Autor: ;Diego, Enrique de. 
 Elecciones generales. 
 La querella del PL sobre las matrículas pide que declaren Guerra y Palacín  :   
 El respeto al Código debería ser ejemplar en el director de Tráfico. 
 ABC.    15/06/1986.  Página: 28. Páginas: 1. Párrafos: 13. 

DOMINGO 15-6-86

La querella del PL sobre las matrículas pide que declaren Guerra y Palacín

«El respeto al Código debería ser ejemplar en el director de Tráfico»

Madrid. Alfredo Semprún y Enrique de Diego

La querella del Partido Liberal de Madrid por presunto delito de los vehículos electorales del PSOE por la

utilización de las siglas del partido como matrícula pide que declaren Alfonso Guerra y José Luis Martín

Palacín. La querella pide que los vehículos exhiban «documentos relativos a una posible matrícula

legítima, tarjeta de transporte y permiso de circulación».

La citada querella, presentada por el catedrático Andrés de la Oliva, da por hecho probado la existencia de

caravanas electorales que no llevan placas de matrícula legítima, sino, «en su lugar, unas en las que se

leen las letras PSOE». «Esto parece a todas luces perfectamente subsumible en la sustitución u omisión de

¡a placa de matrícula legítima de vehículo automóvil, que el artículo 279 bis del vigente Código Penal

sanciona con las penas de arresto mayor o multa de treinta mil a ciento cincuenta mil pesetas.»

Se considera principal responsable a Alfonso Guerra como director de la campaña del PSOE. Por otra

parte, «parece fuera de duda que el querellado José Luis Martín Palacín ha emitido una especie de

"autorizaciones" para circular con las mentadas placas PSOE, pese a que, por razón de su cargo de

director general de Tráfico, debía saber, y sin duda sabía, que su conducta era ilícita y coadyuvaba a una

infracción tipificada en el Código Penal, además del censurable carácter de la circulación de autobuses en

esas condiciones, desde diversos puntos de vista, entre los que destaca el del acatamiento al Código de la

Circulación, que precisamente debería ser ejemplar en la persona del director general de Tráfico».

Andrés de la Oliva pide la declaración de Alfonso Guerra y José Luis Martín Palacín. También

«declaraciones de la persona o personas que resulten ser responsables de las caravanas electorales del

Partido Socialista Obrero Español, para que informen sobre los hechos objeto de esta querella y exhiban

la documentación que obre en su poder relativa a la circulación de vehículos automóviles con placas en

las que sólo figuren las letras PSOE. En concreto, debe pedírseles que exhiban documentos relativos a

una posible matrícula legítima, tarjeta de transporte y permiso de circulación».

«Mandamientos y oficios a la Delegación de Tráfico de la provincia de Segovia, a la Alcaldía de Patencia

y a las Agrupaciones de Tráfico de la Guardia Civil de todas las provincias españolas para que informen

sobre la presencia en vías públicas de vehículos automóviles con placas en las que sólo aparecen las letras

PSOE, así como de incidencia, que con tal motivo se hayan producido.»

«Inspección ocular de los archivos de la Dirección General de Tráfico, así como de sus libros-registro,

para la comprobación de la certeza de la emisión de las citadas autorizaciones.»

También pide «dirigir exposición u oficio a la Diputación Permanente de las Cortes solicitando

certificación relativa a la concurrencia o no, en los querellados don Alfonso Guerra González y don José

Luis Martín Palacín, de la condición de miembros de dicha Diputación».

La querella pide que «se practiquen las diligencias que se solicitan y otras que se estimen conducentes,

procediendo, en su caso, a la inculpación de los querellados y a requerir de los querellados la prestación

de fianza bastante para responder de las responsabilidades pecuniarias en que hubieren podido incurrir

decretando e) embargo de bienes suficientes si no presentasen fianza».

Además de esta querella del Partido Liberal de Madrid, el Juzgado de Segovia debe decidir sobre la

denuncia de Loyola de Palacio, tramitada por la Junta Electoral. El citado Juzgado debe pronunciarse

igualmente «por si el hecho fuese constitutivo de delito de omisión de placa de matrícula ».

Asimismo, la Junta Electoral Central deberá responder a la pregunta de si la autorización directa de José

Luis Martín Palacín, director general de Tráfico, a noventa vehículos para circular con las matrículas del

partido en el Poder, al que pertenece Martín Palacín, puede constituir una infracción del principio de

igualdad de las candidaturas.

Otro trámite legal se lleva en la Audiencia de Albacete, a raíz de la detención por la Guardia Civil de uno

de los vehículos publicitarios socialistas, y que fue puesto a disposición judicial.

Esta furgoneta de la caravana publicitaria, que llevaba una matricula del PSOE, detenida en las

inmediaciones de Albacete, continuó su camino ayer, después que el responsable de la misma exhibiera

ante el juez el permiso correspondiente, expedido en Madrid. Dicho permiso «autoriza que el vehículo

circule desde el 27 de mayo al 24 de junio llevando sobrepuestas a las placas de matrícula delantera y

posterio´ las siglas del Partido Socialista Obrero Español», añadiendo además que se hace responsable del

cumplimiento de «las normas de circulación de este vehículo el jefe de la caravana, César López Dóriga».

El escrito está firmado por el director general de Tráfico, José Luis Martín Palacín.

Una sombra de duda existente sobre esta serie de hechos es la razón por la que estos vehículos no se

matricularon desde el primer momento, o de que se hayan pedido matrículas provisionales en cada uno de

los conflictos surgidos. Las dudas se establecen, sobre todo, por la rapidez y celeridad con las que la

actual normativa de Tráfico permite conseguir las adecuadas y legítimas placas de matrícula.

 

< Volver