, ¿cuáles son las perspectivas

del Partido Liberal?

-Dependiendo de los resultados con el nombre histórico de Partido Liberal va a existir un partido

parlamentario de cierta importancia. Si ganamos por mayoría absoluta habrá dieciocho o diecinueve, si

obtenemos un resultado que nos permita formar Gobierno, quince o dieciséis, y a partir de ahí el número

que usted quiera, catorce, trece, doce, como aplicación de los pactos, y en el Senado exactamente igual.

Lejos de ser ese grupo parlamentario una meta para el Partido Liberal es el auténtico comienzo. Puedo

decirle que he recorrido prácticamente la totalidad de las Comunidades autónomas, muchísimas

provincias, y me quedan muy pocas provincias por recorrer y que nuestro mensaje es verdaderamente

escuchado con un gran respeto. Y en el fondo lo que nosotros estamos vendiendo, si me permite esta frase

de marketing, es libertad en dosis extraordinarias.

Fernando LÓPEZ AGUDIN

 

< Volver