Autor: S. N.. 
   Las encuestas se convirtieron en el eje principal de la campaña electoral  :   
 Fraga: El mejor sondeo será el del día 22 en las urnas. 
 ABC.    16/06/1986.  Páginas: 1. Párrafos: 7. 

Las encuestas se convirtieron en el eje principal de la campaña electoral

Fraga: «El mejor sondeo será el del día 22 en las urnas»

Madrid. S.N.

Las encuestas electorales publicadas en los diferentes medios informativos centraron ayer el grueso de las

intervenciones de los líderes políticos. Cada cual enjuició los resultados de los sondeos para criticarlos o

apoyarlos, según les perjudicaba o favorecía. Todos, sin embargo, parecieron coincidir en lo que Manuel

Fraga sintetizó en un mitin celebrado en Valencia: «No hay mejor encuesta -dijo- que la del día 22 en las

urnas.»

El jefe de la oposición no quiso conceder excesiva importancia a las encuestas publicadas ayer y señaló

que en los sondeos «hay siempre un porcentaje alto de indecisos que luego dan lugar a sorpresas y

movilidad de voto». Fraga dijo que «a pesar de todo vamos a salir ganadores», y centró su intervención en

criticar la gestión del Gobierno socialista, y dijo que «los socialistas se han cargado el autogobierno de los

jueces». También dijo que los obispos tienen el mismo derecho a decir cuáles son los partidos que se

alejan de la doctrina católica que los sindicatos. Fraga se autocalificó como el hombre político con más

experiencia en España, y señaló que «a mi lado todos los demás son pigmeos».

El líder del PDP, Osear Alzaga, comentó ampliamente los datos de las encuestas, y afirmó que «de

acuerdo con la experiencia de los comicios anteriores, Coalición Popular siempre logra al final más

escaños de los que vaticinan los sondeos». Alzaga dijo que en las encuestas publicadas ayer se aprecian

diferencias sensibles y que se «hace patente el progresivo desgaste del PSOE. Los socialistas no sólo no

van a sacar mayoría absoluta, sino que tampoco la mayoría relativa».

Felipe González también aludió a las encuestas, y manifestó que cumplía con «mi obligación al pedir un

respaldo mayofitario para mi partido», si bien matizó que no tiene «la completa seguridad» de lograr la

mayoría absoluta. Alfonso Guerra fue más explícito y dijo en Sevilla que los sondeos parecen estar

dirigidos a que se pierda el voto o se disperse hacia grupos pequeños. «Parecen estar dirigidos -añadió- a

que la gente pueda pensar que todo está decidido, y se pierda el voto o se disperse. Nosotros necesitamos

los votos de todos.»

Miguel Roca, a su vez, manifestó en Barcelona que «los chicos de las encuestas no salen de sus

despachos», y aseguró que los sondeos se hacen «con ligereza». No obstante, Roca dijo que un sondeo del

CIS cifraba en un ocho por ciento la intención del voto para el PRD y se mostró satisfecho por las

expectativas de voto que las encuestas conceden a Convergencia i Unió. Concretamente, Roca dijo que

CiU sacará dos diputados más que el PSOE en Cataluña.

El líder de Izquierda Unida, Gerardo Iglesias, señaló en Madrid que hay algunas encuestas que hacen el

juego al PSOE y pretenden atemorizar al electorado presentado a Manuel Fraga como el peligro real.

Iglesias dijo que la clase trabajadora no puede dar su voto al PSOE sin ir contra su propia conciencia.

Carrillo, por su parte, dijo no creer en las encuestas «porque el electorado confunde a la coalición que

lidera Iglesias con Unidad Comunista».

Adolfo Suárez, por su parte, ganó una apuesta simbólica a las dos mil personas que asistieran a su mitin

celebrado en la capital cordobesa. A esa misma hora, Guerra daba un mitin en la plaza de toros, y Suárez

aseguró que «en estos momentos Guerra me estará insultando». Y en efecto, Guerra dijo en esos

momentos que Suárez era «un aristócrata de nuevo cuño que viene hablando y prometiendo mucho".

 

< Volver